Rueda de prensa

Diego: «Destaco el carácter competitivo y el espíritu de lucha»

Diego: «Destaco el carácter competitivo y el espíritu de lucha»
P. V. / GCF

El entrenador del Granada se expresó así al final del partido en Lugo

RAFAEL LAMELASLUGO. Enviado especial

Diego Martínez reflexionó acerca del devenir del fútbol en su rueda de prensa. Recordó el marcador injusto que se llevó en Gijón, con aquel gol tempranero que su equipo no fue capaz de levantar, para hacer un paralelismo con el triunfo en Lugo, nacido de un encuentro mucho más equilibrado, en el que sacaron «otros registros». Adaptaciones a una categoría que exige máxima atención en todos los parámetros: «Destaco el carácter competitivo de mi equipo y el espíritu de lucha», expresó el entrenador del Granada, aliviado en la carrera por el ascenso, del que sigue sin hablar claro.

Tras el tropezón en tierras asturianas, Martínez recalcó que «siempre queremos ganar el siguiente partido. Somos el segundo mejor de la categoría fuera de casa y quizás estamos mal acostumbrados con lo que está haciendo este grupo. Hicimos muy buen partido en Gijón pero no habíamos sacado nada ni marcamos ningún gol», arrancó su comparativa. «Esta vez, empezamos bien, que era lo que buscábamos. Luego hubo errores de despejes y algunas faltas innecesarias, que nos generó desconfianza y el Lugo igualó un poco el encuentro y estuvo un poco mejor en esa fase», continuó, antes de abordar los momentos ofensivos de los suyos.

«Viene una acción para el 0-1 que no metimos de manera incomprensible. Después, la de Vadillo. El problema de la segunda parte fue encajar el gol tan pronto después del 0-2. A partir de ahí, el Lugo es un equipo de oleadas, que aprieta mucho, como demostró con grandes rivales aquí y hace sufrir con ese juego, aunque no se llevara un buen resultado otras veces. Ganar en esta categoría siempre es difícil y más cuando vienes de derrota», remachó.

Sin querer hacer números clasificatorios, más allá de los puntos recaudados, recalcó la idea de que «a veces estás mejor que el rival y no consigues nada; otras, en las que la cosa está más igualada, consigues ganar. Lo importante es tener fuerza mental, determinación en lo que haces, creer y saber sufrir, porque sufrimos mucho. Al hilo de la angustia, elogió que su conjunto tuvo «resistencia a la adversidad, sobre todo cuando más incómodos estábamos, siendo competitivos en un campo como este. El Lugo tiene buenos jugadores. Esto te da fuerza en lo anímico. No miramos más allá. Ahora toca el Nástic», advirtió.

Que anotara gente que llevaba meses sin hacerlo le llevó a un análisis más profundo. «Esto es un deporte de confianza y a este partido veníamos con una rémora del anterior. En algunas situaciones se vio que habíamos perdido esa confianza. Que Vadillo haga gol viniendo de haber estado dos partidos en el banquillo, que Ramos también lo haga...Es bueno, pero lo importante es sumar tres puntos como demande el partido. Esto es lo más complicado en esta recta final, en la que todos nos jugamos mucho y, a veces, la tensión y la igualdad hacen que pase por encima de nuestra propia mentalidad».

Volvió a su postura del principio: «En Gijón hicimos un extraordinario partido, cero puntos; aquí, tres, pero por la dinámica pudo ser para cualquiera. Tuvimos fuerza mental. Cuando no puedes estar fluido, es bueno mantener nuestra identidad y seguir adelante con otros registros y facetas. Hay que ser competitivo, seguir las jugadas, estar atento a la estrategia y el balón parado. Es un éxito ya estar con 64 puntos con el Granada. No se nos esperaba aquí al principio de temporada. Ahora, a trabajar y mejorar», finalizó.

Martínez quiso mandar su pésame a Iriome, futbolista del Lugo, por el fallecimiento de su padre, por lo que se guardó un minuto de silencio antes de empezar el partido.