Granada CF

Alberto Martín se ausentó en un entrenamiento muy exigente y Rodri trabajó ya en el césped

Rodri saltó al césped al finalizar la sesión del grupo. /F.R.
Rodri saltó al césped al finalizar la sesión del grupo. / F.R.

Rodri volvió a pisar el césped para avanzar en su recuperación del tobillo

FRAN RODRÍGUEZGRANADA

El Granada entrenó este miércoles en una única sesión, la de la mañana, que estuvo marcada por el alto ritmo y la exigencia de Diego Martínez. El entrenador quiso matizar cada ejercicio y estuvo muy encima de los suyos. El grupo saltó con una ausencia destacada, la de Alberto Martín, sin que de momento hayan trascendido los motivos de esta.

Estuvieron entrenándose con el primer equipo los recreativistas Eliseo, Andrés García y Marín, además de los ya habituales Juancho y Lejárraga. Empezaron haciendo ejercicios de posesión, primero con una miniporterías en las que debían anotar tras superar una serie de toques. Más tarde, varió la práctica, se hicieron cuatro equipos en dos campos y debían mantener el balón, alternando la defensa y el ataque según la serie que le precediera.

Para terminar, se agregaron los cuatro porteros (hasta entonces habían trabajado al margen con el preparador Juan Carlos Fernández) y ensayaron la finalización de jugadas en ataque y la posterior salida de la defensa, si la jugada acababa siendo neutralizada por esta. Así se dio por finalizada una sesión en la que el ritmo no bajó un ápice y cuya nota positiva fue ver a Rodri Ríos pisar el césped. Fue cuando sus compañeros ya se retiraban. El delantero sigue quemando fases de su recuperación para estar a disposición de Martínez. Y es que no deja de ser atípico que haya sólo dos delanteros entrenando (Juancho y Ramos) y el doble de guardametas (Aarón, Javi Varas, Lejárraga y Rui Silva). Un dato que, más allá de ser mera curiosidad, evidencia la falta de efectivos en las posiciones de remate.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos