El informe: Nástic

El descenso parece difícil de evitar

Partido de la temporada pasada frente al Nástic. /R. L. P.
Partido de la temporada pasada frente al Nástic. / R. L. P.

El Nástic de Tarragona se salvó de forma agónica en las dos últimas temporadas, pero esta vez lo va a tener más complicado. Fue uno de los equipos que más se reforzó en el mercado de invierno

JULIO PIÑEROGRANADA

El Nástic de Tarragona se propuso el pasado verano no pasar tantos apuros como en los dos últimos años para conservar la categoría. Dos salvaciones agónicas llevaron a pensar que se había aprendido la lección, pero el transcurso de la temporada ha indicado que esa experiencia no sirvió para acertar en la configuración de una plantilla que debía luchar por evitar caer en las cuatro últimas posiciones.

Arnal Llibert fue contratado como director deportivo. Remodeló en buena parte el equipo, pero los resultados no han sido después los esperados. La pasada semana se anunció su despido, al no estar satisfecho el club con sus decisiones tanto el pasado verano como en el mercado de invierno. En octubre el sacrificado fue José Antonio Gordillo. Fue destituido y el que se hizo cargo del banquillo fue un técnico experimentado como Enrique Martín.

El entrenador navarro llegó para intentar poner orden y obrar una reacción, como ya hizo en el Albacete la temporada anterior. Pero esta vez no parece que vaya a dar tiempo para que se produzca el milagro. El Nástic solo ha podido conseguir cinco victorias desde que hizo cargo del equipo. A falta de siete jornadas está a once puntos de salir de los puestos de descenso, por lo que se antoja muy improbable que sea capaz de evitar el descenso. Tendría que ganarlo todo y ni aún así está claro que sea suficiente para no bajar.

Uno de los problemas del Nástic es su dificultad para marcar. Al margen del Reus, que ya no cuenta, es el equipo con diferencia que menos anota. Solo lleva diecinueve goles en 34 partidos disputados. También atrás anda flojo y es el segundo que más tantos recibe tras el Córdoba. Esos números le han llevado a ser el penúltimo clasificado. No ha sido capaz de salir de esa situación casi desde que arrancó la competición. La pérdida de categoría ya parece inevitable a estas alturas.

En el mercado de invierno fue junto al Extremadura el que más cambios efectuó en la plantilla para buscar un cambio de rumbo. Se marcharon diez jugadores, entre ellos algunos nombres significativos como Albentosa, Manu del Moral, Tete Morente y Manu Barreiro. Se incorporaron Imanol García, Mikel Villanueva, Thioune, Pipa, Abdelaziz Barrada, Berat Sadik, Noguera, Cotán, José Kanté, Josema y Miguel Palanca. Once fichajes que no han servido para mejorar el rendimiento del equipo catalán.

Sistema de juego

Enrique Martín lleva medio año al frente del Nástic. Fue contratado a finales de octubre como especialista en reactivar a un equipo que estaba muy tocado. El entrenador navarro suele emplear un 3-5-2, una defensa con tres centrales y dos carrileros. Lo hace para intentar paliar de alguna forma la gran cantidad de goles que recibe el equipo catalán. En ocasiones ha variado al 4-4-2, según las necesidades de cada partido. Le gusta utilizar a dos puntas para tratar de presionar arriba en la salida del balón y tener presencia en ataque.

Luis Suárez es el máximo realizador del Nástic. El delantero colombiano, que con anterioridad jugó en el filial del Granada, ha marcado cinco goles tras participar en treinta partidos.