400.000 euros para el mercado de invierno y tres 'fichajes' ocultos

El Granada tiene un sobrante tras la cesión de Baena y la baja de Javi Varas. El club cuenta además con Hongla y aguarda a la recuperación de Rubén Sánchez y Fran Rico

Fran Rico, en la grada de Los Cármenes./A. AGUILAR
Fran Rico, en la grada de Los Cármenes. / A. AGUILAR
Rafael Lamelas
RAFAEL LAMELAS

El Granada está en disposición de emplear unos 400.000 euros en el próximo mercado de invierno a día de hoy. Es la cantidad sobrante de la ventana veraniega de fichajes, que salen del ahorro en algo más de la mitad de la ficha de Raúl Baena tras su cesión al Melbourne Victory y del ligero ahorro en la baja de Javi Varas, al que le quedaba un año y que se firmó con el periodo de inscripción de contrataciones cerrado.

La cifra para una posible inversión puede variar a mejor si el presidente del club cumple su promesa de traer un patrocinador principal, posición que no ha variado. Desde la cúpula de la entidad se llegó a hacer un rastreo para ver si alguna empresa cercana podía llegar al precio que se le da al frontal de la camiseta, en torno al medio millón, pero ninguna llegó a ese nivel. Las compañías locales continúan con su apoyo, pero con la apuesta habitual. Se sigue esperando que John Jiang cumpla, al igual que con la liberación de una partida personal para el inicio de la segunda fase de la ciudad deportiva, que el Granada no puede acometer con sus propios presupuestos si no quiere tener un problema económico. En lo deportivo, es pronto para pensar en posibles bajas que aumentaran ese margen el tope salarial de cara a enero, aunque desde Hope y la gerencia deportiva se esté en continuo rastreo de posibles futbolistas que puedan interesar como es lógico. A día de hoy los resultados dan la razón y se cierra filas en torno al grupo, teniendo en cuenta que los rojiblancos tienen también tres 'fichajes' ocultos.

Uno de ellos es Martin Hongla, futbolista al que le cambió la vida cuando Gino Pozzo autorizó la cesión de gran parte de sus derechos económicos a los nazaríes, que ahora sí tienen potestad sobre el futuro del camerunés y que recibirían un porcentaje importante del beneficio en caso de una venta futura. De inmediato ha entrado en la dinámica de trabajo del filial, con el que ya fue titular la semana pasada, primero como pivote, más discreto, y en la segunda parte de central, inmenso, en la victoria de los de Pedro Morilla ante el Almería B. Hongla está llamado a ejercer el papel de cuarto zaguero en el primer equipo y ejercitarse, si es necesario y cuando esté a más ritmo, con los 'mayores'.

Integrado con el grupo del Recreativo Granada aunque todavía bajo de forma ya está el delantero Rubén Sánchez, una de las grandes apuestas del verano pasado. De hecho optó a ser el tercer punta con Oltra hasta que se lesionó. Una grave rotura de ligamentos de la que recayó en enero y que le ha tenido en rehabilitación hasta ahora. Tras casi un año y medio parado le costará volver al mejor estado competitivo, pero es evidente que en el club hay esperanzas de que progrese y pueda ser otra opción para el ataque de los de Diego Martínez, aunque ya no es sub 23 e implicaría darle una de las cuatro fichas libres disponibles. Lo primero, jugar y golear en Segunda división B.

El tercer 'refuerzo' es el más complicado. Fran Rico lucha porque su rodilla sane y así volver a vestirse de corto tras un auténtico infierno en la enfermería. Si el gallego retornara en condiciones, por fin habría una alternativa real y de similares características para Ángel Montoro, pero no es fácil. En torno a diciembre debe arrojarse luz al tema. Hasta entonces le tocará tener fe.

Si todo saliera bien con ellos, tal vez el Granada no tendría que tocar ese dinero en caja, pero esto es muy largo y nadie sabe qué nuevas necesidades surgirán. Más que en futuras llegadas, toca centrarse en Riazor.

 

Fotos

Vídeos