El partido de oro: septiembre

La derrota en Riazor evitó que el Granada hiciera un pleno

Antonio Puertas celebra un gol con el público, en el partido con el Rayo Majadahonda. /A. Aguilar
Antonio Puertas celebra un gol con el público, en el partido con el Rayo Majadahonda. / A. Aguilar

El conjunto rojiblanco comenzó a exhibir las señas de identidad que lo han convertido en uno de los equipos más reconocibles y fiables del campeonato. Solamente el Dépor consiguió vencer a un cuadro nazarí que se convirtió en candidato en Almendralejo

FRAN RODRÍGUEZGRANADA

Después de un agosto tedioso, el Granada vivió en septiembre uno de sus meses más redondos. Aún había que ajustar algunas piezas, pero al equipo de Diego Martínez empezaban a intuírsele esas señas de identidad que han acabado haciendo del Granada un conjunto rocoso y tremendamente fiable.

Todo arrancó en casa, ante el exequipo del ahora técnico del Granada, un Osasuna descafeinado que se encontró con un Vadillo mágico. La primera gran exhibición del gaditano sirvió para sumar la primera victoria. El siete estuvo rápido con los pies y más aún con la cabeza, destacándose en un equipo que volvió a formar con la pareja de centrales Víctor y Germán, Alberto en el doble pivote y Ramos en punta por la lesión de Rodri. Precisamente el cafetero puso la primera piedra de la victoria con un gran chut cruzado a pase de Vadillo. El gaditano provocó un penalti con habilidad y se encargó de transformarlo en el 2-0 definitivo. El partido también supuso el debut de Pozo y San Emeterio.

Tras dos jornadas consecutivas en casa, tocaba pisar el feudo del Extremadura. En el ambiente más hostil de los encontrados antes y después, el Granada demostró hechuras de equipo épico y Diego Martínez exhibió su rico libreto táctico, acabando con cinco atrás. San Emeterio entró en el once y Martínez sumó sus primeros minutos. Puertas puso por delante al Granada en el minuto 3, pero el equipo se desdibujó. Los peores minutos de los rojiblancos acabaron con el empate de Enric Gallego a la hora de juego. Apenas en siete minutos devolvió la renta Puertas, con un gol de pillo. Pozo, que había salido para dar refresco a Vico, hizo uno de los goles del año para sellar el 1-3. El Granada iba en serio.

Lo demostró en una exhibición coral, de nuevo como anfitrión, ante otro recién ascendido. El Rayo Majadahonda no llegó a igualar la intensidad de un conjunto que empezaba a reconocerse por su fiabilidad atrás y una eficacia que sí acabó siendo pasajera. Puertas, con un doblete, se confirmó como el referente goleador (para el recuerdo su segundo tanto, driblando al meta rival). Víctor Díaz regresó al carril por la titularidad de Martínez, que ya no abandonaría su sitio junto a Germán. No hubo mejor presentación en casa para el onubense, que hizo el segundo gol en un córner (3-0).

Lleno de moral llegaba el Granada a Riazor, donde el plan fue esperar un poco atrás al cuadro local y Fede Vico retrasó su posición para generar superioridad en el centro. Tras una primera parte sufrida, en la que el deseo de Diego Martínez se impuso, dos errores de Álex Martínez pusieron de cara el encuentro a los locales. Un claro penalti y una mala vigilancia defensiva permitieron a Quique anotar un doblete. Montoro, con un golazo de falta, maquilló la derrota (2-1). Se cerró septiembre con un derbi ante un Córdoba que ya daba signos de su inevitable descenso con 35 jornadas por jugarse. El once rojiblanco se siguió afianzando y un cordobés, Vico, firmó un gran encuentro, abriendo la lata muy pronto. Vadillo puso el segundo. Se acercó por dos veces el cuadro califa, pero Montoro y Rodri contestaron implacables (4-2).

El partido de oro

3 Granada

Rui Silva; Víctor Díaz, Germán, Martínez, Álex Martínez; Fede San Emeterio, Montoro (Pozo, m.66), Puertas, Vadillo (Rodri, m.79); Fede Vico; y Adrián Ramos (Nico Aguirre, m.52).

0 Rayo Majadahonda

Ander Cantero; Iza, Verdés, Rafa López, Morillas (Varela, m.65); Óscar (Nico, m.46), Luso, Enzo Zidane, Fede Varela; Aitor García y Ruibal (Toni Martínez, m.46).

GOLES:
1-0, m.21: Puertas; 2-0, m.45: Martínez; 3-0, m.64: Puertas.
Árbitro:
Ávalos Barrera (colegio catalán). Amonestó al local Fede Vico así como a los visitantes Enzo Zidane, Rafa y Luso.
INCIDENCIAS:
Partido disputado en el Nuevo Los Cármenes ante 9.077 espectadores.