Fútbol

El tipo que dijo 'no' a Granada y Almería

Puertas (3º por la izquierda), en la ida ante el Almería./A. AGUILAR
Puertas (3º por la izquierda), en la ida ante el Almería. / A. AGUILAR

Antonio Puertas fue apartado del filial rojiblanco por no querer renovar para irse al equipo de su tierra y tres años después repitió a la inversa

Camilo Álvarez
CAMILO ÁLVAREZGRANADA

No está siendo la temporada de Antonio Puertas. En realidad no está siendo la de ningún miembro de la plantilla, aunque al de Benahadux las cosas le han ido especialmente mal. Con José Luis Oltra vivió una situación de lo más compleja, pues se quedó al margen de la dinámica del equipo desde el mercado de invierno. Ya antes había perdido prácticamente el protagonismo pero las palabras de apoyo del director deportivo le empujaron a no buscar una salida a pesar de que luego su entrenador no pensara contar con él.

Manolo Salvador aseguró que seguía en la plantilla, a pesar de que se rumoreaba con el interés de algunos equipos en contratarlo. Entre ellos del que procedía, el Almería de Lucas Alcaraz, aunque nunca fue una opción real por el alto salario que percibe el mediapunta, inalcanzable para las maltrechas arcas almerienses.

Se quedó pensando que podría revertir la situación pero pronto se dio cuenta de que sería complicado con Oltra al mando. Para colmo llegaron dos extremos para reforzar la plantilla el último día del mercado invernal, Agra y Hjulsager. Un panorama de lo más negro al que se veía abocado, en gran parte, por su escasa aportación cuando había tenido minutos.

Todo dio un giro radical cuando, tras la derrota en Oviedo, la directiva del Granada decidió destituir a Oltra. La alternativa a Pedro Morilla llevó consigo la recuperación de defenestrados como Puertas o Espinosa. El almeriense pasó directamente a la titularidad por la confianza del nuevo entrenador y las bajas. En el partido ante el Numancia, jugando en la mediapunta durante gran parte del encuentro y en banda izquierda al final dejó algunos buenos detalles. Morilla lo mantuvo en el 'once' dos partidos más que evidenciaron que no está para ser titular. De nuevo a un rol secundario en el que se mantiene desde entonces.

Oltra lo apartó por falta de confianza; Morilla lo recuperó pero tampoco logró extraerle el jugo

En total, acumula 18 partidos esta temporada, todos menos uno de Liga. De ellos, seis ha sido titular y no ha marcado un solo gol. Datos muy pobres que corroboran una aportación muy escasa para un futbolista del que se esperaban grandes cosas. Tiene dos años más de contrato pero, como otros muchos componentes de la plantilla, no tiene asegurada su continuidad la temporada próxima viendo su rendimiento.

Dos amores

El próximo domingo se enfrentan los dos equipos donde ha desarrollado su carrera. Aunque se inició en el Poli Ejido, pronto pasó al Granada B –en enero de 2012 tras la desaparición del club almeriense–, donde vivió dos cursos y medio que le ayudaron a asomar la cabeza en el fútbol profesional. Su final en el club rojiblanco horizontal no fue el esperado, ya que, tras meses negociando su renovación no hubo acuerdo y la dirección deportiva decidió que no se contara con él para el tramo final de aquella temporada 2013/14.

Se cobijó en el principal club de su tierra, la UD Almería, que le buscó hueco en su filial. Su buena temporada le valió para ascender al primer equipo la campaña siguiente, en la que tuvo cierto protagonismo. La pasada temporada fue la de su consagración. Jugó 39 partidos, 34 de ellos de titular, y consiguió marcar ocho goles, una buena cifra para un futbolista que jugó en banda.

Algunos datos 17

partidos de Liga ha jugado esta temporada, aunque solo en seis ha sido titular.

39

jugó la temporada pasada en el Almería, equipo en el que sí fue un futbolista importante.

2012

fue el año en el que fichó por el Granada para jugar en su filial tras la desaparición del Poli Ejido.

Pero tampoco fue un final de curso fácil para el de Benahadux. Puertas acababa contrato y el Almería le ofreció la renovación, sin embargo, ya por entonces el Granada estaba sondeando a varios futbolistas para conformar su equipo en Segunda, pues el descenso desde Primera era un hecho desde meses antes de que acabara la competición.

La negativa a extender el contrato con el club rojiblanco vertical hizo que desde la directiva se planteara la posibilidad de apartarlo en los últimos partidos de la campaña. Pero por entonces el Almería estaba en riesgo evidente de descenso a Segunda B y su entrenador, Luis Miguel Ramis, no quiso prescindir de un futbolista fundamental en su esquema y lo mantuvo en activo hasta el final. Puertas correspondió con tres goles en las últimas jornadas esenciales para mantener al equipo en Segunda una temporada más.

Ya tuvo minutos esta temporada ante su exequipo en el partido de la primera vuelta, en el que el Granada ganó en el descuento. Entonces comprobó que la afición del Almería no le guarda demasiado cariño tras decidirse por el equipo granadinista. Si tiene minutos en el Estadio de los Juegos Mediterráneos deberá soportar con seguridad un ambiente hostil, aunque no se presume fácil que pueda jugar. Miguel Ángel Portugal, el actual entrenador del conjunto granadinista, ya lo dejó fuera de su primera convocatoria y sería extraño que no repitiera la misma decisión esta semana.

Puertas buscará hacer borrón y cuenta nueva para la temporada que viene. No le queda otra.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos