Lugo-Granada

Cristian Herrera devolvió la esperanza a los locales... y perdonó el empate

Rui Silva observa impotente como anota Cristian Herrera. / LaLiga

El Granada tuvo que sudar para sacar los tres puntos de Lugo, ya que los albivermella desarbolaron el entramado defensivo nazarí en tres toques

FRAN RODRÍGUEZGRANADA

Peligraron los tres puntos cuando Cristian Herrera anotó el tanto que recortaba distancia. Era el minuto 74, sólo dos después del penalti que transformó Ramos y parecía traer calma. El Lugo consiguió entrar por la banda de Quini, en sólo tres toques se plantaron en el área. Gerard Valentín la puso tensa al primer palo, Germán y Martínez se quedaron por detrás del punta lucense, Cristian Herrera, que remató sin oposición. Difícil para Rui Silva, que observó impotente como se colaba el balón en su portería.

No quedó todo ahí, pues en una jugada calcada pudo llegar el 2-2 sólo tres minutos después. De nuevo la zaga granadina quedó rezagada en una jugada que sobrepasó a Quini y acabó con un pase idéntico a Cristian Herrera. Cantaban ya los locales el empate cuando Herrera dejó atrás el balón y más que rematar lo que hizo fue despejar el peligro de su propio equipo.