La resaca

Vigor sin fluidez

Las 'rotaciones' de Oltra aportan un equipo más físico a priori pero falto de creatividad

Rafael Lamelas
RAFAEL LAMELASGRANADA

1. Sobrevivir a la ausencia de Pedro se le hizo crudo al Granada en el Nou Stadi. Sin el destello del golpeo del alicantino, tanto cuando mira a puerta como al buscar el remate de sus compañeros, el equipo se acható en ataque, a expensas de una llegada fortuita, con pases precipitados o en pos del sprint de Machís.

2. 'Rotó' Oltra para apaciguar piernas cansadas, profundizando en una versión más física a priori pero con un déficit de creatividad. Si ante el Lugo abogó por Espinosa ante la ausencia de Peña, en un cambio de cromos lógico aunque el de Talavera viniera de no actuar, en Tarragona alteró el mecanismo para apostar por el potente Kunde en el enganche, separando la zona medular con dos pivotes semejantes, como Alberto Martín y Baena.

3. A la dificultad de combinación de este triángulo se unió la ceguera por el lado derecho, aquel donde tanto ha campado Pedro en este arranque de Liga, siempre bien escoltado por Víctor Díaz, que no apareció ni una sola vez en ataque. Puertas hizo un rastreo de cobertura pero en pocos momentos encontró las sensaciones apropiadas.

4. Al actuar a pie cambiado, apenas asomó por la línea de fondo para centrar. Se esmeró en alguna entrada en diagonal, solucionadas defectuosamente. Flojo en los golpeos a meta, sin duda estamos ante un caso de bloqueo psicológico. El almeriense ha perdido confianza en sus facultades y enseña una pose de peor futbolista de lo que en realidad es.

5. Lastrado precisamente por la influencia de Pedro, indiscutible y disputando cada minuto hasta que fue expulsado, Puertas empezó el campeonato como revulsivo pero su llama mermó hasta quedarse en mero destello. En una ocasión oportuna de levantar la mano, el cuerpo no le respondió, abrumado encima por la necesidad de remontar los dos tantos de Uche, tras su éxtasis de tres minutos.

6. Puertas hizo carrera en el filial como mediapunta, posición que permitía ciertas desatenciones a la hora de protegerse, pues en momentos importantes ofrecía una solución ofensiva con calidad. El tiempo le ha exiliado en la banda diestra y ahí cuajó un puñado de buenos partidos con el Almería, con algunos tantos, por lo que a esta demarcación se le asignó en su vuelta como nazarí. Pero parece verse que o no es su mejor perfil o simplemente atraviesa un proceso emocional que requiere tiento por parte del cuerpo técnico, pues tampoco Licá, otra opción, parece enchufado al ritmo de batalla.

7. Reaccionó Oltra con la entrada de Rey Manaj, a quien algunos han considerado el 'patito feo' del ataque pero que tuvo fases prometedoras. Tampoco es un púgil como Joselu pero ganó varios saltos y hasta tuvo una gran ocasión en un giro con disparo de efecto endiablado, que no fue a la red por poco. Mientras Ramos siga en el barbecho, sería interesante que el albanés dejara señales. El esforzado Joselu no puede con todo y anda romo ante la diana.

8. A Kunde, de los más lustrosos, se le hizo largo el encuentro. Tiró de corazón en la media y de garra en ataque, pero es prematuro darle galones. Montoro, sin haber cuajado todavía un partido admirable, se convirtió en una sombra alargada para el resto de pivotes. Su sola presencia da otro aire y claridad en determinadas situaciones.

9. A la desesperada, el equipo acabó con tres en el cajón, dos carrileros (Licá y Machís), un par de enganches y dos puntas. Pero tampoco así apareció la luz. Espinosa apenas tuvo un tiempo testimonial, sin capacidad para darle pausa al 'correcalles'.

10. Estos puntos se fueron ya pero hay otro capítulo este sábado ante el Oviedo. Ya estarán Montoro y Pedro, con Espinosa apto tras no quemarse ante el Nástic. Asoman alternativas en la defensa, bien para el superado Menosse o para Saunier, al que la acumulación le puede terminar jugando una mala pasada. Será seguramente un Granada más reconocible, menos vigoroso pero con los mecanismos más asentados. El que condujo a los tres triunfos seguidos.

Fotos

Vídeos