Saunier

«Hay que valorar el haber ganado casi todos los partidos en casa»

Matthieu Saunier barre el área, como es capaz de hacer luego, sin el cepillo, en los partidos. /A. AGUILAR
Matthieu Saunier barre el área, como es capaz de hacer luego, sin el cepillo, en los partidos. / A. AGUILAR

El defensa francés insiste en el objetivo de quedar entre los dos primeros "pero si hay que subir a Primera por el ‘play off’ también lo haremos"

Rafael Lamelas
RAFAEL LAMELASGRANADA

Matthieu Saunier (Hyères, Francia, 1990) era el alumno más aplicado entre los extranjeros del Granada que daban clases de español el año pasado. El único que acudía con una libreta entre unos compañeros muy dispersos, tanto o más que en el terreno de juego. Saunier se ha convertido en uno de los escasos supervivientes de la plantilla de la campaña anterior y aunque estuvo a punto de salir, ahora triunfa con la rojiblanca. Por ahora, le está respetando bastante su gran enemigo, que no es la dificultad idiomática, sino las lesiones.

–Ya se defiende mejor en español.

–He mejorado un poco, aunque ya no doy clase. Ahora practico con mis compañeros en el día a día.

–Está teniendo continuidad y no aparecen las lesiones.

–Sí, estoy muy contento por estar jugando. Tenemos un objetivo muy claro este año. Es estar entre los dos primeros para subir directamente de categoría. Creo que tenemos una plantilla lo suficientemente buena para ello. Si hacemos todo bien, podemos conseguirlo seguro.

–¿Qué hay que hacer para ello? Estamos contemplando un Granada fuerte en Los Cármenes pero con malos resultados fuera.

–Hay que valorar el haber ganado casi todos los partidos en casa, es muy difícil. Fuera sólo hemos vencido en tres partidos y esto es lo que hay que cambiar, sobre todo si queremos ascender directos. Pero si hay que subir a Primera por el ‘play off’ también lo haremos.

–¿Qué ha cambiado para que su físico se resienta menos?

–Llevo una preparación especial tanto con el médico como con los fisioterapeutas. Tenemos en cuenta los esfuerzos y hago un trabajo específico. Un día lo enfocamos a la fuerza, otros a la flexibilidad. Me trato para prevenir cualquier tipo de lesión y de momento (se toca la frente) estoy teniendo suerte.

–Respecto a la temporada pasada, ¿prefiere pasar página?

–Sí, fue un año muy difícil para los que estábamos ahí y para el club también. Es mejor olvidarlo.

–¿Aprecia que ha cambiado mucho el vestuario?

–Sí, prácticamente todo el equipo está formado por gente nueva. Sólo quedamos tres del año pasado (Rui Silva, Ramos y él). Para mí no es un problema que haya menos franceses. Evidentemente es más fácil cuando tienes a compañeros con los que te puedes expresar en el mismo idioma, pero no pasa nada. Hay muy buena gente.

–¿Con quién se lleva mejor? ¿Con quién comparte habitación en los desplazamientos?

–Con todo el mundo tengo relación, aunque con quien suelo ir cuando viajamos es con Rui Silva. Tenemos amistad desde el año pasado.

–Parecía que en verano se marcharía del Granada, pero al final se quedó. ¿Cómo vivió todo aquello?

–Es el fútbol. Siempre que el mercado está abierto desconoces si te vas a quedar en un equipo o si puedes salir. El club también tenía la idea de que lo abandonara, porque consideraban que mi sueldo podía ser un poco alto, pero al final variaron la opinión y me dijeron que contaban conmigo y no tuve ningún problema por ello.

–Permaneció pero al principio Oltra no le ponía. ¿Habló con él?

–Sí, pero era normal que no contara conmigo al principio. No participé en los últimos partidos de pretemporada porque el club buscaba en principio mi salida. Esto conllevó que, cuando llegó la Liga, el míster tuviera el equipo con el que había trabajado. Lo entendí en ese momento y luego me gané un sitio.

–¿Qué le ha parecido el nivel de la Segunda división?

–Es bastante dura. Se parece a la francesa. Es menos técnica que la Primera pero quizás más física.

–Con usted se incumple la impresión de que un zaguero tiene que tener un gesto rudo.

–Hay muchas cosas importantes para hacer bien el trabajo. La primera, es evidente, defender bien. Ayudar a los compañeros para que el contrario tenga dificultad para marcar. En el fútbol también es importante contribuir desde el primer pase para empezar el ataque. Hay que mantener la atención en todo momento.

–¿Quiénes son sus referencias en el puesto?

Me fijo mucho en dos jugadores que se enfrentaron el martes: Sergio Ramos y Thiago Silva. Tienen un estilo impresionante como jugadores.

¿Germán Sánchez o Chico Flores?

–Los dos (sonríe). Son muy buenos. Tienen condiciones un poco diferentes pero ambos son muy aptos.

¿Cómo es uno y otro?

–Germán tiene una gran fortaleza y salida de balón. Chico es un poco más agresivo, durísimo en los duelos. Pero al que le toca decidir en realidad es al míster.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos