La crónica

Sin errores no puede haber fiesta

Sin errores no puede haber fiesta
LOF

Cádiz y Granada empatan a cero en un encuentro con pocas ocasiones en el que ambos completan una gran labor defensiva

ANTONIO NAVARRO GRANADA

Cuando no puedas ganar, al menos no pierdas. A esa máxima se agarraron el Cádiz y el Granada en el partido con el que ambos dieron por concluida la primera vuelta de la temporada 2018/19. En un encuentro en el que las defensas le ganaron la partida a los ataques no hubo manera de que nadie rompiese el marcador inicial y, ante la ausencia de fallos defensivos, el empate a cero se convirtió en el único resultado posible.

0 Cádiz CF

Cifuentes, Correa, Mauro, Kecojevic, Brian Oliván, Edu Ramos, José Mari, Álex Fernández (Perea, m.85), Jairo, Manu Vallejo (Romera, m.79) y Lekic (Salvi, m.60).

0 Granada CF

Rui Silva, Víctor Díaz, Germán, Martínez, Quini, Fede San Emeterio, Montoro, Pozo (Puertas, m.61), Vadillo (Rodri, m.70), Fede Vico y Adrián Ramos (Nico Aguirre, m.86).

goles
No hubo.
ÁRBITRO
Pulido Santana (colegio canario). Amonestó al visitante Martínez.
incidencias
Partido de Liga disputado en el estadio Ramón de Carranza ante 12.538 espectadores (cifra oficial).

Comenzó el Granada muy animado, llegando con insistencia al área rival pero sin inquietar verdaderamente al meta Alberto Cifuentes. Esa sensación de control se fue diluyendo paulatinamente y la buena actuación de ambas defensas impidió ver ocasiones de gol hasta el minuto 28, cuando un centro de Víctor Díaz fue rematado dentro del área por Vadillo, pero el balón se fue alto por poco. Aún más clara fue la siguiente oportunidad rojiblanca, que Adrián Ramos no acertó a concretar dentro del área tras una buena internada de Quini por la izquierda.

El Cádiz no le dio trabajo a Rui Silva hasta que en la fase final de la primera mitad Lekic cabeceó un centro medido de Brian Oliván, pero al delantero parecieron deslumbrarle los focos y su disparo fue atajado sin demasiados agobios por Rui Silva.

En la reanudación el duelo continuó por los mismos derroteros y fue el Cádiz el que acumuló más ocasiones -un cabezazo alto de Álex y un disparo cruzado de Vallejo que atrapó bien Rui Silva-, intentando poner toda la carne en el asador en el tramo final, en el que el Granada no vio con malos ojos el llevarse un punto como botín. Ante la escasez de ocasiones y de fallos defensivos ambos equipos no tuvieron más remedio que ver el lado bueno de empatar a cero frente a un rival tan rocoso.

 

Fotos

Vídeos