Héroes del ascenso: Mariano Santos

«Un ascenso es una gran alegría para la ciudad»

Mariano Santos, arriba, en una foto reciente. /G. M.
Mariano Santos, arriba, en una foto reciente. / G. M.

Formó parte del equipo que logró el salto en 1968 y recuerda que en aquel vestuario también existía una gran unidad entre todos los jugadores

JULIO PIÑEROGRANADA

Mariano Santos Francés formó parte del equipo del Granada que logró el ascenso a Primera en la temporada 1967/68. Casi toda su carrera como futbolista la desarrolló en el Granada, con el que disputó un total de 275 partidos en las once campañas que estuvo, desde los 21 a los 31 años. Tras cumplir contrato y no ser renovado, fichó por el Sabadell y allí jugó durante un año. Después optó por retirarse y enfocó su vida a otros ámbitos profesionales.

Jugaba como centrocampista y estuvo tanto en los tiempos de Segunda como después en Primera. Logró ser un valor seguro en el centro del campo. Recuerda que ese último ascenso en el siglo pasado se produjo «cuando perdimos en Mallorca por 1-0, pero como el Calvo Sotelo también cayó en Cádiz, pues eso hizo que termináramos en el primer puesto y ascendimos al final nosotros».

Han pasado 51 años de aquello, pero aún lo mantiene vivo en su mente. «Hicimos una buena temporada con Joseíto, solo perdimos siete partidos y nos pusimos pronto arriba. Ya veíamos que teníamos muchas posibilidades de ascender, aunque el fútbol es como es y hasta que no termina un partido no puedes cantar victoria. Sólo basta ver lo que pasó el otro día en el encuentro con el Cádiz, que impidió celebrar el ascenso», comenta Santos.

Destaca que, al igual que sucede en el equipo rojiblanco de este año, tenían también «muy buena defensa. La formaban Tinas, Barrenechea y Lorenzo, con Ñito de portero. Encajábamos muy pocos goles y eso nos ayudó bastante para ganar muchos partidos».

Mariano Santos, cuando estaba en activo.
Mariano Santos, cuando estaba en activo. / IDEAL

La unidad entre los futbolistas fue un factor que ayudó para que se consiguiera el objetivo trazado en aquella época. En aquel ascenso de 1968 había un vestuario «en el que todos nos llevábamos bien y eso llevó también a que hiciéramos una campaña bastante buena en Segunda. Me acuerdo aún cuando volvimos de Palma. En aquella época no había aeropuerto en Granada. Fuimos de Mallorca a Valencia en avión y luego en autobús hasta Granada. El ascenso siempre es una alegría para los jugadores y la ciudad».

Ha seguido al equipo rojiblanco esta temporada y no duda en afirmar que lo ha visto «bastante bien, porque cuenta con jugadores parejos, sin tener grandes figuras. Han jugado bien, con un portero fenomenal, una buena defensa, un centro del campo fuerte y unos extremos buenos. Lo que le ha faltado es un punta más incisivo. El equipo ha estado muy compenetrado y con un entrenador que sabe muy bien lo que se trae entre manos».

En las primeras jornadas de competición no tenía claro si el Granada iba a contar con opciones para regresar a Primera. Mariano Santos confiesa que «sinceramente no veía que se pudiera ascender, pero a media que ha ido transcurriendo la Liga, viendo cómo jugaba y ganaba los partidos, pues he ido cogiendo confianza. Me imagino que le habrá pasado lo mismo a la afición, a la directiva y al propio entrenador».

Pasión rojiblanca desde Santa Cruz del Comercio

La peña Los Pancis se fundó en 2011, el año que el Granada logró su anterior ascenso a Primera, si bien la intención de sus integrantes era haberla creado un año antes con el equipo en Segunda. Está radicada en Santa Cruz del Comercio, una población situada a medio centenar de kilómetros de la capital. Está compuesta por cerca de 50 miembros.

«Éramos tres o cuatro aficionados los que ya veníamos siguiendo al Granada desde hace años y se nos ocurrió animar a más gente del pueblo para que se motivaran con ir al estadio a ver los partidos en casa, que se dieran cuenta de que todo no podía ser siempre Barcelona o Real Madrid. La intención era cambiar un poco el chip», comenta Merche Cerezo Castro, presidenta de la peña Los Pancis.

Se ubican en el fondo sur y no dejan de animar en cada partido. «Yo estuve en la Fundación del G19 y la unión de todas las peñas hace mucho. Vamos a todos los partidos en Los Cármenes y los que se juegan fuera también nos apuntamos a algunos. Hemos apoyado para lo bueno y lo malo, siempre hemos estado con el Granada», señala Merche Cerezo.