Granada - Alcorcón

Dani Ojeda tuvo que ser sustituido por una lesión en la clavícula en el primer tiempo

Dani Ojeda en una acción del encuentro. /Alfredo Aguilar
Dani Ojeda en una acción del encuentro. / Alfredo Aguilar

El jugador canario pasó la noche en el hospital para ser intervenido

FRAN RODRÍGUEZGRANADA

Aunque el Granada disfrutó de un primer tiempo plácido, donde anotó dos goles y apenas sufrió en defensa, el primer tiempo acabó con una jugada muy negativa. Dani Ojeda se lesionó en el minuto 41 tras chocar con un jugador alfarero en el centro del campo. El canario chocó en su intento de robar el balón y acabó tendido en el suelo. Se confirmó lo peor: una lesión de clavícula que le hizo pasar la noche en el hospital a la espera de ser operado a lo largo de este domingo. Directivos como Antonio Fernández Monterrubio y Fran Sánchez pasaron a visitarlo.

En el momento del lance, Ojeda rápidamente se echó la mano al hombro y pidió que entraran los médicos rojiblancos. Los gestos del que este sábado ejerció de delantero centro preocuparon desde el primer momento. El diagnóstico de los doctores sobre el mismo césped fue rotundo: debía dejar de jugar. Adrián Ramos saltó al campo y Ojeda se marchó al vestuario y, de ahí, al centro hospitalario.