Granada CF

La 'fórmula Rayo', un espejo en el que el Granada puede mirarse

Bebé controla un balón ante Álex Martínez en el Granada-Rayo de la pasada campaña. //IDEAL
Bebé controla un balón ante Álex Martínez en el Granada-Rayo de la pasada campaña. / /IDEAL

El equipo de Vallecas fichó poco pero bien el pasado mercado de invierno: un futbolista de nivel con ganas de minutos y dos atacantes que conocían 'la casa'

ANTONIO NAVARRO GRANADA

Buscará el Granada en esta edición del mercado invernal refuerzos que le ayuden a mejorar las carencias que tiene la plantilla rojiblanca, pero con la premisa de que los posibles fichajes no entorpezcan el buen funcionamiento del equipo granadino hasta la fecha, en el que la solidez y el compromiso de todos sus jugadores lo han llevado a finalizar el año 2018 en lo más alto de la tabla de Segunda división.

Un club con el que los rojiblancos guardan muchas similitudes y que podría servir como un espejo en el que mirarse es el Rayo Vallecano. Con la entidad de la franja el Granada compartió el tren hacia Primera en la temporada 2010/11 y luego, cuando ambos equipos regresaron a la división de plata, sus ambiciosos planes hicieron que el batacazo fuese sonado: ambos querían ascender por la vía rápida, pero el Granada quedó décimo (2017/18) y el Rayo duodécimo (2016/17). Esta decepción le sirvió de aprendizaje a los de Vallecas, y de momento también a los granadinos, para planificar el año siguiente.

El grupo comandado por Miguel Ángel Sánchez 'Míchel' reunió en verano más hombres que nombres y fue un equipo muy fiable durante la primera vuelta, que acabó en quinto lugar. En el mercado invernal el Rayo se afanó en solucionar sus carencias y en que lo que había funcionado en la primera vuelta (el crecimiento de Fran Beltrán, el rendimiento de Trejo y Embarba, los goles de Raúl De Tomas, etc) siguiera haciéndolo y lo consiguió, hasta tal punto de que acabó proclamándose campeón de Liga.

Solo hizo tres movimientos el equipo de Vallecas en enero de 2018, pero fueron suficientes para mejorar lo que ya tenía y ascender a Primera: firmó a Elustondo (mediocampista con experiencia en el fútbol profesional que no estaba jugando nada en el Athletic) y a otros dos atacantes que ya conocían el club: Bebé (cedido por el Eibar) y Emiliano Armenteros, mediapunta que ya participó en aquel otro ascenso del curso 2010/11.

 

Fotos

Vídeos