Mercado

San Emeterio y Pozo se acercan cada vez más al Granada y el fichaje de Nacho Gil se retrasa

Nacho Gil (derecha), con el Valencia. /LAS PROVINCIAS
Nacho Gil (derecha), con el Valencia. / LAS PROVINCIAS

La sintonía con los sevillistas es total, pero el valencianista aún espera ofertas de Primera y su posible llegada tardará

F. R. / A. N. GRANADA

El Granada está a punto de cerrar la incorporación de dos nuevos futbolistas de cara a la próxima temporada: los mediocampistas Fede San Emeterio y Alejandro Pozo. El primero de ellos (mediocampista defensivo) está «casi hecho» según declara su agente a este periódico, que ya informó el día 5 de agosto de que el 'problema' que estaba encontrando el Granada a la hora de firmarlo es que el futbolista no llegará al club rojiblanco en régimen de cesión por parte del Sevilla sino de otro club de Primera, que después se supo que es el Valladolid. El acuerdo entre estos dos clubes está hecho y su oficialización «no debería tardar», lo que a su vez propiciaría que su cesión al Granada también quedara sellada. Teniendo en cuenta que solo quedan dos días para el debut liguero del equipo en Elche, lo más normal sería que Fede San Emeterio pudiera entrar en la convocatoria del partido de la segunda jornada ante el Lugo.

Te puede interesar:

Otro que seguramente va a ser jugador del Granada la próxima temporada es Alejandro Pozo. La operación está prácticamente cerrada, a la espera de que pequeños detalles se concreten, aunque estos ya son menos en número que en el día de ayer. Los dos clubes están en constante comunicación y ven cada vez más cerca la luz verde para anunciar la llegada del mediapunta al equipo rojiblanco. Un ejemplo de esos cabos sueltos que retardan la cristalización sin ponerla en peligro es la participación del Sevilla en la Europa League. La expedición hispalense ha viajado a Zalgiris para intentar cerrar su pase a la última fase previa de su competición fetiche. Con la cúpula del equipo en Lituania, el fichaje de Pozo podría demorarse no mucho tiempo. El grueso del trabajo está hecho y todas las partes esperan que el joven esté en Granada de cara a la segunda semana de competición. Por otro lado, el Granada quiere contar con otro jugador ofensivo para reforzar sus costados. Entre los nombres que está barajando la entidad se encuentra el de Nacho Gil. Joven, polivalente y con tanta proyección como hambre, el jugador es del agrado de un Diego Martínez. «Sabemos que al entrenador le gustaba el año pasado, pero de momento no hay nada» reconocen desde su entorno. Aunque la puerta a una posible cesión al Granada no se cierra, desde Valencia confirman su salida con un importante matiz. «Es cierto que Nacho debe salir porque no va a tener muchos minutos, pero primero se intentará que continúe jugando en Primera». En caso de no llegar ninguna oferta de la máxima categoría que convenza al jugador, se estudiarán los mejores proyectos posibles de Segunda, estando el Granada entre estos y gustándole al entorno en el caso de que Nacho Gil salga hacia La Liga 1|2|3.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos