Granada CF

Tres ex con posibilidades de jugar el derbi de los vecinos orientales

Estupiñán en un partido ante el Zaragoza. /LOF
Estupiñán en un partido ante el Zaragoza. / LOF

Estupiñán y Sulayman coincidieron en el Granada B, mientras que Lass estuvo media temporada en aquella salvación milagrosa en 2015

Camilo Álvarez
CAMILO ÁLVAREZGRANADA

Muchos son los jugadores que forman parte del actual Granada que en algún momento han militado en el Almería (Chico Flores, Montoro, Espinosa, Alberto Martín y Puertas). Pero también en las filas unionistas hay actualmente tres futbolistas que jugaron en el conjunto granadinista en el pasado. Los tres tienen posibilidades de jugar. Dos de ellos ya fueron compañeros aquí, Pervis Estupiñán y Sulayman Marreh, la temporada pasada en el filial rojiblanco.

El lateral izquierdo ecuatoriano llegó a Granada muy joven, con tan solo 18 años, tras ser captado por uno de los ojeadores del entramado de Gino Pozzo. Lo llevó al equipo de las probaturas, el Granada B, donde cuajó una buena temporada. Tanto que, viendo el bajísimo nivel del primer equipo, fue convocado en ocho ocasiones con los mayores y disputó dos partidos, ante el Deportivo en Riazor (0-0) y el Valencia en Los Cármenes (1-3). La ruptura definitiva entre Gino Pozzo y el Granada llevó consigo la salida de Estupiñán, que se marchó esta temporada cedido al Almería por el Watford inglés, controlado por el italiano.

Con el vecino almeriense está cuajando una temporada algo irregular salpicada por las lesiones. La primera parte de la temporada alternó titularidades con suplencias, luego llegaron un par de lesiones casi consecutivas pero desde hace tiempo se ha consolidado en el equipo titular con doce encuentros consecutivos jugados. En total ha jugado 22 partidos de Liga, 15 de titular.

Menos protagonismo ha tenido desde que se fue de Granada Sulayman. El caso del gambiano todavía se recuerda por su crudeza. Llegó muy joven a Granada, con 17 años, en el año 2013, para jugar en el filial. Desde el principio llamó la atención por su fortaleza física y su personalidad en el centro del campo. Apuntaba alto. Tanto que Joaquín Caparrós, entrenador del primer equipo el curso siguiente habló de sus extraordinarias condiciones y lo sumó a su causa como un futbolista importante. Esa presión le pasó factura. Comenzó a acumular lesiones musculares producidas por el estrés.

Acabó debutando con el primer equipo en Liga ante el Rayo Vallecano pero la presión le superó y acabó siendo sustituido tras el descanso. Las graves lesiones se le acumularon en las campañas siguientes. Se marchó el pasado verano por la puerta de atrás.

En el Valladolid, su destino, solo jugó cuatro partidos de Copa, ninguno de Liga, así que en el mercado de invierno recaló en el Almería, donde sí está teniendo más protagonismo. Llegó avalado por Lucas Alcaraz, que ya lo conocía de Granada. Su mentor ya no está.

El tercer ex es Lass Bangoura, el controvertido extremo del Rayo Vallecano que también ha llegado cedido en enero. El futbolista guineano llegó a mitad de temporada del curso 2014/15 para intentar salvar a un Granada en serios apuros. Fue uno de los hombres importantes en aquella milagrosa salvación con Sandoval en el banquillo. Después volvió al Rayo pero no acaba de asentarse. Un carácter difícil.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos