Granada CF

Una bestia negra en el estadio de Riazor

Ponce pelea un balón alto con Sidnei en el último Deportivo-Granada.//EFE
Ponce pelea un balón alto con Sidnei en el último Deportivo-Granada. / /EFE

El Granada no pierde en el campo del Dépor desde hace 38 años | Los gallegos tampoco han ganado en Los Cármenes durante este tiempo, así que acumulan 15 partidos sin vencer al equipo rojiblanco

ANTONIO NAVARRO GRANADA

La naturaleza no ofrece una explicación al respecto, pero lo cierto es que el Granada parece convertirse en una bestia cuando juega en Riazor. En el estadio de la Calle Manuel Murguía, en el que el equipo deportivista llegó a golear al Milan o al Real Madrid no hace tanto tiempo, el conjunto granadino parece adquirir unos poderes especiales puesto que ha jugado siete partidos de Liga en los últimos 38 años y no ha perdido ninguno. Si el próximo lunes es capaz de mantener la buena racha de resultados con la que ha iniciado esta temporada en LaLiga 1|2|3 la cifra de partidos consecutivos sin perder en La Coruña aumentará a ocho y el club andaluz tendrá al alcance de la mano el firmar un registro admirable: estar cuatro décadas sin perder un partido en casa de uno de los nueve campeones de LaLiga española.

La última vez que los granadinos hincaron la rodilla en Riazor fue en la jornada 13 de la campaña 1979/80. Aquel encuentro, disputado el 25 de noviembre de 1979, finalizó con victoria gallega por 1-0 gracias a un tanto de Cantudo. Desde ese momento, el Granada de Ben Barek fue incapaz de perforar la portería de un joven y prometedor guardameta que con el tiempo acabaría siendo de los mejores de Europa: Paco Buyo. En el equipo rojiblanco militaban, entre otros, uno de los porteros más queridos por la afición en la historia del club -el vasco Izcoa, que defendió durante diez temporadas el arco granadino- y el actual presidente de la Asociación de Veteranos del Granada CF, el delantero Santi Antonaya.

A partir de entonces cada visita del equipo granadino a La Coruña ha sido motivo de alegría. Los rojiblancos igualaron a uno en la temporada 1983/84, vencieron por la mínima la campaña siguiente gracias a un gol de Husby y volvieron a empatar (0-0) en el último duelo que disputaron en la década de los ochenta: el de la temporada 1987/88. Estos tres enfrentamientos pertenecieron al campeonato de Liga de Segunda división, pero a partir de entonces la vida de coruñeses y granadinos dio un giro radical. Mientras que los gallegos regresaron a Primera, ganaron una Liga (la 99/00) y disfrutaron de emocionantes noches de Champions con una generación de futbolistas excelentes como Naybet, Djalminha o Roy Makaay, los andaluces cayeron al pozo de la Segunda B y en la década de los noventa y comienzos de los 2000 el club vivió uno de los periodos más oscuros de su historia, en el que incluso llegó a temer por su supervivencia debido a los problemas económicos que atravesó y que fueron la causa de que descendiese a Tercera división.

Una vez que el Granada salió del infierno y ascendió de Segunda B a Primera en dos temporadas, los rojiblancos empezaron su andadura en la máxima categoría (curso 2011/12) con una sufrida permanencia a la vez que el Deportivo de La Coruña, dirigido por José Luis Oltra, ascendía como un cohete de Segunda a Primera tras su descenso en el verano anterior. Es por ello que el primer Deportivo-Granada del nuevo siglo se disputó en la temporada 2012/13 y el resultado no pudo ser mejor para los intereses del equipo nazarí (0-3). Los pupilos de Lucas Alcaraz firmaron la victoria más abultada de su historia en este estadio gracias a los tantos de Marchena en propia puerta, del delantero nigeriano Odion Ighalo y del defensa brasileño Guilherme Siqueira.

Aquel triunfo en la jornada 23 acercó al Granada a la salvación y hundió al Deportivo, cuya afición acabó pidiendo la dimisión del presidente Augusto César Lendoiro y el cese del entrenador Domingos Paciencia. Los coruñeses no sobrevivieron a una situación tan complicad a y bajaron a Segunda, completando un nuevo 'ascenso express' a Primera en la temporada siguiente y, por tanto, volviéndose a cruzar con el equipo granadino en 2014/15, en la que ambos conjuntos disputaron un encuentro lleno de emoción y goles (2-2). Ese enfrentamiento fue el primero de la segunda vuelta (jornada 20) y el primero de la segunda etapa de Abel Resino en el banquillo rojiblanco, aunque el preparador toledano acabaría siendo destituido en la recta final de Liga. Los goles locales en este encuentro llevaron el sello de José Rodríguez y de Lucas Pérez mientras que por el Granada anotaron Piti y Rober.

Al conseguir ambos clubes la permanencia en la última jornada, el calendario de Primera volvió a emparejarles en la 2015/16. En ese duelo de la jornada 26 volvió a debutar un técnico en el banquillo rojiblanco, José González, y los granadinos volvieron a amarrar tres puntos vitales gracias a un solitario tanto de El Arabi (0-1). La última temporada del Granada en la elite, la 2016/17, Riazor fue el último estadio de Primera donde puntuó el equipo rojiblanco (0-0), que cerró el curso con ocho derrotas consecutivas.

En Granada tampoco

El Deportivo tampoco ha logrado vencer al Granada a domicilio en este tiempo -tres victorias rojiblancas y cinco empates- por lo que en total son 15 los partidos y 38 los años que el equipo granadino acumula sin perder ante este rival.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos