Granada CF

Gazpacho para brindar por el Granada más andalusí

Brindan con un gazpacho, y en copas de cava de izquierda a derecha y arriba, Víctor Díaz, Puertas, Adri Castellano, Javi Varas, Quini, José Antonio Martínez y Fede Vico, y abajo, Álex Martínez, Rodri, Baena, Germán, Joselu y Vadillo. /C. GUISADO
Brindan con un gazpacho, y en copas de cava de izquierda a derecha y arriba, Víctor Díaz, Puertas, Adri Castellano, Javi Varas, Quini, José Antonio Martínez y Fede Vico, y abajo, Álex Martínez, Rodri, Baena, Germán, Joselu y Vadillo. / C. GUISADO

Trece de los rojiblancos que se concentran esta pretemporada con el equipo, nacieron a ambas orillas del Guadalquivir. Talento andaluz que podría dar una circunstancia histórica, un once íntegramente andaluz, aunque sin granadinos

CÉSAR GUISADOORIHUELA

El gazpacho se sirve en plato en alicante. Se toma con una cuchara y se acompaña de unos trozos de cebolla, huevo duro, picatoste y sí, hasta pimiento rojo. '¡Vade retro!' diría algún andaluz. Eso sí, en el Real Club de Golf Campoamor, durante estos días se sirve bien pasado por la Turmix y en vaso. Acaso también en copas de cava, por si hace falta brindar con un trago fresquito.

Saben en las cuidadas instalaciones alicantinas no ya que se aloja el Granada, sino que en su plantilla militan catorce futbolistas andaluces. Catorce. Sin duda es el Granada más andalusí de cuantos se recuerdan echando la vista atrás. Qué lejos queda aquel suflé con forma de ONU rojiblanca que lejos quedó de cuajar.

Repiten ocho de la pasada campaña Javi Varas, Quini, Víctor Díaz, Germán, Álex Martínez, Raúl Baena, Antonio Puertas y Joselu. Adri Castellano promociona desde el filial y cuatro han sido las nuevas incorporaciones, el recién llegado José Antonio Martínez, Fede Vico, Álvaro Vadillo y Rodri. Y a estos hay que sumarle a José Antonio González, futbolista con plaza en el filial, pero que estos días comparte concentración con los del primer equipo, buscando también agradar a Diego Martínez. Que es gallego, por cierto, pero un granadino egresado en la otrora INEF.

Curiosamente ninguno de estos jugadores nació a las faldas de la Alhambra. El talento granadino, que lo hay, de momento migra buscando otros horizontes. Juanan Entrena, el último de la casa en debutar con el primer equipo prueba suerte esta temporada en el Omonoia chipriota, después de pasar por el Rudes de Zagreb, donde jugó siendo un préstamo del Alavés.

Durante el entrenamiento del martes, un compañero se quejó de la dureza con la que se empleó Vadillo para disputarle un balón. Se había hecho daño. «¡Yo lo he visto mordiéndose la lengua cuando iba a por ti!», le bromeó Manolo Lucena desde la banda, echándole hielo al asunto. Que no iba a más, pero la malafollá también sirve para la distensión y los sevillanos, onubenses, cordobeses y malagueños se hacen a ella. El comentario levantó las risas de los jugadores que estaban cerca. Se respira buen rollo en Campoamor. Raúl Baena está enchufado. Tanto que también se emplea duro cuando tiene que hacerse con un balón dividido. «¡Los malagueños siempre van con todo!», se escucha desde el verde.

El deje y la piña

El acento ayuda a hacer piña. Entre la sesión de entrenamiento de la mañana y el almuerzo, los trece andaluces de la primera plantilla se reúnen en torno a la mesa para brindar con un gazpacho. Gazpacho andaluz, por supuesto. «A Rodri tendréis que pixelarle la cara o algo, porque este es de Soria», arremeten. «Que yo nací en Soria porque mi madre es de allí, pero me crié en Sevilla y me siento andaluz», se defiende en corto, con el redactor.

Reunidos por IDEAL, los jugadores compartieron mesa, brindis y mantel durante unos minutos. No faltó Javi Varas y el detalle deja espacio para el análisis porque el jugador no se había entrenado por la mañana por estar pasando por un proceso de fiebre. Pero no quiso faltar. Sacó su gen andaluz. Reivindicando la tierra. También su presencia en el equipo. El capitán tira de galones. Y hasta que nadie diga lo contrario, continúa siendo un jugador importante en el vestuario.

Uno a uno

Curiosamente, los andaluces más jóvenes de este plantel son dos cordobeses, se desempeñan en el mismo lateral y se llevan días. El benjamín es Adri Castellano, que nació un 26 de junio de 1994, ocho días antes que Fede Vico. Lateral y extremo zurdo, respectivamente, son paisanos de Quini. Si los más jóvenes vienen de la Mezquita, el más veterano jugó al balón no muy lejos de la Giralda. Es Javi Varas, que nació hace treinta y cinco años en el barrio hispalense de Pino Montano, no muy lejos de donde se criaron Víctor Díaz, Álex Martínez y Rodri, un sevillano castellano leonés.

Cierran la lista dos onubenses. Joselu, que es de Cartaya y José Antonio Martínez, de la Palma del Condado. Dos gaditanos, el isleño Germán, de San Fernando y Álvaro Vadillo, que es de Puerto Real. Un costasoleño, de Torrox: Baena. Y el almeriense Puertas, de Benahadux.

En la pizarra

Sí. La circunstancia daría a Diego Martínez para dibujar un once andaluz. Y no sería una rareza durante una de las cuarenta y dos jornadas. A falta de que dé comienzo la temporada y esto despeje dudas sobre posibles entradas y salidas en el vestuario, a día de hoy podría armarse una alineación andalusí con Javi Varas en la portería. En el lateral izquierdo se colocaría Álex Martínez, que podría ser sustituido en la segunda mitad por Adri Castellano. Centralidad en la zaga para Germán y José Antonio Martínez. El lateral derecho para Víctor Díaz, con minutos también para Quini. El pivote es para Raúl Baena.

Álvaro Vadillo se desempeñaría como extremo diestro, una faceta en la que sacó nota ante el Extremadura, durante el anterior partido amistoso. Zona del media punta para Puertas y Joselu, que actúa como un enganche con el delantero, recibiendo con espacios para la carrera y finalización. Fede Vico pegado al extremo zurdo y Rodri, es el hombre más adelantado.

Y como la temporada es larga, el entrenador puede pescar en el filial. Sobre todo a quien conoce bien, un cordobés más que estos días, aunque con plaza en el Recreativo, quiere agradar entre los primeros espadas. José Antonio González, de Puente Genil, puede entrar en esta lista. Talento no falta a ambas orillas del Guadalquivir. No pinta mal.

 

Fotos

Vídeos