Granada CF

La única pieza intocable del Granada de Oltra

Víctor Díaz despeja de cabeza en el partido ante el Albacete, primero de la temporada./RAMÓN L. PÉREZ
Víctor Díaz despeja de cabeza en el partido ante el Albacete, primero de la temporada. / RAMÓN L. PÉREZ

Víctor Díaz es el único futbolista rojiblanco que ha disputado todos los minutos de liga tras esta última jornada sin Varas y con Álex sustituido

Antonio Navarro
ANTONIO NAVARROGranada

De todos los jugadores que han defendido la camiseta del Granada en los cuatro meses aproximados que llevamos de competición, solo uno lo ha hecho durante los 1.530 minutos que se han disputado desde que la Liga 1|2|3 arrancase el pasado mes de agosto. Víctor Díaz se ha ganado a pulso el calificativo de intocable porque está en las alineaciones del equipo granadino día sí y día también. Pero es que, además, es el único que no ha pisado el banquillo. Lejos de reunir las mismas características que el último jugador que se adueñó del lateral derecho rojiblanco, Allan Nyom, el defensor hispalense es un futbolista más sobrio, de los que juegan y no hacen demasiado ruido.

Sin embargo, su disciplina, su solidaridad con el compañero de al lado y sus constantes ayudas en materia ofensiva lo han convertido en el único intocable de José Luis Oltra, siendo respetado y elogiado también por la grada, que valora el trabajo de un jugador que no deslumbra pero que acostumbra a explotar sus virtudes y a minimizar sus carencias, todo un seguro de vida en una categoría tan complicada como es la Segunda división.

Más allá del hecho de haberlo jugado todo hasta el momento, estadística que comparte con otros quince jugadores de la Liga 1|2|3, los datos de Víctor Díaz no dejan lugar a dudas de que se trata de un jugador discreto pero efectivo. En materia defensiva un 80% de las entradas que ha realizado se han saldado con éxito. Además, tiene buenos datos de precisión de pase (66%), no es un defensor nada violento (solo ha visto dos amarillas en diecisiete encuentros) y ha repartido dos pases de gol. Su rival por el puesto, Quini, de momento tiene que conformarse con salir en algunas segundas partes para sustituir a compañeros que juegan más adelantados y que llegan a la recta final de algunos partidos demasiado cansados o con molestias, como le sucedió a Machís en el tramo final del Granada-Huesca.

Oltra necesitaba un jugador de banda que aportara en defensa y en ataque y Quini estuvo ahí. No obstante, ni al ex del Rayo Vallecano ni a ningún seguidor del conjunto granadino tiene por qué extrañarle que Víctor Díaz lo esté jugando todo hasta ahora. Al margen de su buen rendimiento, los números le han avalado en sus últimas experiencias en Segunda: jugó 52 partidos en las dos campañas que estuvo en el Lugo (12/13 y 13/14), fue un fijo para Oltra en el Recreativo (37 partidos jugados en la 14/15) y también para Garitano en el Leganés que consiguió el ascenso a Primera (39 partidos jugados en la 15/16).

La pasada campaña tuvo menos protagonismo en la élite precisamente porque compartió el lateral diestro con un exgranadinista como Tito, pero la cifra de partidos jugados en su debut en Primera tampoco fue nada despreciable (23).

Hasta el pasado sábado Víctor Díaz compartió la condición de intocable con otros dos compañeros más: Javi Varas y Álex Martínez. El guardameta se perdió el duelo ante el Rayo por problemas personales, pero sus actuaciones están siendo más que convincentes y no parece que Rui Silva, pese a su gran partido del sábado, vaya a arrebatarle el puesto a corto plazo. En el lateral izquierdo Álex Martínez también está rindiendo a buen nivel pero su competidor por este puesto, Iriondo, aún no ha debutado en Liga, lo que deja dudas sobre el rendimiento que ofrecerá el día en el que tenga que intervenir. Martínez sí que jugó en Vallecas pero fue sustituido en el minuto 88.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos