Granada CF

Los clubes de Segunda se interesan por muchos de los pupilos de Diego Martínez

José Antonio Martínez pone orden en la defensa frente al Getafe. /PASCU MÉNDEZ
José Antonio Martínez pone orden en la defensa frente al Getafe. / PASCU MÉNDEZ

La metodología del técnico es ideal para desarrollar talento joven

FRAN RODRÍGUEZGRANADA

Diego Martínez es un entrenador especial por su juventud y su particular metodología. Estudió en Granada, donde dio sus primeras instrucciones tácticas. Después perfiló su 'librillo' en el seno sevillista, compartiendo fútbol y matizándolo junto a Monchi y Emery. Con las categorías modestas del balompié granadino y la base sevillista en su currículum, el interés de Diego Martínez por los jóvenes talentos debía salir a relucir. Lo hizo cuando llegó en 2014 al banquillo del Sevilla Atlético. Una metodología precisa y un entrenador preocupado en la personalización del trabajo. Todo en un entorno idóneo.

El reto era integrar de nuevo a los muchachos más prometedores de Nervión, tras unos años en los que el salto al primer equipo se había endurecido. Sergio Rico, por necesidad, era uno de los pocos que podía presumir de ser un habitual en el Sevilla. Borja Lasso, Cotán y Carlos Fernández también subían, aunque de forma esporádica. No dudó Martínez en contar con juveniles como David Carmona, Juan Muñoz o Antonio Romero para conseguir en dos años el ascenso a Segunda. Después, con nuevas promesas llevando la manija del equipo, ató la permanencia en la categoría de plata. La lista de jugadores que crecieron futbolísticamente con el pontevedrés es extensa y muchos de ellos son ahora piezas codiciadas en el mercado de Segunda y Primera. El talento ya estaba ahí, pero no hay duda de que entre los mejores para administrarlo estaba el entrenador rojiblanco.

Es el caso de José Antonio Caro, clave en el ascenso del Sevilla Atlético y en la posterior permanencia. El Albacete, un proyecto prometedor, lo ha firmado para defender la portería manchega. En defensa, cuatro ejemplos claros del cartel que tienen los exjugadores de Martínez. Carmona y Matos, dos laterales a los que dio la alternativa cuando eran juveniles, han fichado para ser importantes en Cádiz; Álex Muñoz llegó para reforzar su defensa tras el ascenso a Segunda y ahora forma parte del Zaragoza; mientras que a José Antonio Martínez (al que recuperó de una cesión) lo ayudó en un camino que le llevó a Barcelona.

Si su trabajo con el espigado central llamó la atención del Barcelona, con Tena hizo lo mismo para que el sevillano sea hoy importante en el Real Madrid Castilla. Al igual que José Antonio Martínez, Fran Tena fue reclutado del Alcalá y le dio confianza y partidos con el Sevilla Atlético en Segunda B y La Liga 123. Ocurrió lo mismo con Carrillo e Ivi, dos jugadores a los que Diego Martínez potenció en la primera temporada en Segunda, la que le llevó a dirigir al Osasuna. Ellos acabaron en el Cádiz y el Levante, y siguen siendo de interés en el mercado. Ivi, por ejemplo, seguirá en Primera división con el Valladolid.

Tres son los últimos pupilos de Martínez por los que se pelean algunos equipos españoles. El camerunés Yan Eteki no contó demasiado para el pontevedrés hasta que llegó el ascenso a Segunda y el músculo del mediocampista africano se tornó imprescindible (38 partidos jugados). Álex Pozo, que interesa al Granada, fue otra de las apuestas del entrenador. Lo subió del juvenil en 2016, con el filial sevillista en Segunda, y le dio un total de 20 titularidades (34 partidos y tres goles). Kike Barja, de la cantera de Osasuna, fue el último descubrimiento de Diego en su temporada en Pamplona. La explosión del mediocentro fue tal que la Real Sociedad está más que interesada en hacerse con él.

Relación rojiblanca

Hay tres jugadores que han estado bajo el manto de Diego Martínez y han pasado por la disciplina rojiblanca antes o después. El primero es Diego González, que jugó en el Granada 'B' antes de fichar por el Sevilla Atlético en 2015. El año pasado fue traspasado al Málaga. También es defensa Eli Falcón, que llegó a la disciplina nazarí el año pasado después de que Martínez lo tuviera en Segunda B y Segunda. Por último, el ya mencionado José Antonio Martínez, que se incorporó al Granada este mismo lunes. Otros como Lasso, Fede San Emeterio o Pozo están en la mira de muchos equipos, entre ellos el de Diego Martínez, el entrenador que les dio confianza en Segunda división.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos