El Informe: Las Palmas

Las expectativas no se cumplen

Una acción del partido de la primera vuelta en el estadio Gran Canaria, entre Las Palmas y el Granada. /LOF
Una acción del partido de la primera vuelta en el estadio Gran Canaria, entre Las Palmas y el Granada. / LOF

Las Palmas partió como uno de los claros favoritos para lograr el ascenso, pero su propósito no se hace realidad y ya le ha costado el puesto a dos entrenadores

JULIO PIÑEROGRANADA

Las Palmas partió esta temporada con el claro propósito de regresar en el primer intento a la máxima categoría. Con el segundo tope salarial más alto, acometió una remodelación en la plantilla. Se quedó con pocos jugadores tras el descenso y fue como empezar de cero para olvidar lo antes posible un año malo. El fichaje estrella fue el de Rubén Castro, pero también llegaron otras incorporaciones contrastadas para competir en Segunda, lo que hizo pensar que el equipo contaba con suficiente potencial para estar arriba desde el principio.

El elegido para el banquillo fue Manolo Jiménez. El técnico sevillano había tenido experiencias positivas en el extranjero y la directiva de la entidad canaria pensó que era el hombre idóneo para conducir por buen camino ese ambicioso proyecto que se había creado. Sin embargo, a las primeras de cambio se vio que las expectativas no se vieron reflejadas en el terreno de juego.

Los malos resultados derivaron en noviembre en el despido de Jiménez y fue contratado otro entrenador experimentado. En este caso Paco Herrera, que ya contaba con un pasado glorioso en el equipo. Pero esta segunda etapa no fue tan buena. El rendimiento apenas mejoró y hace pocas semanas también fue despedido. Se recurrió de nuevo a otro técnico con experiencia para intentar recuperar el terreno perdido. Fue Pepe Mel el nombrado para intentar darle la vuelta a la situación.

El preparador madrileño lleva solo dos partidos al frente del equipo. Poco tiempo para saber si con él se va a producir al fin el cambio deseado. Su llegada coincidió con la lesión de Sergio Araujo, baja para dos meses por una lesión de rodilla. Uno de los problemas que acusa Las Palmas es la gran cantidad de partidos que ha empatado. Son catorce igualadas las que lleva tras disputar veintinueve encuentros. Eso supone casi la mitad de los compromisos que ha jugado.

En el mercado de invierno realizó pocos refuerzos. Solo llegaron el central Aythami Artiles y el centrocampista Slavoljub Srnic. Los que se marcharon fueron Tana, Sacko y Diego Parras. Hace pocas semanas también se produjo la salida de Martín Mantovani, cedido al Huesca hasta final de temporada. La plantilla del conjunto canario dispone de potencial de sobra para pelear por lo máximo, pero el caso es que su rendimiento no está resultando acorde con lo que se podía esperar. Su reto ahora es clasificarse para disputar los 'play off' de ascenso.

En el banquillo: Pepe Mel

El entrenador madrileño se encontraba en el paro y recibió la propuesta de hacerse cargo del equipo tras el despido de Paco Herrera. Le han encargado el objetivo de meter al equipo en las posiciones de 'play off' para luchar por el ascenso. No lo tiene fácil por la distancia que existe con el sexto puesto, pero pondrá todo de su parte para lograrlo.

Hombre gol: Rubén Castro

Los 37 años no le pesan a Rubén Castro para ser el máximo goleador de Las Palmas. Tras volver a su tierra el pasado verano para liderar un ambicioso proyecto en Segunda, el ariete canario ha marcado once goles hasta ahora, que no han resultado suficientes para que su equipo se encuentre en los primeros puestos.