Granada CF

«Tenía que tranquilizarme, centrarme en ayudar más al equipo y lo demás llegaría»

El venezolano se siente en la ciudad deportiva como en casa./Ramón L. Pérez
El venezolano se siente en la ciudad deportiva como en casa. / Ramón L. Pérez

Entrevista con Darwin Machís, extremo del Granada CF | El venezolano admite que no se sintió bien tratado en etapas anteriores por el club, de ahí que se pensara «mucho» su vuelta, pero ahora es feliz

Camilo Álvarez
CAMILO ÁLVAREZGRANADA

Con ofertas para seguir en Primera, el vínculo afectivo -su mujer es granadina y acaban de tener una niña- le hicieron decantarse por la propuesta del Granada de regresar. Esta vez mucho más maduro dentro y fuera del campo y como hombre importante. Le ha costado pero ante el Córdoba expuso todo lo que puede ofrecer.

-¿Cuáles son sus sensaciones después del gran partido que jugó ante el Córdoba?

-Mejor que en los partidos anteriores. Son buenas sensaciones porque hemos venido jugando bien pero los resultados no se estaban dando y habíamos entrado en esa dinámica mala de resultados. En casa pudimos tener una buena semana de trabajo, salimos muy concentrados y pudimos lograr los tres puntos.

-Primer partido redondo a nivel personal.

-No estaba teniendo una buena dinámica, con partidos regulares. Esta vez me salió un buen partido en casa, con nuestra gente. El grupo entero trabajó muy bien y los tres puntos nos dejan una muy buena sensación para encarar la semana.

«En campañas anteriores, cuando el equipo estaba en Primera, jugaron un poco conmigo»

-¿Por qué no le había salido un partido tan completo como el que realizó el pasado sábado?

-No me estaba sintiendo a gusto conmigo mismo. Quería hacer las cosas y no me salían. Cuando quieres hacer las cosas lo intentas una y otra vez, pero no me salía nada. Me dije a mí mismo que tenía que tranquilizarme, centrarme en ayudar más al equipo y lo demás llegaría. Gané en confianza y me han empezado a salir las cosas.

-¿Sentía cierta presión o responsabilidad por la confianza que el club ha depositado en sus posibilidades?

-No, no en ningún momento. El míster ha depositado toda su confianza en mí, también mis compañeros. Estoy tranquilo y no quiero meterme esa presión yo mismo porque si no, no me van a salir las cosas. Lo que tengo que hacer es trabajar para ayudar a los compañeros, estar mentalizado en que si estoy con mucha confianza voy a hacer las cosas bien.

-¿Cómo se fraguó su vuelta a Granada?

-Tenía muchas opciones para irme a otros equipos pero al final el nacimiento de mi niña, tenía mi casa aquí y el proyecto del club, que era completamente nuevo, me llamó mucho la atención. Tuvimos una semana dura de negociaciones y al final estuvimos todos de acuerdo y aquí estoy.

-Debe ser complicado aceptar un proyecto en Segunda cuanto has jugado en Primera y tienes opciones de seguir en la élite.

-Sí, pero aparte de eso tenía problemas con algunos papeles. Al final el proyecto del Granada me ilusionó mucho. En campañas anteriores, cuando el equipo estaba en Primera, no me dieron la importancia que creo que merecía, jugaron un poco conmigo, pero siento que tengo que hacer cosas importantes en este club. Y esa fue una de las cosas que hicieron que lo pensáramos muy bien. Hablamos mucho con todos los directivos y me encanta haberme quedado.

-¿Qué ha aprendido de su paso por Primera división?

-Ayuda mucho. Estar en Primera división es lo que todo el mundo desea. Estuve una temporada, que para mí fue buena, en el Leganés, donde hice tres goles -dos en Copa del Rey y uno en Liga ante el Granada-. Esperaba muchos más minutos porque creo que me lo merecía pero al final uno se encuentra con entrenadores que piensan diferente. Los minutos que tuve los aproveché al máximo y lo valoro mucho. Esa buena campaña que hice en el Leganés me ha servido para estar ahora en Granada y trabajar para ayudar al equipo a cumplir los objetivos.

-Uno de esos tres goles, el único en Liga, lo marcó al Granada, un tanto que prácticamente lo mandaba a Segunda división.

-Se lo comenté incluso a Rubén (Pérez), mi compañero en el Leganés, que nos sentíamos extraños porque los dos pertenecíamos al club y estábamos compitiendo en contra del Granada. Nos tocó jugar y teníamos que hacerlo, no era nuestra culpa. Esa sensación de marcar tu primer gol y que no lo puedas celebrar porque es al equipo al que perteneces es rara. Además, en el Granada lo estaban pasando fatal, no estaban consiguiendo los resultados. Una victoria le habría hecho salir de esa zona de descenso y estar un poco más tranquilo pero los tres puntos se quedaron en Leganés.

«Esa sensación de marcar tu primer gol y que no lo puedas celebrar porque es al equipo al que perteneces es rara»

-Sintiendo que no lo había tratado justamente el club, ¿pensó que ese gol era una manera de reivindicar su figura?

-Sí. El tiempo que estuve aquí cuando el Granada estuvo en Primera división yo merecí jugar algo más, pero cada quien hizo las cosas según sus intereses. Yo sólo pensaba en seguir trabajando y buscar oportunidades, si no era aquí, en otro lugar en el que pudiera tener mucha más continuidad. Ahora estoy aquí para ayudar al club.

-¿Cómo vivió usted el descenso desde la distancia sabiendo que tenía contrato aún con el Granada?

-Todo fue muy raro. Aparte, las campañas anteriores siempre fueron casi lo mismo, salvándose en las últimas fechas. Esas sensaciones al final te terminan costando la categoría. El año pasado entraron en una mala dinámica desde el principio que le acabó pasando factura.

De menos a más

-¿Por qué ha costado tanto que llegue la Primera victoria en la actual temporada?

-No nos sentíamos a gusto. Queríamos agradar a nuestra gente y entramos en esa dinámica en la que teníamos que hacer las cosas bien sí o sí. Hacíamos mal lo que cada uno tenía que ofrecer en nuestra posición y al final nos ha perjudicado a nivel de equipo, porque todas las semanas de trabajo han sido muy buenas pero en los partidos no nos salían las cosas. Ante el Córdoba tuvimos más tranquilidad, nos concentramos cada uno en lo que teníamos que hacer y el equipo estuvo más compacto, nos entendimos en casi todo y salió el resultado.

-¿Qué pide Oltra al equipo y a Darwin Machís en particular?

-Nos pide que siempre seamos competitivos aunque no salga lo que nos pide a nivel táctico. Que seamos un equipo complicado que compita hasta el último minuto. Me lo pide a mí como a cada uno de mis compañeros. Como no compitamos... la Segunda división es muy difícil.

-¿Habla mucho con usted durante los entrenamientos o durante la semana previa a los partidos?

-Como con el resto de compañeros, me transmite las correcciones que quiere pero nada más.

-¿Cómo se tomó las palabras de su entrenador -tras perder en Valladolid dijo que no veía «al mismo Machís de pretemporada»-?

-Sé lo que tengo que hacer para mejorar. Él es el míster y nos tiene que exigir. Yo tengo que seguir trabajando y con eso llega la mejora para rendir en el campo.

-Sin embargo, tras el partido ante el Córdoba ensalzó su gran actuación.

-No había tenido buenas actuaciones en las fechas anteriores y en este partido pude hacerlo bien. Esa es la línea que tenemos que seguir porque la pretemporada fue muy buena de todo el equipo y el no conseguir los resultados y no ser competitivos en algunas fases le ha molestado mucho. Él (Oltra) quiere que seamos los que fuimos en la pretemporada y estamos trabajando para eso. Tenemos muy buen equipo y debemos ser difíciles de batir.

«Me gustaría estar en Primera y que el Granada regresara a esa categoría estando yo en el equipo»

-¿De verdad tiene tan buena plantilla el actual Granada como se dice?

-Esta categoría es muy difícil y no se sabe quién va a ser candidato al ascenso por el mayor presupuesto que se tenga o por los nombres de los jugadores. Si eres constante y un equipo competitivo y de verdad te lo crees, llegarás a lograr el objetivo. Si trasladamos el trabajo que hacemos durante la semana a los partidos vamos a ser un equipo muy complicado.

-42 jornadas son muchas...

-Hay que intentar sacar muchos puntos fuera y en casa no dejar escapar partidos. Es intentar entrar en esa dinámica positiva y creérnoslo de verdad. Tenemos un buen equipo para competir en cada campo.

-¿Es este un año de transición a nivel personal para volver a Primera independientemente de lo que ocurra con el equipo?

-Sólo pienso en hacer una buena temporada con el Granada y que todo nos vaya bien. Lo demás viene solo.

-Pero a nivel profesional siempre se anhela alcanzar la élite.

-Claro, me gustaría estar en Primera división y que el Granada regresara a esa categoría estando yo en el equipo. Hacer un buen proyecto y que las cosas salgan bien.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos