Granada CF

Talento arriba con fecha de caducidad

Talento arriba con fecha de caducidad
R. L. P.

El Granada tiene a 15 jugadores con contrato a futuro en su plantel, pero pocos son atacantes | De ellos pierde también a Machís, que irá al Watford salvo que prospere la negociación a la que están emplazados con Pozzo al acabar la temporada

Rafael Lamelas
RAFAEL LAMELASGRANADA

Pase lo que pase de aquí a junio, el Granada cimentó una base sobre la que construir el pasado verano que le impedirá empezar de cero a futuro. Limitó su política de acogida de cesiones, cortó el suministro de futbolistas vinculados a los fondos de inversión relacionados con la etapa de Gino Pozzo y apostó por un grueso de jugadores nacionales que quedaban libres en sus clubes. Sólo 'pagó' por Germán Sánchez (100.000 euros) y Hernán Menosse (50.000 aproximadamente), aunque la cantidad se retrajo de los sueldo de ambos centrales. Aquella planificación, más o menos exitosa en función de la valoración que se haga al final, supone al menos que hoy haya quince futbolistas del actual plantel que tengan contrato más allá del 30 de junio. Esta actual remesa sería asumible hasta en el peor escenario, que es continuar en LaLiga 1|2|3. Otra cosa es que el margen de gasto se limitara, pues algunos tienen altos emolumentos. Siempre quedaría la opción de ofrecer cartas de libertad o renegociar.

La lista continuista la forman los porteros Javi Varas (hasta 2019, con opción de ampliar un año más) y Rui Silva (2021); los defensas Quini (2020), Víctor Díaz (2019), Álex Martínez (2019), Saunier (2019), Germán (2019) y Menosse (2019); los centrocampistas Raúl Baena (2020), Alberto Martín (2019), Ángel Montoro (2020) y Sergio Peña (2020); y los atacantes Joselu (2020), Puertas (2020) y Darwin Machís.

Peña, Puertas y Joselu sí están atados. No se contempla la venta del peruano a corto plazo

Este último tiene letra pequeña. Aunque tiene vínculo hasta 2020, el hecho de que sus derechos económicos pertenezcan al fondo Fifteen Securitisation –que pagó 800.000 euros al Mineros, de su país– provocará que en julio pase a ser del Watford, cuyo propietario es Pozzo. El Granada ya ha mostrado su intención de adquirir el pase total del venezolano, pero ha sido emplazado a negociar a final de curso. Será relevante la categoría de los nazaríes. No es lo mismo Primera que Segunda división.

De esos catorce efectivos reales que quedan, pocos son atacantes, contabilizando extremos, mediapuntas y delanteros. De los siete deportistas en préstamo que tiene la escuadra, sólo Iriondo –lateral zurdo que no ha debutado en Liga– se maneja lejos de la vanguardia. Con los otros seis hay particularidades.

  • 7

Es el número de cedidos en el equipo: Iriondo, Kunde, Espinosa, Adrián Ramos, Rey Manaj, Hjulsager y Salvador Agra.

En el caso de Adrián Ramos, en teoría ha de irse a China para recalar en el Chongqing Dangdái Lifan, equipo que presidente también John Jiang y que ha presentado una mareante oferta por Andrés Iniesta. Habrá que ver el planteamiento del colombiano, seguro que ligado a si saltan o no los nazaríes de categoría.

El otro ariete, Rey Manaj, regresaría al Inter de Milán, ya que parece obvio que el Granada no ejercerá la opción de compra establecida en su contrato, que la prensa italiana elevó a dos millones de euros. Los dos extremos que llegaron en el mercado de invierno, Agra y Hjulsager, retornarían a Benfica y Celta. El que llegó en verano como jugador libre, Licá, se desvinculó durante el mes de enero.

  • 2

Son los que sólo tienen vinculación hasta verano sin estar cedidos: Pedro y Chico Flores (que renueva en caso de ascenso).

De la mediapunta volarían tanto Pierre Kunde como Javier Espinosa. El camerunés pertenece al Atlético de Madrid, que no permitió ninguna opción de compra al Granada. El talaverano tendría que incorporarse al Levante, que ha conseguido la permanencia en Primera.

Hay otro elemento que suele aparecer en el área contraria que no tiene atadura, aunque tampoco está cedido. Se trata de Pedro Sánchez, que firmó sólo hasta el 30 de junio. En el mismo escenario está un zaguero, Chico Flores, que se enroló en septiembre, fuera de plazo, al estar libre tras marcharse del Al-Duhail, de la liga de Catar, si bien el gaditano tiene renovación en caso de ascenso.

El director deportivo mantuvo a pocos que vinieran de años anteriores en el primer equipo. Renovó a Sergio Peña, quizás el único en la nómina actual con potencial para una posible venta, algo que no se contempla a corto plazo. En su día el equipo pagó por él 500.000 euros al Alianza de Lima por el 50% de su pase (del resto, 30 es del club peruano y 20 del propio jugador). Su cláusula de rescisión es de cinco millones en Segunda y de diez en Primera. Irá al Mundial, gran pasarela, aunque en principio no es protagonista con Perú. Mientras esté allí dejará dinero a las arcas rojiblancas. Unos 8.500 euros por día desde que lo citen.

También siguieron del año anterior Saunier, Rui Silva y Machís, con su caso especial, más Adrián Ramos, que amplió su estancia. El francés, que ya quiso salir el verano anterior, tal vez se lo vuelva a plantear en caso de seguir en la 'división de plata'. En los pies de ellos está el bañarse en oro. Las primas por lograrlo son importantes.

400.000 por Krhin y a repartir con el Atlético por Rubén Pérez

El Granada también ha de contabilizar el regreso de sus cedidos. Son Rene Krhin, Rubén Pérez, Mehdi Carcela y Fran Rico. En el caso del esloveno (2019), que está en el Nantes, las condiciones para su continuidad allí se cumplirían si llegara a 25 partidos con la camiseta de los franceses. Lleva 19 a falta de tres citas, por lo que ya no podrá llegar. Ha tenido bastante presencia y no se descarta que el equipo que dirige Claudio Ranieri quiera ejercer la opción de compra, tasada en 400.000 euros, lejos de los 1,2 millones que pagó el Granada por él en su día al Inter de Milán.

Rubén Pérez (2019) ha hecho una campaña notable en el Leganés, que ha vuelto a lograr la permanencia. Los pepineros, tras dos cesiones, lo quieren comprar, pero el Granada pide dinero, porque además comparte beneficio con el Atlético de Madrid, que lo dejó fichar libre. Si se traspasa por una cantidad inferior o igual a 1,5 millones, todo se lo quedarían los colchoneros, el mínimo que cobran. A partir de ahí se llevaría algo el Granada, siendo el 50% si la salida es por 3 'kilos' o más.

Aún más complicado de amortizar será Carcela (2020). Volvió en enero al Standard de Lieja, club que le vendió al Granada por 2,5 millones por el 75% de su pase. Aunque está jugando, no se especificó si los belgas tienen opción de compra.

Fran Rico (2020) ha pasado dos años en Eibar, pero vuelve tras operarse de la rodilla de nuevo, así que ahora mismo su prioridad es saber si podrá volver a competir, toda una preocupación. Fichó en 2011 por un millón desde el Madrid.

Además están los que todavía son del fondo de inversión, en varios equipos de Segunda B (Galeano, Izarra, Corozo, Denilson) y los juveniles Juergen y Franklin, que estuvieron en el División de Honor.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos