Transparencia necesaria

Parece que en algunos aspectos el Granada sí ha aprendido la lección

Transparencia necesaria
A. AGUILAR
Rafael Lamelas
RAFAEL LAMELASGRANADA

La comparecencia que ofreció ayer Antonio Fernández Monterrubio no arrojó grandes novedades informativas, pero sí se convirtió en un ejercicio necesario de transparencia que el entorno demandaba tras una temporada emponzoñada por el fiasco del primer equipo. El director general del Granada no escurrió el bulto e hizo autocrítica. Se disculpó ante los aficionados, pero también puso de relieve las fortalezas de la estructura que están construyendo desde la base. Esclareció algunos frentes abiertos, aportando detalles interesantes que jamás se habían trasladado públicamente desde el club. Lanzó el brindis al sol de la poco probable continuidad de Darwin Machís e inauguró una nueva etapa en la entidad en principio más aperturista, empezando con el propio presidente, que despachará la próxima semana ante los medios.

Insistió el que los gestores no están parados, por más que esté enquistado el caso de la salida de Salvador. Lo deportivo camina a su ritmo aunque se guarde cautela para los anuncios. El mensaje institucional está marcado por la prudencia, sin descartar ser ambiciosos. Parece que en algunos aspectos sí se ha aprendido la lección.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos