Granada CF

Alta presión para asfixiar al Dépor

Ojeda trata de conectar con Rodri. / GCF | P. Villoslada
Ojeda trata de conectar con Rodri. / GCF | P. Villoslada

El entrenamiento contó con la presencia, por primera vez a puerta abierta, del nigeriano Azeez

FRAN RODRÍGUEZGRANADA

El frío dio una tregua y el sol bañó la Ciudad Deportiva del Granada para que los pupilos de Diego Martínez comenzaran a preparar el próximo choque liguero. Será la visita del Deportivo, un rival de entidad ante el que se intentará retomar la senda de la victoria tras un empate a nada en casa frente al Extremadura y la derrota del domingo en Pamplona.

El Granada volvió a tener dificultades en la zona de la medular, ya que Montoro y José Antonio no entrenaron por sus respectivas lesiones. El valenciano está inmerso en la recuperación de una rotura fibrilar del supraespinoso del hombro derecho. Por su parte, González se retiró lesionado en Pamplona y, tras las exploraciones, se ha confirmado la rotura fibrilar en el sóleo de la pierna izquierda. Algo más de un mes de baja, atendiendo a los plazos habituales en este tipo de lesiones. Sí estuvo Nico Aguirre, que viajó tocado a El Sadar. También se estrenó en sesión abierta el último en llegar. El nigeriano Ramón Azeez, que ya había entrenado a puerta cerrada el sábado, estuvo con sus compañeros esta mañana.

El entrenamiento se basó en varios partidillos en espacio reducido, con situaciones reales de partido. El técnico, Diego Martínez, hizo mucho hincapié en ejercer una alta presión cuando no se tiene el esférico. Fue la principal consigna en todos los ejercicios. Al margen, aquellos que no participaban (por rotación) del ejercicio principal, hacían un divertido juego en ataque, rematando centros que colgaba Raúl Espínola.