Mercado

La salida de Rubén Pérez, inminente

Rubén Pérez persigue a Leo Messi durante un partido de la pasada temporada. /EFE
Rubén Pérez persigue a Leo Messi durante un partido de la pasada temporada. / EFE

El Granada estudia la rescisión del contrato para ahorrarse su ficha. Seguirá en el Leganés | Un traspaso implicaba que los primeros 1,5 millones fueran para el Atlético de Madrid

Rafael Lamelas
RAFAEL LAMELASGRANADA

La salida definitiva de Rubén Pérez está a unos días de producirse. El futbolista astigitano, que ha sido cedido en las dos últimas temporadas al CD Leganés, tiene ya un acuerdo verbal para fichar por el conjunto pepinero, pendiente de resolver su situación con el Granada, que sabe por boca del futbolista que no quiere actuar en Segunda división.

Los rojiblancos están por la labor de abrirle paso con el fin de ahorrarse su ficha, que está por encima de los 700.000 euros, y saben que están atados de pies y manos a la hora de fijar un traspaso. Como parte del acuerdo para la llegada del jugador procedente del Atlético de Madrid, el Granada aceptó que en caso de traspaso futuro, los primeros 1,5 millones serían para el conjunto colchonero, dejando muy escaso margen de beneficio para los nazaríes. Es por ello que tras intentar negociar un mejor porcentaje de venta y no alcanzar ningún acuerdo con la escuadra del Wanda Metropolitano, el Granada sopesa rescindir el contrato de Rubén Pérez, quitarse el escollo de su salario y mejorar su techo de gasto por ello. No sacaría nada por su salida directa; tampoco el Atlético de Madrid, cuya dirección se ha mantenido en sus trece. Este es el escenario probable a día de hoy, aunque todavía tendrá que cristalizar. Lo que estaba claro es que a Rubén Pérez le quedaba un año de vinculación con el Granada y ya no había margen para un nuevo préstamo.

Asentado en Leganés, el futbolista está deseoso de seguir en Butarque. En su momento se fue de Granada con dolor cuando se convirtió en uno de los descartes de Paco Jémez en la última temporada en Primera división del equipo. El director deportivo, Javier Torralbo 'Piru', aceptó la salida y aquello dolió a Rubén. En privado siempre sostuvo que si él hubiera descendido con el Granada aquella campaña, se habría quedado para subirlo, pero que lo que le hicieron había sido injusto, por no que se resistió a regresar.

Por otra parte, puede haber un nuevo interés cruzado con el propio Leganés, en torno a un futbolista que encanta en el Granada. Se trata de Fede Vico, quien podría llegar al equipo madrileño para luego ser cedido. Los rojiblancos se posicionan por si pudieran disfrutar así del futbolista. También ha sido ofrecido el portugués Bruno Gama, que finalizó su estancia en el Alcorcón, aunque ahora mismo no parece como una de las grandes prioridades.

Sin nuevas marchas por ahora

Mientras tanto, sigue la planificación, con atención también a las salidas, con el capítulo abierto con Fran Rico, que en principio ha de estar con los demás en unos días, aunque está lesionado. Quedó abortada la de Saunier, por lo que de momento permanece en la entidad, aunque sigue en el escaparate. El club pretende la rescisión de Hernán Menosse. El uruguayo ha oído ofertas de Sudamérica, pero no parece dispuesto a aceptar ninguna por ahora. Prefiere negociar y, una vez con la carta de libertad, resolver después su futuro.

En la mediapunta, se sigue estudiando la marcha como cedido de Sergio Peña al Tondela portugués –bajo gestión de Hope. En ataque, tres 'gallos': Rodri, Adrián Ramos y Joselu. Son los elegidos, aunque el verano, como ocurre con todos, puede dar aún muchas vueltas.

Puertas continuará en el equipo, mientras se sigue estudiando el pase de Peña al Tondela

Raúl Baena llamó a las oficinas esta semana para conocer su situación. Se le trasladó tranquilidad aparente. En el centro del campo figuran también Ángel Montoro, que sigue, y Alberto Martín, que también apuesta por continuar, aunque sí tiene equipos rondándole. Para los costados, al incorporado Vadillo se le suma Antonio Puertas, con el que la entidad cuenta.

En la defensa parece intocable Germán Sánchez y todo indica que el canterano Pablo Vázquez pugnará por una plaza entre los teóricos cuatro centrales. El agente de Quini, además, insiste en que su representado quiere continuar. En la misma tesitura está Víctor Díaz, que sí habría recibido alguna llamada. El Rayo ha preguntado por él, aunque de momento es un interés vago. En la izquierda, el Granada cuenta tanto con Álex Martínez como con Adri Castellano si no pasa nada raro.

En la portería, los tres arqueros muestran intención de continuar, por lo que se espera una férrea pugna entre Javi Varas, Rui Silva y Aarón Escandell. O tendrán ficha los tres o saldrá uno al final. El portugués y el valenciano tienen tentativas, especialmente en Segunda división española, pero quieren intentar ganarse la confianza de Diego Martínez en pretemporada quien, por otra parte, conoce a Varas, con el que coincidió en el Sevilla.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos