Granada CF

Álex Martínez, protagonista involuntario en la derrota sufrida en Riazor

Álex Martínez (derecha) presiona a Juancho (izquierda) durante un entrenamiento //PV/GCF
Álex Martínez (derecha) presiona a Juancho (izquierda) durante un entrenamiento / /PV/GCF

El lateral izquierdo, un fijo para todos sus entrenadores en Granada, no acertó en un control y cometió un penalti que cambió el rumbo del encuentro

ANTONIO NAVARRO GRANADA

Es uno de los jugadores más regulares de la plantilla y sus números hablan por sí solos: Álex Martínez ha jugado todos los partidos de Liga (48) que el Granada ha disputado en las dos últimas temporadas, lo que demuestra que sus cuatro entrenadores en la ciudad de La Alhambra siempre han confiado en él y que a pesar de desenvolverse en tareas defensivas es un jugador aplicado en el aspecto disciplinario, pues jamás se ha perdido un encuentro por sanción con el conjunto granadino.

Ahora bien, Álex Martínez tuvo que lamentar el pasado lunes ser uno de los protagonistas del Deportivo-Granada en contra de su voluntad. Ese fallo que su técnico Diego Martínez había pedido no cometer en Riazor porque el Dépor castigaba con dureza los errores ajenos lo cometió él. Transcurría el minuto 67 de un partido en el que el Granada estaba sufriendo para no ir por debajo en el marcador y en ese momento un balón llovido al área fue mal controlado por el defensor hispalense, que lo intentó retener y comenzar una nueva jugada pero por allí apareció el deportivista David Simón para robárselo y encarar a Rui Silva, siendo derribado por Martínez antes de que esto ocurriese. Por la aparatosidad de la acción al árbitro y a los futbolistas locales la pena máxima les pareció clarísima, aunque los jugadores del Granada protestaron porque el contacto entre los dos futbolistas llegó a ser mínimo como queda demostrado en la repetición televisiva. Quique González transformó la pena máxima y el Granada tuvo que nadar a contracorriente en un escenario muy complicado, encajando el 2-0 en otra acción en la que Álex Martínez tampoco estuvo afortunado puesto que en el centro que originó ese gol el balón pasó por su lado antes de llegar a Quique González, pero lo dejó pasar en vez de desviarlo a córner.

El lateral hispalense también tuvo un fallo de marca en el primer gol de la temporada que los rojiblancos encajaron en casa ante el Lugo (jornada 2), por lo que surge el interrogante de cuánta será la importancia que el preparador rojiblanco otorgue a estas acciones para que no vuelvan a suceder y el ex del Betis ofrezca de nuevo su mejor versión.

Cabe recordar que su compañero y rival por el puesto, Adri Castellano, también tuvo un accidentado debut en el único encuentro oficial que ha disputado: el de Copa del Rey ante el Elche, en el que fue expulsado por doble amarilla.

 

Fotos

Vídeos