Granada CF

«Espero regresar al Granada algún día»

Entrena a su llegada al club griego //J.E.
Entrena a su llegada al club griego / / J.E.

El extremo hueteño apunta que firmar por el Alavés «no fue una buena decisión» y trabaja para convencer a su nuevo entrenador de que merece más minutos

Antonio Navarro
ANTONIO NAVARRO

A sus 22 años Juan Antonio Entrena Gálvez (Huétor Tájar, 1996) fue el último jugador granadino en enfundarse la camiseta del Granada CF en competición oficial. El extremo hueteño, que se formó en las categorías inferiores del Barça antes de fichar por el Espanyol B y posteriormente recalar en el Granada, se desvinculó del club rojiblanco en 2017 para fichar por el Alavés, que no le encontró sitio en su primera plantilla y lo acabó cediendo al NK Rudes croata. El pasado verano el equipo vasco y Entrena separaron sus caminos y el futbolista hizo las maletas rumbo a Chipre, donde busca entrar en el 'play off' por el título con su nuevo equipo, el Omonia Nicosia, que de momento no está cumpliendo su objetivo de estar entre los seis primeros clasificados.

Una lesión y el cambio de entrenador que el club chipriota decidió afrontar el pasado mes de noviembre le han alejado del once titular, pero el futbolista granadino, que lleva seis partidos de Liga jugados en lo que va de competición, se encuentra «muy contento» de estar en Chipre y trabaja a diario para convencer a su nuevo técnico, Yannis Anastasiou, de que no merece estar en el banquillo y sí sobre el terreno de juego en este año 2019 que asoma a la vuelta de la esquina.

¿Cómo está siendo su experiencia en Chipre?

–Está siendo bastante buena. Chipre es un país similar a España, con muy buen clima y buena gente, así que estoy muy contento de estar aquí.

¿Qué es lo que más le está sorprendiendo del país y que es lo que más está echando de menos de España?

–Lo que más me está sorprendiendo del país es cómo viven aquí el fútbol. No me esperaba que fuera tan intenso. Estoy en un club con mucha historia y te exigen al máximo. Y sobre España echo de menos lo mismo que he añorado todos los años que he estado fuera: principalmente la familia y los amigos, pero nada en especial.

En lo deportivo, ¿cómo se encuentra ahora? ¿Por qué cree que no está contando para el entrenador en los últimos partidos?

–Me estoy encontrado bien. Estoy en un gran equipo con grandes jugadores de primer nivel y eso es bueno para mí porque aprendo de todos. Al principio de la temporada estaba contento con los minutos jugados, pero al cambiar de entrenador tuve una lesión de un mes y eso me ha condicionado un poco a la hora de contar para el nuevo entrenador, así que solo queda seguir trabajando.

Se desvinculó del Alavés en junio sin haber debutado allí, ¿diría que su paso por este club fue una decepción o un paso adelante en su carrera?

–Fue una pena no haber podido debutar con el Alavés. Ahora lo pienso en frío y no fue una buena decisión porque no ha salido como esperábamos, pero así es el fútbol, si no arriesgas no ganas.

¿Qué aprendizaje sacó de su año en la liga croata?

–Fue un año difícil, en unas malas condiciones, pero siempre se aprende algo y lo que aprendí allí es que no puedes bajar los brazos aunque las cosas no vayan bien. Al final conseguimos el objetivo de la permanencia, que a fin de cuentas era lo más importante.

¿Está siguiendo al Granada desde Nicosia?

–Por supuesto.

¿Y qué le parece el año que está completando el equipo de Diego Martínez?

–Están haciendo una gran temporada. Han formado muy buen bloque, que era lo que el equipo necesitaba. Esperemos que consigan el objetivo y que consigan estar donde se merecen. A Diego (Martínez) no lo conozco personalmente, pero por lo que leo pienso que esta haciendo bien las cosas y manteniendo al grupo unido hacia el mismo objetivo.

¿Se ve regresando algún día al que hace un tiempo calificó como el club de tu vida?

–Claro que sí. Al Granada le guardo muchísimo cariño por todo lo vivido aquel año (en alusión a la temporada 2016/17). Espero regresar algún día.

 

Fotos

Vídeos