Granada CF

El más tirador de la primera jornada

Darwin Machís probó fortuna varias veces con lanzamientos lejanos a puerta en el partido contra el Albacete.
Darwin Machís probó fortuna varias veces con lanzamientos lejanos a puerta en el partido contra el Albacete. / RAMÓN L. PÉREZ

El Granada fue el equipo que más lanzó en el debut, pero solo un cuarto de sus disparos fueron hacia la portería

Julio Piñero
JULIO PIÑEROGranada

El Granada pinchó en el estreno ante el Albacete en el apartado goleador. Por más que lo intentó no fue capaz de celebrar un tanto ante su afición. Fue uno de los diez equipos que se quedó sin anotar en la primera jornada de Segunda. Pese a empezar con ese registro negativo, el caso es que la estadística no deja en tan mal lugar al conjunto que entrena José Luis Oltra. Y es que fue el que más disparó de los veintidós que componen la categoría. Hasta un total de quince tiros registró a lo largo del partido.

Acabó con un lanzamiento menos el Nástic, que curiosamente tampoco marcó pese a sus intentonas. En tercer lugar figuran el Numancia y el Valladolid, con trece lanzamientos, que en el caso del primero sí le dieron para ganar al menos por la mínima. Hubo otros que sí rentabilizaron bastante sus disparos. Fue el caso del Cádiz. Solo efectuó cinco durante su duelo con el Córdoba y dos de ellos significaron goles, lo que le valió para obtener el triunfo en la primera jornada.

15
Los rojiblancos efectuaron quince disparos ante el Albacete y solo cuatro fueron entre los tres palos.
4
El Rayo Vallecano solo remató cuatro veces a portería y tres de ellos acabaron en gol.

Otra cuestión son los tiros que se dirigieron entre los tres palos. En el caso del Granada solo fueron cuatro de esos quince, lo que supone que solo un cuarto de los intentos obligaron a intervenir al portero del Albacete o a su defensa. En el resto de los lanzamientos no hubo puntería y es una faceta en la que deberá enmendarse el equipo en estas siguientes semanas para poder aspirar a obtener la victoria en cada jornada.

Los que mayor puntería mostraron en el debut fueron el Almería, el Lorca y el Tenerife. Los tres lograron victorias. El que estuvo más atinado de todos fue sin duda el Rayo Vallecano. De los cuatro lanzamientos a puerta que efectuó, tres acabaron en gol. El porcentaje de acierto fue muy elevado. No necesitó intentarlo mucho para lograr su objetivo. El Oviedo, que fue su rival, disparó más y logró un tanto menos.

Fue evidente que el Granada resultó muy distinto durante la segunda parte en el partido con el Albacete. Disparó mucho tras el descanso. Los que más lo hicieron fueron Machís y Joselu. El atacante venezolano insistió en lanzar desde lejos, pero en ninguna ocasión el esférico se orientó entre los tres palos. Infló la estadística con esos disparos, pero lo cierto es que no tuvieron una incidencia positiva y no resultaron peligrosos para el guardameta del Albacete.

Está claro que los rojiblancos están obligados a afinar en estas próximas semanas. Resultará más efectivo no disparar tanto y sí el hecho de mostrarse más certero para que lleguen los goles. Nadie puede dudar de que el equipo no lo intentó y de que lanzó desde diversas distancias. Sin embargo, ningún disparo acabó dentro de la portería defendida por el cancerbero del Albacete. Faltó definir como es debido y que es lo que establece las diferencias en los partidos. Para mejorar esos registros el Granada va a necesitar en parte que exista una mayor competencia en la zona de ataque. Joselu se vació para intentar llegar a todas y eso le pudo pasar factura para que acusar falta de energía y templanza en algunas acciones para rematar en mejores condiciones. Oltra decidió que acabara el partido, pese a que había realizado un gran esfuerzo por ir de un lado hacia otro. Pero es que en el banquillo no tenía a nadie para que le echara una mano en ese sentido.

Trabajo defensivo

También en la parcela defensiva el conjunto rojiblanco acabó con una estadística que arroja datos más bien positivos. Y es que el Albacete solo lanzó dos veces en el encuentro, si bien esos dos disparos fueron entre los tres palos. Eso significa que el equipo granadino defendió bien en líneas generales y pasó por escasas situaciones de verdadero peligro. Javi Varas apenas tuvo trabajo y eso supone un cambio radical respecto a la pasada temporada, en la que los rojiblancos eran asediados en numerosas ocasiones por sus rivales.

La competición acaba de arrancar y en la primera jornada hubo poco acierto de cara a portería en lineas generales. Solo se produjeron dieciocho goles en once partidos. Fue en el encuentro disputado entre el Oviedo y el Rayo Vallecano donde se dieron más tantos. Un total de cinco. Será con el paso de las semanas cuando los equipos contarán con un mayor nivel de acoplamiento para intentar ser más certeros.

El Granada aún necesita engrasarse después de haber renovado en profundidad su plantilla. En el encuentro con el Albacete se observó que aún falta por lograr un mayor entendimiento entre los jugadores para finalizar en mejores condiciones las acciones de ataque. Se vieron buenas intenciones, pero aún falta un buen camino por avanzar.

Fotos

Vídeos