Granada CF

Un trampolín para tres futbolistas

El centrocampista peruano Sergio Peña, en el entrenamiento de ayer del Granada. /DAVINNIAPG
El centrocampista peruano Sergio Peña, en el entrenamiento de ayer del Granada. / DAVINNIAPG

El regreso de Sergio Peña reabre la competencia en la mediapunta tras el partido de Puertas y Espinosa

Rafael Lamelas
RAFAEL LAMELASGRANADA

Sergio Peña apareció en la ciudad deportiva del Granada con dos enormes maletas a primera hora de la mañana. No le dio tiempo ni a pasar por casa para dejarlas. Recién llegado del viaje de vuelta tras estar con su selección, el centrocampista no quiso tomarse el día de descanso, a pesar de que le podía corresponder por tener un vuelo transoceánico. Para él no hay tiempo que perder. Quería saludar al nuevo cuerpo técnico y ponerse enseguida a sus órdenes. Se ejercitó como uno más. Su deseo es estar con el equipo en Lorca este domingo. Como titular. Si se lo gana.

Algunas cosas han cambiado desde que se marchó a tierras estadounidenses para disputar un par de amistosos con Perú. Ya no está José Luis Oltra como entrenador, algo que supo justo antes de acudir con su combinado, y ahora tiene competencia en el trampolín del equipo. El área desde el que debe de fluir el juego de ataque: la cotizada mediapunta.

El nuevo técnico le dio la titularidad a Antonio Puertas en ausencia de Peña y este, tras muchos partidos sin jugar, cuajó una buena actuación. Morilla también le dio minutos a otro de los enganches de la plantilla, que fue determinante a la postre. El gol de Javier Espinosa, a pase del almeriense, dio la victoria al Granada ante el Numancia y devuelve al talaverano a las quinielas en su posición. Sergio Peña tiene que ganarse la confianza del nuevo jefe del vestuario, que ha conseguido revitalizar a dos futbolistas que aguardaban postrados en la grada.

No es que Peña venga fundido de estar con el conjunto de su país. Apenas disputó seis minutos en el primer compromiso, ante Croacia (victoria, 2-0); y no apareció en el siguiente y definitivo ante Islandia (victoria, 3-1), en el que sí salió durante la segunda parte un exrojiblanco: Ingasson. Pese a contar con pocas oportunidades, la prensa peruana le coloca como uno de los fijos en la convocatoria para el Mundial de Rusia, lo que supondrá un problema a largo plazo para el Granada. Si los rojiblancos disputan la promoción de ascenso –un supuesto realista–, Peña no podría estar al tener que acudir a la concentración previa a la competición planetaria. De hecho Perú tiene cerrado un amistoso para el martes 29 de mayo ante Escocia, lo cual ya podría provocar la baja del nazarí en el encuentro de la penúltima jornada, ante el Sporting de Gijón en El Molinón, en días previos; y para la última de Liga, ante el Cádiz en Los Cármenes. Por supuesto, también en las hipotéticas eliminatorias.

Este compromiso a futuro preocupa e implica la necesidad de que Morilla tenga a gente activa en la disputa por este puesto sobre el césped. Además, cada uno de los que maneja puede aportar aspectos muy diferentes. Peña es un futbolista con desparpajo y visión periférica al que le gusta el contacto frecuente con el balón. De hecho, él se reconoce más como mediocentro que como mediapunta, aunque Oltra le consolidara por delante.

Antonio Puertas, por su parte, supone otro registro. Más vertical, le gusta culebrear en el entorno del área y por su velocidad puede aparecer también como una seria alternativa en la banda, aunque se le vio mucho más cómodo en la izquierda que en la derecha. De hecho, el sector zocato fue su punto de partida para la generación de la diana que tumbó al Numancia. Si no repite por dentro, el almeriense tal vez pueda desbancar a Andrew Hjulsager. En su primera titularidad el danés dejó un poso insípido. Al final del entrenamiento de ayer, David Tenorio, mano diestra de Morilla, se quedó un rato charlando con él, al objeto de trabajar los aspectos que tiene que mejorar. Ante la situación actual, con Darwin Machís castigado para tres partidos más –el próximo y los dos siguientes– nadie en el Granada se puede permitir que un futbolista se desenchufe. Hjulsager tendrá que conectarse pronto.

La otra variante para el arco desde el que se construye es Espinosa, un jugador de clase aunque irregular, capaz de momentos de inspiración como el que demostró con su magnífica puesta en escena en el tanto que convirtió. Tanto él como Puertas han encontrado una nueva vida en este ciclo y se da por hecho que ambos estarán en la citación para acudir a tierras murcianas.

La vuelta de Rey Manaj supone que el técnico tenga otro ‘nueve’ en la récamara si falla Joselu

El lateral derecho tiene otro duelo directo entre Quini y el y Víctor Díaz, tras cumplir sanción

Hay otras dos buenas noticias para el preparador sevillano. Ayer también retornó Rey Manaj, que viene con la mochila llena de goles. Hizo los tres goles de Albania en los dos encuentros que disputó de cara a la clasificación para la Eurocopa sub 21, ambos ante Eslovaquia y ambos perdidos (2-3 y 4-1). Su vuelta soluciona un entuerto en ataque ante la lesión de Adrián Ramos y la situación de Joselu, que está con cuatro amarillas. Manaj tuvo la ‘astucia’ de limpiarse ante el Oviedo forzando una tarjeta, que era su quinta.

La otra duda figura en el lateral derecho. Ahí ha mandado Víctor Díaz durante toda la campaña y lo normal es que forme con los titulares en el estadio Artés Carrasco. Sin embargo es consciente de que su sustituto, Quini, presenta también candidatura tras su pulcra actuación en Los Cármenes. Al menos tres plazas (mediapunta, banda izquierda y lateral derecho) presentan alguna incógnita. Bueno para Morilla, que sigue dando vuelo a la cantera. Juancho sigue con los ‘mayores’ y se ha mantenido Eliseo esta semana.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos