Granada CF

Un rival que en el pasado dejó importantes secuelas

Un rival que en el pasado dejó importantes secuelas
Ramón L. Pérez

El Osasuna fue uno de los equipos que más marcó al Granada la temporada pasada, evidenciando males que no han acabado de arreglarse del todo en la presente campaña

Antonio Navarro
ANTONIO NAVARROGRANADA

Los partidos que el Granada disputó la pasada campaña ante el Atlético Osasuna tuvieron gran importancia en el devenir del conjunto rojiblanco, que buscó la permanencia en la máxima categoría con pocas garantías de éxito, especialmente en el tercer tramo de la competición, cuando las distancias con los rivales directos eran insalvables.

Granada y Osasuna quedaron emparejados en la primera ronda de la Copa del Rey y en el partido de ida, disputado en el Nuevo Los Cármenes, quedó claro que los rojiblancos padecían un mal que no han terminado de arreglar ni con el cambio de curso y de categoría: la falta de gol. Ponce falló tres tantos y Jon Toral marcó el único que reflejó el marcador a la conclusión de los noventa minutos (1-0).

El dominio rojiblanco había sido tan abrumador que la indignación de la hinchada fue tremenda cuando en la vuelta el Granada dio una imagen muy inferior en El Sadar y se dejó remontar la eliminatoria (resultado de 2-0 y clasificación para Osasuna). El Granada era penúltimo en liga, pero hizo el rídiculo en el campo del último clasificado y las vacaciones de navidad no fueron nada agradables para una plantilla que fue muy retocada en el mercado invernal.

Tras recibir una goleada sin paliativos en el Santiago Bernabéu (5-0), el Granada decidió renovar a Lucas Alcaraz por una temporada más en los días previos al compromiso ante el equipo rojillo, que se definía como uno de los más importantes de la temporada. Dejar que el colista también ganara en Lo Cármenes podía ser una humillación y la crónica de un descenso anunciado en pleno mes de enero. Para este partido Alcaraz se vio obligado a contar con Omer Atzili por las bajas de varios de sus compañeros de banda, así que el duelo era una final para el Granada y para el futbolista israelí. Pues bien, ni uno ni otro convencieron a nadie. El Granada sumó un insuficiente empate que lo dejaba como estaba tras un partido bastante pobre (1-1) mientras que Atzili demostró, una vez más, estar muy verde como para competir en una categoría tan exigente como la Primera división española. Los rojiblancos intentaron fichar a El Zhar en las horas finales del mercado de invierno para mejorar su rendimiento por los costados, pero terminaron siendo 'traicionados' por el extremo marroquí, según explicó el por entonces director deportivo del equipo: Javier Torralbo 'Piru'.

La plantilla ofreció un nivel tan ínfimo que, además de costarle el cargo a los citados Piru y Lucas Alcaraz, recibió varias sonoras pitadas en los últimos partidos que jugó en casa por parte de su propio público y llegó a la penúltima jornada descendido aunque con algo en juego: evitar ser el peor equipo de Primera. Osasuna y Granada se jugaban evitar ese último puesto en la penúltima jornada y los navarros se llevaron el gato al agua (2-1) ante un conjunto granadino que no ganó fuera de casa en ninguno de sus 20 enfrentamientos oficiales. Los goles de Steven y Kodro hicieron inútil el de Adrián Ramos y el Granada se quedó en lo más profundo de la tabla, en una última posición que ya no soltaría puesto que también perdió en casa en la última jornada frente al RCD Espanyol (1-2).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos