Granada CF

Las causas de una baja asistencia

El Granada está lejos de los llenos tras descender de Primera hace dos años. /Fermín Rodríguez
El Granada está lejos de los llenos tras descender de Primera hace dos años. / Fermín Rodríguez

Con algo más de 10.000 espectadores, la entrada media no se corresponde con el liderato | El pasado más reciente, las televisiones y los horarios, problemas ante los que lucha un club activo en promociones y líder en lo deportivo

FRAN RODRÍGUEZGRANADA

El cuadro rojiblanco lidera la tabla gracias a un ejercicio de unión, sacrificio y solidez que se ha sostenido en el tiempo haciendo del Granada un equipo de autor. No sólo ha conseguido mostrarse fiable lejos de casa, sumando puntos tan importantes como el que se arañó de Cádiz, sino que también ha ido convenciendo a los granadinistas que, recelosos o no, volvieron a 'llevarlo en los genes' y se abonaron para la actual temporada. Sin embargo, apenas han remontado las discretas entradas que ha registrado el club nazarí desde principios de la temporada.

Actualidad

Ante los gallegos, estreno oficial en Los Cármenes del actual Granada, 8.307 personas acudieron al estadio. Ni siquiera el número de socios era tan bajo, aunque en pleno verano muchos no se encontraran en la ciudad. Medio millar más estrenó su asiento ante Osasuna, colocando la entrada en unos 8.820. Los buenos resultados cosechados a domicilio fueron el principal motivo por el que en las taquillas se recuperaron las colas, sobrepasando ante el Rayo Majadahonda los 9.000. Una asistencia que superó el número de abonados sin demasiada presencia de los hinchas majariegos.

Sí que colorearon en blanco y verde las gradas de Los Cármenes los cordobeses (alrededor de 600), que ayudaron a alcanzar una entrada de 9.931 en la victoria local (4-2). Con la llegada del Mallorca se perdieron lógicamente esas 600 localidades adquiridas por los de la ciudad califa, pero la cifra siguió rondando los 9.500 espectadores, muestra inequívoca del lento pero continuo regreso de la afición. La confirmación llegó con un nuevo derbi andaluz, en este caso ante el Almería. De nuevo hubo un destacado desembarco indálico, pero de base ya se encontraban 9.500 aficionados locales para una entrada de 10.227.

La mejor entrada de la temporada llegó en una mañana soleada en la que liderato y promoción del club se dieron la mano para superar la barrera de los 11.000. Se superó con creces, pues se registró una asistencia de 13.227. Y, aunque el encuentro acabara con un insulso empate ante un Numancia en inferioridad, la imagen de aquella matinal de domingo fue la de las colas en las taquillas abrazando el contorno de Los Cármenes.

Que no se hayan superado los 10.000 espectadores en la mitad de los partidos que ha jugado el Granada como local tiene, como las victorias, muchos padres y madres. El más notable es el castigo del aficionado a los dos primeros años del proyecto asiático. Un descenso y un frustrado discurso de ascenso por obligación agotaron la paciencia de una parte de la afición que no regresó en verano a adquirir su carné.

Aun sin eximir al club de cierto grado de responsabilidad, lo cierto es que social y deportivamente la entidad rojiblanca está trabajando para recuperar la confianza. En el campo está funcionando a las mil maravillas el fútbol de Diego Martínez. En las oficinas, el Granada volvió a poner en marcha una campaña de abono para la media temporada que se ha saldado con sólo 318 nuevo socios. Además, durante la primera vuelta, han sido varias las promociones que el sector de marketing del club ha ideado para llevar más gente al estadio. No obstante, la asistencia no mejoró en exceso.

La tele, el castigo del líder

Y es que no todas las responsabilidades de ver huecos en el graderío del recinto zaidiniero tienen que ver con el cuero y el césped. Ni siquiera con la entidad granadina. En un fútbol cada vez más en mano de lo económico, los horarios han torpedeado ese paulatino ascenso que se ha vivido en las últimas jornadas. Los partidos de un Granada líder de Segunda son un gran reclamo para las televisiones, que tienen prioridad para emitir y, por ende, designar ciertos días a los envites de los rojiblancos. Así, los encuentros de los rojiblancos han pasado a disputarse, en muchos casos, en día laboral, perjudicando a las aficiones y mermando las asistencias debido a la gratuidad y comodidad que supone ver desde casa partidos jugados ya con la llegada del frío. De más de 13.000 personas, se pasó a 10.035 ante un Sporting que consiguió llevarse todo el botín de Granada. La audiencia que registró GOL en ese partido fue de 373.000 personas.

No hubo excusas frente al Oviedo. pues se jugó en sábado. Una de las más criticadas cifras de asistencia, ya que el equipo llegó tras vencer en La Rosaleda y en el Nou Estadi de Tarragona. Tampoco faltó la promoción especial del club para el encuentro, dejando entradas prácticamente a mitad de precio a aquellos aficionados que acompañaran a un abonado. Solamente 10.373 espectadores vieron el sutil gol de Ramos ante Champagne. Ya en 2019, el Albacete llegó a Granada como segundo clasificado, por lo que el partido fue rápidamente captado por las televisiones (lo retransmitió GOLcon una audiencia de 249.000 espectadores), con 11.991 en el estadio. De ellos, alrededor de 700 manchegos entre los que ocuparon el sector visitante y los que se sentaron junto a la afición local. El partido entre primero y segundo se disputó un viernes y contó con una promoción especial para los pequeños.