Granada CF

La vuelta a casa del talismán de Monachil

Abel Gómez celebra un gol con la camiseta del Lorca./PACO ALONSO
Abel Gómez celebra un gol con la camiseta del Lorca. / PACO ALONSO

Abel Gómez, actual jugador del Lorca , ha vivido seis ascensos, entre ellos con el club rojiblanco, con el que se vuelve a cruzar

Camilo Álvarez
CAMILO ÁLVAREZGranada

Aunque circunstancialmente nació en Sevilla, se siente «más granadino que sevillano». Abel Gómez se crió en Monachil pero pronto regresó a la ciudad que le vio nacer para enrolarse en la cantera sevillista. Ocho años previos a una longeva carrera que, a sus 35 años, le ha deparado hasta seis ascensos. Un talismán para cualquier proyecto ambicioso. «Me siento afortunado de haber vivido todos esos ascensos. También significa el mucho trabajo que hay detrás de la carrera de un futbolista», señala el monachileño desde Lorca.

Allí, después de lograr alcanzar la categoría de 'plata', vive un inicio de curso complicado a nivel personal -sólo ha disputado 10 minutos en un partido-. «Estoy teniendo menos protagonismo del que esperaba», admite. Y eso que el entrenador, Curro Torres, fue compañero suyo cuando ambos jugaban en el Murcia (2007/08). «En estos casos sólo queda seguir trabajando y estar preparado para cuando el entrenador y el equipo te necesiten», reconoce. A nivel colectivo «estamos en una situación complicada en la tabla pero el equipo está haciendo algunas cosas bastante bien y no estamos teniendo los resultados que merecemos en muchos partidos».

Desde la escasa distancia que separa la localidad murciana de Granada sigue a su exequipo. Reconoce que «se ha hecho una gran plantilla, se ha formado un buen grupo, un entrenador con mucha experiencia en la categoría y con todos esos ingredientes pinta bien para estar arriba. En las últimas semanas ha dado un plus que le permite llegar bastante bien».

«De broma le dije a Pedro, un gran amigo, que el lunes le vamos a cortar las alas»

El del lunes, admite sin complejos, será «un partido súper especial», pues «vuelvo a casa, a Los Cármenes, donde he pasado dos años espectaculares con el ascenso primero y la permanencia después en Primera. Es una semana diferente». En estos días ha cruzado mensajes y llamadas con amigos que por aquí mantiene. «Tengo mucha amistad con Pedro -coincidieron en el Córdoba-, que anda en un estado de forma espectacular. De broma le dije que el lunes le vamos a cortar las alas, que están haciendo las cosas demasiado bien. Tengo mucho cariño a mucha gente de allí y la última vez que tuve la oportunidad de pisar Los Cármenes las muestras de cariño... son cosas que no se olvidan».

De sus dos años en el Granada sólo mantiene «recuerdos bonitos», como «el 'play off', con tanto sufrimiento que vivimos y luego tanta alegría, y el año de la permanencia el último partido ante el Rayo. Son momentos importantes, sobre todo por la tensión que se acumuló. Te queda la satisfacción de haber conseguido cosas importantes con el equipo». El año en Segunda con el conjunto granadinista «se formó un buen grupo, una buena plantilla, que iba a una, y eso es fundamental en esta categoría. Poco a poco se fue cogiendo la idea que quería el entrenador y las cosas se hicieron bien. El Granada hizo partidos muy brillantes, sobre todo en casa. El estilo de juego era un poco diferente a la mayoría de equipos de la categoría pero se logró el ascenso», rememora.

Para lograr un objetivo así, Abel Gómez, que sabe de lo que habla, cree que «es clave» lograr la mayoría de puntos en casa. El que luego «arañe puntos fuera va a estar arriba».

Recuerda con cariño la gran pareja que formó en el curso 2010/11 con Mikel Rico en el centro del campo: «Nos entendíamos a la perfección. Hay compañeros con los que solo con mirarte o ver sus movimientos ya sabes lo que van a hacer. Conjugamos bastante bien Mikel y yo, pero también cuando jugaron Lucena u Óscar Pérez. Formamos un centro del campo bastante sólido en la categoría».

Desde entonces ha jugado en el Córdoba, Cádiz y Lorca para completar una amplia carrera sin asentarse en ningún equipo varias temporadas. «En el club en el que más tiempo he estado ha sido en Córdoba (tres). En la carrera de un futbolista es importante estar en muchos sitios y que en todos se te recuerde con cariño», señala.

Del partido del lunes, vaticina que será «bonito para el espectador», ya que «somos un equipo que quiere protagonismo, que mueve bien el balón» y esperan «encontrar un Granada fuerte, poderoso en su campo, que nos va a poner las cosas muy difíciles».

El otro regreso

El de Abel Gómez no será el único reencuentro, pues en el organigrama del Lorca figura como director de comunicación Javier Fernández-Rufete, que durante cinco temporadas y media ejerció como jefe de prensa en el Granada. Fue despedido a mitad del curso pasado. Admite que le dolió «mucho», porque «creo que con el esfuerzo que hice en esa ciudad no merecía que me despidiesen un 22 de diciembre. Considero que tenían que haber esperado, al menos, al regreso de las vacaciones».

Rufete relata que «cuando, con la nueva propiedad del club, conocí la intención de despedir a muchos trabajadores del proyecto de Quique Pina y Gino Pozzo hablé con el director general, Sergi Vieta, y le dije que si contaban conmigo. Me dijo que sí. A los seis meses me despiden y me dejan sin un proyecto (Granada) y sin el otro -tuvo una oferta en verano del Sporting-.

La vuelta a casa -él es lorquino- «ha sido fantástica». «Aquí empecé mi trayectoria profesional con Unai Emery hace diez años». Cuenta que «es un proyecto que empieza de cero. Me recuerda mucho al de Granada, donde no había absolutamente nada. Un piso en Recogidas, cinco personas sentadas alrededor de una mesa y poco más».

Del equipo rojiblanco asegura que «esta temporada ha hecho justo lo que tenía que hacer. Manolo Salvador ha hecho un trabajo fantástico porque armar un equipo prácticamente nuevo y desarmar la filosofía que había para establecer otra no es fácil. Tiene una plantilla muy equilibrada y ha colocado en el banquillo a Oltra, un entrenador al que admiro. Estoy más que convencido de que el Granada va a ser uno de los dos equipos que va a estar en ascenso directo al final de la temporada. Tiene una estructura de Primera y una afición inigualable. No he visto demasiadas aficiones como la del Granada en todos los campos que he visitado y visito».

Fotos

Vídeos