Granada CF

Conexión Tenerife-Granada a través de sus líderes atrás

Germán, en el suelo, junto a Carlos Ruiz en un partido con el Tenerife/LaLiga
Germán, en el suelo, junto a Carlos Ruiz en un partido con el Tenerife / LaLiga

El granadino Carlos Ruiz y el ahora granadinista Germán Sánchez compartieron dos temporadas como jefes de la zaga chicharrera antes de separar sus caminos

Camilo Álvarez
CAMILO ÁLVAREZGranada

Germán Sánchez está completando una de sus mejores temporadas como profesional, si no la mejor. El gaditano ya ofreció parte de su repertorio el curso pasado, en su primera temporada en Granada, pero la presencia de Chico Flores y de Saunier le cerró la puerta en muchas ocasiones, aunque no lo mereciera. Un debate se abrió entonces, pues cada vez que Germán jugaba el equipo conseguía, en muchas ocasiones, dejar la portería a cero, algo que se está repitiendo con gran frecuencia esta campaña. De la mano de Diego Martínez desde el principio supo que sería una pieza fundamental y está devolviendo esa confianza con un rendimiento extraordinario. Saunier era un lastre por su ficha para la maltrecha economía del club y se marchó  a Francia. Chico Flores sólo había firmado un año, así que su destino fue la Rusia de los petrodólares.

Por ahora lo ha jugado absolutamente todo Germán. Es el único futbolista de campo que acumula todos los minutos posibles, algo que comparte con el portero, Rui Silva (1.620). Por alto no hay quien lo supere. También en sus salidas suele llevarse siempre la pelota y con el balón en los pies está demostrando que no se maneja nada mal. Comenzó la temporada con Víctor Díaz a su lado, lo que le obligó a actuar de central zurdo, sin que mostrara ninguna flaqueza. Después entró en el esquema José Antonio Martínez, este sí especialista de la parte zurda de la zaga central, con el que se entiende de maravilla.

Su trabajo le ha costado asentarse en el fútbol profesional. Tras formarse en el San Fernando y alternar con el filial del Cádiz, Germán tuvo un paso previo por el Olot. Hasta los 29 años recibió la oportunidad de jugar en Segunda con el Tenerife. Allí demostró tener condiciones suficientes para la categoría. En su primera temporada jugó 27 partidos, 25 de ellos de titular. En la segunda fue un poco más allá y acumuló 28 encuentros de Liga, todos de titular.

Fue en el conjunto chicharrero donde coincidió con un futbolista vinculado con la tierra granadina porque aquí nació Carlos Ruiz, concretamente en Baza. El central, que jugó dos temporadas en el Granada entre 2007 y 2009 cuando el equipo rojiblanco militaba en Segunda B tras actuar un año en el equipo de su localidad, se ha asentado en la isla tinerfeña, donde cumple con la actual seis temporadas. Como a Germán, también le ha costado mucho tiempo alcanzar la Segunda división. También con 29 años, aunque su primera oportunidad le llegó en la Ponferradina.

En el Tenerife siempre ha sido un jugador fundamental para todos los entrenadores que por allí han desfilado en las últimas temporadas. También esta temporada, en la que ha jugado 13 de los 18 partidos disputados por el momento, todos menos uno de titular. Sabe mejor que nadie lo cambiante que es esta categoría y lo fácil que es pasar de pelear por la permanencia a luchar por el ascenso en sólo un puñado de jornadas, así que desde su experiencia trata de ayudar a su equipo ahora que anda en la cuerda floja, a un escaso punto de la zona roja.

Carlos Ruiz y Germán formaron pareja en el Tenerife dos temporradas, en las que llegaron a jugar juntos 39 partidos entre las dos campañas. Ambos formaban una dupla experimentada y sólida en el equipo tinerfeño. Seguramente el viernes se verán de nuevo las caras y tendrán tiempo de recordar viejos tiempos, cuando ambos defendían los mismos intereses tras superar en los dos casos una carrera de obstáculos para alcanzar una división profesional en plena madurez futbolística.

Un «temporadón»

«Siempre es especial» enfrentarse al Granada, admite Carlos Ruiz. «Es el equipo de mi tierra, estuve dos temporadas en el club y conozco a mucha gente que trabaja allí», indica en el diario El Día de Tenerife. «Es bonito vivir estos partidos, pero sobre todo quiero que los tres puntos se queden en casa e irnos de vacaciones con la moral alta», reconoce el de Baza.

De su antiguo compañero, Germán Sánchez, asegura que está haciendo un «temporadón». «Es un tío que nunca se viene abajo, que siempre trabaja y que está preparado para cuando le llega un oportunidad, pero espero que aquí tenga algún desliz y que nuestros delanteros le puedan comer la tostada».

 

Fotos

Vídeos