Granada CF

Un estadio mítico y sagrado para el Granada

La celebración del ascenso a Segunda fue multitudinaria en el estadio Francisco de la Hera //J.M. ROMERO/HOY
La celebración del ascenso a Segunda fue multitudinaria en el estadio Francisco de la Hera / /J.M. ROMERO/HOY

El Francisco de la Hera acogió partidos de Primera en los años noventa y fue el lugar donde el Granada B subió a Segunda B en junio de 2013

ANTONIO NAVARRO GRANADA

El próximo estadio que el Granada visitará y en el que intentará engordar su actual racha de tres jornadas consecutivas sin perder tiene algo especial. El sabor de lo añejo, el recuerdo de otra época y, para la entidad rojiblanca, es también un lugar especialmente importante porque sobre aquel césped el filial rojiblanco logró el mayor éxito de su historia: subir al Grupo IV de la Segunda División B, la tercera categoría más importante del balompié español.

Hablar del Francisco de la Hera es evocar al pasado, a una época -finales de los noventa- en la que el ahora extinto CF Extremadura -el germen del actual- coqueteó con los grandes en Primera división y sumó puntos en sus encuentros ante el Real Madrid (un histórico 0-0 en la temporada 1996/97) o ante el Atlético de Madrid (victoria extremeña por 2-1 en la temporada 1998/99). A pesar de ser el equipo que pasea el nombre de Extremadura por toda España, el azulgrana fue uno de los primeros modestos en dar el salto a la Primera división porque su cuna es la ciudad de Almendralejo, una población extremeña que ronda los 30.000 habitantes.

Aquel Extremadura fue un equipo muy competitivo, pero cuyas aventuras en Primera tuvieron un trágico final. En la temporada 1996/97 -la de su debut en la máxima categoría- al Extremadura no le bastaron los 44 puntos sumados para mantenerse en Primera división. Los extremeños acabaron decimonovenos en una liga de 22 equipos y bajaron a Segunda junto al Sevilla (vigésimo), el Hércules (vigésimoprimero) y el Logroñés (vigésimosegundo). Los azulgranas no tardaron más que una temporada en volver a abandonar la división de plata para iniciar una nueva aventura en una Primera en la que la Liga no era cosa de dos, puesto que equipos como el Valencia, el Celta o el Deportivo de La Coruña peleaban de tú a tú con Madrid y Barça a la hora de levantar el preciado título de campeón. Aquel Extremadura del retorno a Primera estaba comandado por un técnico llamado a convertirse en uno de los más laureados del fútbol español: Rafa Benítez. Y, al igual que el anterior Extremadura de Josu Ortuondo, su experiencia en Primera en la temporada 1998/99 tuvo un desgraciado final puesto que empató en la última jornada de Liga ante el Villarreal (2-2) un partido que necesitaba ganar para mantenerse con los mejores. Ese resultado obligó a los extremeños a jugar una promoción de descenso en la que cayeron derrotados ante el Rayo Vallecano. Otro descenso a Segunda, esta vez acompañados por el Villarreal, por el Tenerife y por la UD Salamanca. Era una época de contrastes con la actual porque equipos que hoy militan en Segunda como el Mallorca, el Deportivo o el Zaragoza 'flirteaban' con los puestos europeos y otros caídos en desgracia como el Compostela, el Racing, el Mérida o el citado Salamanca jugaban junto a los mejores. Los seguidores del Granada estuvieron toda la década privados del fútbol profesional puesto que el equipo rojiblanco estaba atrapado en Segunda B, una categoría que abandonó para ir a peor en 2002 (descenso administrativo a Tercera) y para ir a mejor en 2010, dando el salto al fútbol profesional en el que se encuentra actualmente.

Las visitas del primer equipo rojiblanco al antiguo Francisco de la Hera no fueron demasiado exitosas (cuatro derrotas y tres empates desde el primer enfrentamiento liguero entre ambos equipos, que finalizó con un resultado de 3-2 en la temporada 1954/55) pero tras el ascenso de los extremeños a Primera se construyó el 'nuevo' Francisco de la Hera -con capacidad para 11.500 espectadores frente a los seis mil del antiguo- y allí el Granada ganó el único partido de Liga que ha jugado, correspondiente a la decimotercera jornada del curso 2006/07. Aquella temporada era la del regreso del Granada a Segunda B tras cuatro insufribles años vagando por la Tercera y el comienzo de los de Josip Visjnic no fue demasiado alentador. No obstante, los rojiblancos lograron alejarse del descenso y mirar de cerca la promoción de ascenso con dos victorias seguidas en las jornadas 12 y 13 ante el Alcalá de Guadaira (2-1 en Los Cármenes) y ante el Extremadura (1-2 en el Francisco de la Hera). Aquel partido que los andaluces solventaron con un gol del azulgrana Witcha en propia puerta y con otro de Josemi se disputó el 19 de noviembre de 2006 y los granadinos jugaron con Gustavo, Iñaki Bollaín, Milla, Joyce Moreno, Lucena, Javi García, Rodri, Nene, David Palacios, Vicente Pérez y Bordi. En la segunda mitad entraron Juanjo, Josemi (autor del gol definitivo en el minuto 79) y Saavedra para ocupar los lugares que dejaron libres Nene, Vicente y Bordi, respectivamente.

No fue suficiente esta mejoría para que los granadinos despegaran en la tabla porque después acumularon otras tres jornadas sin ganar y nuevamente quedaron instalados en la zona baja de la tabla. Un empate a uno con el Ceuta en casa y dos nuevas derrotas ante el Cerro Reyes (1-0) y ante el Portuense (0-1) dejaron cuestionado al técnico rojiblanco, Josip Visjnic, que no acabaría la temporada y sería reemplazado por el entrenador que había ascendido al equipo a Segunda B: José Víctor Rodríguez. El año futbolístico concluyó con el Granada en decimotercera posición, lejos de la pelea por evitar el descenso y también lejos de la zona de ascenso. El Extremadura corrió peor suerte y acabó decimosexto, jugando la promoción de descenso ante el Pájara Playas, equipo con el que perdió en una eliminatoria a doble partido. El descenso deportivo no fue lo peor que le ocurrió al CF Extremadura en el año 2007. Sus jugadores acumulaban meses sin cobrar y el club tenía deudas millonarias, por lo que fue sancionado con un descenso administrativo y tuvo que jugar en Regional Preferente.

Fue el principio del fin para el histórico club extremeño, que desapareció definitivamente en el año 2010. Para entonces en la ciudad de Almendralejo ya se había fundado el Extremadura UD, un equipo saneado que partía desde cero y que con los años ha terminado siendo el sustituto de aquel otro Extremadura, un movimiento que recuerda al que también tuvo lugar en otras ciudades como Málaga o Salamanca.

Ascenso del filial

La temporada 2009/10 fue exitosa para el Granada y también para el Extremadura, pues los rojiblancos regresaron a Segunda y los azulgranas lograron el ansiado ascenso desde Tercera a Segunda B. No obstante, mientras que los aficionados granadinos vivieron tiempos felices bajo el mandato de Gino Pozzo y de Quique Pina, los almendralejenses lamentaron un nuevo descenso a Tercera, donde se quedarían estancados en los años siguientes.

La temporada 2012/13 fue un fracaso enorme para la entidad azulgrana y un año histórico para el Granada. Mientras que el primer equipo se mantuvo en Primera a falta de una jornada para el final con futbolistas de indudable calidad en sus filas como Nolito, Brahimi o Ighalo y Lucas Alcaraz en el banquillo, el Granada B -rebautizado ahora como Recreativo- llegó a la tercera y última ronda del 'play-off' de ascenso a la Segunda división B.

El filial rojiblanco disputó aquella eliminatoria ante el Extremadura UD, por lo que la gloria sería para el que fuera mejor que su oponente en 180 minutos que cumplieron las previsiones y estuvieron repletos de emoción. El encuentro de ida disputado en Los Cármenes lo ganó el Granada B por 1-0 gracias a un gol de Pedro Conde. En el choque de vuelta los pupilos del técnico granadino Joseba Aguado tenían que mantener su renta favorable en el Francisco de la Hera y lo hicieron con algún apuro. Perdieron por 2-1 pero el valor doble de los goles fuera de casa los arrastró hasta la Segunda B, categoría en la que el filial granadino nunca había estado y en la que sigue jugando en la actualidad, habiendo aportado cuatro jugadores al primer equipo en esta campaña 2018/19. Pocas veces se valora en su justa medida lo que supuso este éxito para la entidad granadina.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos