Segunda B

Duelo de 'recres' que viven situaciones muy diferentes

Caio conduce el balón en el partido contra el San Fernando en la Ciudad Deportiva/PEPE MARÍN
Caio conduce el balón en el partido contra el San Fernando en la Ciudad Deportiva / PEPE MARÍN

El filial granadino disfruta de estabilidad en la zona media-alta de la tabla mientras que el decano está lejos de su objetivo y sufre graves problemas extradeportivos

El Recreativo Granada despedirá el año 2018 ante el otro equipo del Grupo IV de Segunda B con el que comparte nombre, el Recreativo de Huelva, un histórico del fútbol español que desde hace varias temporadas viene sufriendo graves problemas económicos que lo han llevado a rozar la desaparición.

El club onubense, que este mes ha cumplido 129 años de historia, vuelve a vivir una situación extremadamente complicada, que salpica al plano deportivo en la semana previa al derbi andaluz ante el filial del Granada. Los impagos a los jugadores han provocado que, según una información de la Cadena Ser, al menos siete de ellos se hayan planteado dejar el equipo en este mercado invernal, aunque la promesa del Ayuntamiento de Huelva de ayudar a la institución con 3,8 millones de euros ha calmado los ánimos en las últimas horas y el técnico albiazul, José María Salmerón, descartó esta desbandada de jugadores en la rueda de prensa previa a este encuentro. La citada ayuda municipal garantizaría la continuidad del proyecto en los dos próximos años y ayudaría a que el Recreativo se centrase en lo deportivo, pues los problemas institucionales están desviando la atención de la situación en la tabla de un conjunto onubense que siempre parte como favorito a estar en la zona alta de la clasificación y que, por el momento, se encuentra en el octavo lugar, a siete puntos de la promoción de ascenso. Por su parte, el Recreativo Granada llega a esta exigente cita con los mismos puntos que su rival (25) tras no haber podido sumar en su visita al Linense, pero con la tranquilidad de que tiene la zona de ascenso más cerca que la de descenso.

En el apartado de bajas, el técnico del filial rojiblanco, Pedro Morilla, no va a poder contar ni con Carlos Neva ni con Juancho (por estar citados con el primer equipo) ni con los lesionados Isi, Ontiveros, Dani Moreno y Casti mientras que su homologo en el banquillo local, José María Salmerón, también tendrá las ausencias de dos jugadores por lesión (Marc Caballé e Ismael Bektib) y la de Tropi por sanción.

Pedro Morilla ha comentado en la previa del encuentro que para esta cita el filial rojiblanco va a incorporar al extremo izquierdo Cristian, del equipo juvenil, y que espera un partido «complicado» ante «un equipo que tiene muy buenos futbolistas y que está haciendo un buen fútbol». El preparador rojiblanco les pedirá a sus hombres que mantengan «la actitud» del último partido y opina que «debemos ser un equipo rocoso y dominar tanto las transiciones defensivas como las ofensivas».

 

Fotos

Vídeos