Granada CF

Una temporada plagada de venganzas de los ex

Dimitrievski observa cómo se marcha la pelota fuera tras despejar con la punta de los dedos el disparo de Agra./RAMÓN L. PÉREZ
Dimitrievski observa cómo se marcha la pelota fuera tras despejar con la punta de los dedos el disparo de Agra. / RAMÓN L. PÉREZ

La gran actuación de Dimitriesvki, que formó parte del filial rojiblanco y debutó en el primer equipo, se une a una larga lista con Uche o Sergi Guardiola a la cabeza También entrenadores como Sandoval, Alcaraz o Anquela, y dirigentes como Óscar Cano, Pina o Cordero han pretendido la revancha

CAMILO ÁLVAREZGRANADA

Por el Granada han desfilado tal cantidad de jugadores y entrenadores en los últimos años que cuesta encontrar un equipo en Segunda división que no tenga entre su nómina de trabajadores alguna persona con pasado granadinista. Casi todos guardan un gran recuerdo de su paso por la entidad rojiblanca y solo le desean lo mejor, pero parece que se han guardado sus mejores actuaciones en su enfrentamiento ante el Granada.

El último en interrumpir el progreso hacia el objetivo del equipo de José Luis Oltra ha sido Stole Dimitrievski, el portero del Nástic de Tarragona. Su gran actuación ante el Granada el pasado sábado permitió a su equipo sacar los tres puntos de Los Cármenes y de paso propiciar un tropiezo local que le aleja en cinco puntos del ascenso directo. El macedonio formó parte del filial rojiblanco tres temporadas y solo jugó un partido de Liga con el primer equipo. Después, viendo que su progresión tenía difícil continuidad en el club granadino, decidió marcharse a Tarragona. Allí coincide actualmente con otros dos jugadores con pasado rojiblanco: Javi Márquez e Ike Uche. El primero apenas tuvo incidencia en este último partido al jugar solo unos minutos en el tramo final. Llegaba a la cita muy justo por unos problemas físicos y no pudo demostrar demasiado.

Tampoco el delantero nigeriano estuvo especialmente brillante esta vez. Pero sí en el partido de la primera vuelta, en el que se convirtió en el claro protagonista. Uche, al que la grada de Los Cármenes le dedicaba sonoras pitadas durante su estancia, se tomó su particular venganza con dos goles que supusieron el fin de una racha de tres victorias consecutivas del Granada. Enmendó el error el conjunto granadinista con otros tres triunfos correlativos pero aquella derrota escoció por la forma. Fue una primera parte de gloria del ariete del Nástic, que aquí se vio discriminado aquel curso 2011/12.

También algo desplazado se había sentido Sergi Guardiola el pasado verano cuando el Granada le comunicó que contaba con él para esta temporada en Segunda pero que compartiría pelea por el puesto con Adrián Ramos y el 'pichichi' de Segunda, Joselu Moreno. El hecho de considerarse tercer delantero le hizo buscar una salida, aunque viendo su rendimiento en el Córdoba quizá hubiera tenido mayor protagonismo del que él mismo vaticinaba aquí. En su visita a Los Cármenes amenazaba también con lograr la revancha, pero su gol llegó demasiado tarde, cuando su equipo ya perdía 3-0 y apenas quedaban siete minutos para llegar al noventa.

En el partido de la segunda vuelta del Córdoba ante el Granada Guardiola no 'mojó' en El Arcángel, pero sí participó en la jugada que entre él y Alfaro gestaron para poner al Granada contra las cuerdas. Acabó el equipo de Oltra remontando en los minutos finales, pero lo tuvo muy crudo durante gran parte del encuentro. Aquel día otro conocido del granadinismo jugaba contra sus intereses: José Ramón Sandoval. El 'entrenador milagro' de aquella permanencia agónica de la campaña 2014/15. Ahora, en el conjunto blanquiverde intenta hacer lo mismo en Segunda y con algo más de margen.

Dimitrievski no es el único portero con pasado rojiblanco que se ha esmerado contra su antiguo club este curso. En la Cultural Leonesa milita Jesús Fernández, sin apenas trascendencia en Granada, donde estuvo una temporada y solo jugó un partido. Tras años a la sombra como tercer portero del Real Madrid, ni en el Levante, ni en el Granada ni en el Cádiz logró tener continuidad. Ahora en León está alternando titularidades y suplencias. Ante el equipo de Oltra jugó y con buena nota (1-1). Además, en el club leonés trabaja como director deportivo otro viejo conocido de la afición granadina: Óscar Cano.

También portero es Edgar Badía, que milita en Reus y que jugó solo media temporada, el primer tramo de 2013/14, en el filial granadinista. Se marchó al equipo tarraconense y allí está bien asentado. La visita del Granada a Reus se saldó con un 0-0 en el que Badía participó activamente.

Acento murciano

Sandoval no es el único entrenador con pasado rojiblanco que se ha enfrentado al actual Granada. También uno que además es de la tierra, Lucas Alcaraz, estuvo a punto de dejar uno de los sabores más amargos de la temporada en Los Cármenes. Su Almería fue capaz de igualar en la segunda parte un 2-0. El segundo tanto visitante llegó en los últimos minutos, casi sin margen para la reacción. Sin embargo, Pedro irrumpió para erigirse en protagonista en el descuento y dejar el botín en casa.

Anquela será el próximo rival del equipo de Oltra. El domingo se verán ambos las caras en el Carlos Tartiere con la necesidad de ganar para, uno recuperar un puesto en la zona de 'play off' y el otro acercarse al ascenso directo. En la ida la balanza se decantó para el actual inquilino del banquillo del Granada. Ahora ambos atraviesan un bache, menos preocupante en el caso del valenciano.

Pero si hay un club plagado de nombres que en algún momento de los últimos años ha estado vinculado al Granada es el Cádiz. Empezando por sus dirigentes. El mánager general, con los poderes congelados tras la investigación abierta por la UDEF contra su persona en la operación Líbero, es Quique Pina, mientras que el director deportivo cadista es su mano derecha, Juan Carlos Cordero. En la plantilla cuenta con varios futbolistas que han jugado en el Granada: Álvaro García, Brian Oliván, Nico, Jona o Barral. Ninguno tuvo gran protagonismo en la victoria del Cádiz ante el Granada en el Carranza salvo este último, que fue suplente pero entró al campo con el tiempo justo para realizar una entrada criminal sobre su excompañero Matthieu Saunier que le costó la roja.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos