El Informe

Un clásico de la categoría

Los jugadores del Numancia rodean a Espinosa en el partido disputado la campaña pasada en Los Cármenes. /R. L. P.
Los jugadores del Numancia rodean a Espinosa en el partido disputado la campaña pasada en Los Cármenes. / R. L. P.

El Numancia es el equipo que más temporadas seguidas acumula en Segunda. La pasada campaña sorprendió y se clasificó para disputar las eliminatorias por el ascenso

JULIO PIÑEROGRANADA

El Numancia es un clásico en Segunda. Es en la actualidad el que más temporadas continuadas lleva en la categoría de plata. Cumple ahora el décimo curso seguido y siempre desde la humildad, su propósito se encamina a conservar la categoría y solo pensar en algo más ambicioso si las circunstancias son favorables, como así pasó la campaña anterior, en la que acabó en el sexto puesto y pudo disputar las eliminatorias por el ascenso.

Los objetivos no han cambiado pese a esos buenos momentos que vivió la pasada temporada. Recientemente ha cambiado de propietarios. Francisco Rubio dejó la presidencia después de 26 años y vendió la mayoría de acciones. Ese trasvase de poderes se ha dado en un club ejemplar y que siempre se ha adaptado a lo que ha podido gastar, aunque eso no le ha impedido mostrarse como un equipo muy competitivo.

Jagoba Arrasate cerró una exitosa etapa de tres años en el banquillo. La mejor fue la anterior, cuando se mantuvo mucho tiempo en los puestos que daban derecho a disputar las eliminatorias de ascenso. Superó el primer cruce tras dejar fuera de combate al Zaragoza, pero después el Valladolid impidió que alcanzara su sueño. El técnico vasco decidió marcharse para aceptar hacerse cargo del banquillo de Osasuna.

El elegido para sustituirle fue Aritz López Garai, un técnico joven que tras colgar las botas se estrenó la temporada anterior al frente del Reus, con el que logró la permanencia sin pasar demasiados apuros. Pasó a otro club modesto en la categoría y con el propósito de prolongar la buena línea trazada en el ejercicio anterior. Con un año de experiencia, ya conoce cómo es la Segunda y lo complicada que resulta para no verse metido en problemas.

Plantilla joven

La plantilla soriana es de las más jóvenes de la categoría. Se fueron jugadores importantes como Íñigo Pérez, Munir, Pablo Valcarce, Aitor Fernández, Saúl García, Pere Milla, Manu del Moral y Julio Álvarez, que optó por retirarse después de permanecer una década en el Numancia, con el que disfrutó de las permanencias de cada año. Fue el cierre de una etapa para dar paso a otro nuevo tiempo.

En los recambios que se efectuaron por parte de la dirección deportiva se optó por la savia nueva. Llegaron futbolistas como Borja Viguera, Jordi Sánchez, Fran Villalba, Oyarzun, Yeboah, Juan Carlos, Noguera, Atienza, Jordi Sánchez, Taliby y Alejandro Sanz. Desconocidos en algunos casos, pero con ganas de mostrarse para intentar abrirse camino en el fútbol. El club numantino puede ser un buen sitio para ellos.

Por el momento ha conseguido instalarse en la zona media y evitar sufrimientos. Al igual que le ocurrió en el curso pasado, en su estadio consigue asegurar buena parte de sus puntos y fuera de casa le cuesta algo más, aunque casi siempre consigue ser un rival duro de batir. Es un equipo que no se rinde ante las circunstancias adversas y va a tratar de repetir algo parecido a lo de la campaña anterior. No le acompaña presión para situarse en los puestos altos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos