Claroscuros

Brillante en casa, defectuoso fuera, el Granada acaba la primera vuelta como sexto, puesto de 'play off', gracias a la derrota del Lugo y pendiente del otro partido aplazado de Osasuna

Claroscuros
BALDOMERO
RAFAEL LAMELASGranada

1. El equipo más goleador de Primera, el Barcelona (lleva 48), lidera con holgura la clasificación, aunque también sea el más seguro (7). El que más cuela en Segunda división, el Valladolid (40), está en el puesto décimo y tiene la zona de fase de ascenso a cinco puntos. Son los dos conjuntos que menos encajan, el Huesca (14) y el Cádiz (12), quienes comandan la tabla, en la zona de salto directo a la élite. No hay mejor reflejo de la diferencia entre ambas categorías que el valor de los goles a favor y en contra en cada una. Protegerse es un mandamiento en LaLiga 1|2|3, tan pareja.

2. Los gaditanos, último rival del Granada , llevan ocho dianas menos que los nazaríes (23, por 31 de los de Oltra) pero han dejado su portería a cero en trece citas. Los rojiblancos, solo en seis. En casa a estos no les afecta tanto recibir pues salvo en la primera jornada ante el Albacete (0-0) y frente al Sevilla Atlético (única derrota como local, 1-2), en el resto de encuentros siempre han metido el balón al menos en un par de ocasiones. El problema viene a domicilio. Fuera llevan cinco pugnas sin ganar, las tres últimas con sequía. No saborean triunfos desde la jornada 11, con apenas tres empates desde entonces. Pese a ello, se han mantenido sextos al cierre de la primera vuelta, gracias a la derrota del Lugo y pendiente del resultado del otro partido aplazado de Osasuna.

3. Un análisis individual del portero y los zagueros incita a pensar que cada puesto está bien cubierto. Javi Varas ha brillado en distintas fases de la temporada y a los defensas les adorna la cualidad de sacar bien la pelota, sobre todo a los centrales. Los laterales suelen proyectarse en Los Cármenes pero se muestran timoratos como forasteros. Quizás en esta falta de determinación empiece a explicarse el contraste como visitante. El factor mental.

4. Algo suele fallar en la detección, hasta en duelos resueltos. Percances que, con las contiendas decididas por mínimos detalles, pueden terminar penalizando. Un despiste, la blandura o la mera mala suerte. Sufrir un golpe puede remediarse si hay una reacción, pero cuando el faro mira al ataque, deja encandilados a los que están ahí, con dificultades para remontar. Lo lograron en Alcorcón y en parte en León, al firmar un 1-1. Desde entonces, nada.

5. Mientras que en su feudo el Granada es el segundo mejor realizador (21, por 26 del Valladolid) los escuálidos 10 goles recabados en los viajes le dejan en el duodécimo escalafón al respecto, igualado con el Oviedo y el Tenerife. Este apagón en vanguardia se asocia a la dependencia de tres futbolistas que acaparan el peso a la hora de materializar el peligro. Son Joselu, Machís y Pedro.

6. El delantero onubense, que ha saltado al campo en cada jornada y solo ha sido suplente en un partido, ante el Córdoba, se erige como el mejor artillero del conjunto, con nueve goles. Llevaba trece a esta altura en la campaña pasada, en la que llegó a 23. De los nueve que acapara, solo dos los ha pescado lejos de Los Cármenes: ante el Numancia (victoria, 1-3) y la Cultural (1-1). Su sequía en otros céspedes influyó en que Oltra probara en Reus con Adrián Ramos como ariete, desplazando a Joselu a la izquierda por la baja de Machís. El experimento, que ya empleó en la segunda mitad en Vallecas, resultó fallido. Sin embargo, Joselu volvió a acabar escorado cuando ingresó el colombiano en el Carranza . El entrenador sacrificó a Sergio Peña en lugar de relevar a uno por otro.

7. La coyuntura surge ante las dos últimas bajas de Machís, ambas fuera. En Reus por sanción y este sábado por lesión. El venezolano alcanza los siete goles y las cinco asistencias, manteniendo un influjo clave por ser un azote para el contrario gracias a su velocidad. Cada vez que falta, el Granada no gana, aunque el equipo sí se repuso a su sustitución ante el Sporting por las molestias de las que ahora se recupera. Su pronto retorno es una bendición.

8. El otro tercio en cuanto a puntería corresponde a Pedro Sánchez, que ha experimentado un bajonazo, menos acusado como local. Nunca fue una bala pero ejecuta el balón parado y demostró su gran disparo. Aunque a ratos se sigue asociando bien, se le ve con menos fuelle. Nadie le echa el aliento encima porque Oltra ha optado por no convocar a Puertas. Pedro se ve titularísimo, ya que Quini solo aparece como alternativa defensiva. Quizás se haya relajado.

9. El técnico no atisba soluciones. Los otros puntas, Rey Manaj y Adrián Ramos, tampoco ven el arco. El albanés genera situaciones comprometidas pero solo festejó en Soria, redondeando el 1-3. Peor es lo del cafetero, inédito, con el sambenito de ser el que más sueldo percibe, contando la ficha con el Granada y la del Chongqing Lifán. Tal vez el remedio sería dar un voto de confianza real a alguno, de salida, no solo bajo el papel de revulsivos.

10. Si otros, como Kunde o Sergio Peña, no afinan su puntería tampoco, el Granada seguirá quedándose a medias. Un equipo virtuoso al calor de su gente pero frágil en sus comparecencias como forastero. Un equipo para pujar por el ‘play off’ pero no por el ascenso directo. Esto requiere más estabilidad. Queda una vuelta entera para ello.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos