Granada CF

Diego Martínez abre la cantera 44 partidos y 464 días después

Juancho ante el Lugo. /Pepe Marín
Juancho ante el Lugo. / Pepe Marín

Ninguno de los tres entrenadores que precedieron a Diego Martínez hizo debutar a un jugador del filial, ahora Recreativo Granada

GRANADA

De estar entre los mejores clubes de España a jugar en la categoría de plata. De Tony Adams a Diego Martínez, pasando por Oltra, Morilla o Portugal. De 2017 a 2018, con un total de 464 días de por medio. Todos esos cambios se han tenido que dar para que Juancho herede el testigo de Jean Carlos, último jugador que se puso la elástica del primer equipo en Liga teniendo ficha del filial. Las condiciones han propiciado la situación, pues la plantilla que gestionaron los tres entrenadores mencionados en la pasada temporada era más extensa que la actual.

El debut oficial del atacante Juancho Victoria rompió más de un año sin producirse el estreno de un jugador del filial, algo que habla muy a las claras de ese reto aceptado con ilusión por el cuerpo técnico de Diego Martínez. Han sido casi medio centenar (44) los partidos que han pasado entre aquel Granada–Espanyol en el que Jean Carlos debutó con el descenso más que consumado y el minuto 87 del Granada–Lugo, cuando saltó Juancho al campo.

Fue Tony Adams el que dio oportunidades en mitad de la debacle a los Entrena, Mallé o el propio Jean Carlos entre otros. Luego llegó la pérdida de categoría y la confección de un plantel de campanillas al que no complementó el filial en prácticamente ningún momento. Con José Luis Oltra solamente Aarón entró en una convocatoria y fue por necesidad, ya que en Vallecas Javi Varas se ausentó por un motivo personal.

Ni siquiera con Pedro Morilla, promocionado temporalmente desde el filial, se dio el debut de uno de sus pupilos. Juancho entró entre los 18 convocados para recibir al Numancia pero no llegó a saltar y la situación no invitó al técnico sevillano a tirar del aún Granada 'B' en los partidos que ocupó el banquillo del equipo 'mayor'. Miguel Ángel Portugal sí llamó con mayor asiduidad a los muchachos del filial, aunque tampoco les dio minuto alguno. Fueron Aarón, José Antonio González y Jean Carlos.

La poca participación del filial en los entrenamientos y partidos que dirigieron estos tres técnicos contrastó con la política inicial del club, que había mostrado su predisposición a 'granadizar' el equipo y dar oportunidad a su segundo equipo, que despuntó en la primera vuelta de la siempre dura Segunda B.

Llegado el verano y con Diego Martínez aterrizando en Granada, la entidad recuperó ese propósito y convirtió en jugadores del primer equipo a Aarón, Pablo Vázquez, Adri Castellano y José Antonio González. Este último ha tenido minutos en Liga, aunque ya no era jugador del Recreativo Granada. Con el pontevedrés, se vuelve a contar con la cantera, pues cada mañana en la Ciudad Deportiva son varios los jugadores de Morilla que se suman al primer equipo para entrenar, deseando que no se deje de nuevo durante más de un año al filial en el olvido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos