GRANADA CF

Regreso a casa y regreso a la victoria

Regreso a casa y regreso a la victoria
ALFREDO AGUILAR

El Granada se impone al Zaragoza en un partido emocionante en el que pudo ganar con mayor tranquilidad si hubiese entrado alguno de los dos balones que estrelló en la madera

ANTONIO NAVARRO

El Nuevo Los Cármenes empieza a tener magia. Nunca será igual que el antiguo, pero el granadinismo cada vez escribe más páginas doradas en el coliseo del Zaidín. Ahí se consiguió el deseado ascenso a Segunda B ante el Guadalajara, se gestó el ascenso a Primera del Granada de Fabri y en lo que va de temporada el estadio de la Avenida Pintor Manuel Maldonado es el templo en el que el Granada hace catarsis cuando los resultados no le acompañan fuera de casa. Vencieron los granadinos al Zaragoza con justicia en un partido en el que Adrián Ramos se estrenó como goleador en liga, en el que Machís volvió a ser titular y en el que Álex Martínez vio puerta por segunda semana consecutiva. Oltra puede respirar tranquilo porque su equipo vuelve -aunque pueda ser provisionalmente- a la zona de promoción de ascenso y la hinchada rojiblanca empieza el fin de semana con una sonrisa dibujada en el rostro.

2 Granada CF

Varas; Víctor Díaz, Chico Flores, Saunier, Álex Martínez; Alberto Martín, Kunde, Pedro (Joselu, m.87), Peña (Quini, m.76), Machís (Baena, m.68); y Adrián Ramos.

1 Real Zaragoza

Cristian Álvarez; Alberto Benito, Verdasca, Grippo, Lasure (Alain, m.80); Eguaras, Zapater (Pep Biel, m.80), Javi Ros, Pombo (Vinicius, m.75), Febas; y Papu.

Goles:
0-1, m.11: Grippo; 1-1, m.15: Adrián Ramos; 2-1, m.38: Álex Martínez.
Árbitro:
Arcediano Monescillo (colegio castellano-manchego). Amonestó a los locales Alberto Martín así como a los visitantes Eguaras, Lasure, Grippo y Papu
Incidencias:
Partido de liga disputado en el estadio Nuevo Los Cármenes ante 10.579 espectadores.

El conjunto andaluz comenzó el duelo con muchas ganas y aún no se había cumplido el primer minuto de partido cuando Adrián Ramos, en su regreso a la titularidad, ganó un balón por alto a la zaga rival y se plantó solo ante Cristian, al que regateó antes de estrellar el balón en el poste. Esta carta de presentación no intimidó al Zaragoza, que sin ser superior a los granadinos consiguió adelantarse gracias a su primera ocasión clara de gol. Grippo fue más rápido que la zaga local para cazar un balón volcado al área desde el costado derecho y cruzar el balón ante Javi Varas, que vio como el esférico entraba llorando tras haber rebotado previamente en el poste. El Granada luchó por no caer en brazos de la depresión y tan solo cuatro minutos después Adrián Ramos reestableció el empate al cabecear al fondo de las mallas un preciso centro de Víctor Díaz (1-1).

El equipo granadino controlaba el balón pero el Zaragoza tenía peligro en sus acercamientos al área local, por lo que Varas tuvo que estar atento en un centrochut de Pombo que no encontró rematador por muy poco (m.20) y en un disparo cruzado de Papu que el cancerbero sevillano despejó a córner lo mejor que pudo. Estaba entrando el partido en una fase más anodina cuando Álex Martínez, a siete del descanso, levantó al público de sus asientos. El lateral izquierdo recogió un balón que se había paseado por el área zaragocista sin encontrar dueño y lo cruzó al palo contrario de Cristian Álvarez, que lo tocó pero no lo suficiente como para impedir el dos a uno.

En la reanudación Febas volvió a poner a prueba a Varas con un disparo que el meta rojiblanco desvió con apuros mientras que Machís, más discreto que en otras ocasiones, pudo aumentar la renta local pero no acertó a deshacerse de Cristian Álvarez en el uno contra uno. El Zaragoza intentó ganar presencia en ataque y al Granada no le quedó más remedio que intentar guardar la ropa y a ser posible sentenciar en rápidas salidas a la contra. Consiguió esta vez el equipo de Oltra someter a su rival y en el tiempo añadido Ramos podría haber celebrado su segundo tanto de la noche si la fortuna hubiese estado de su lado, pero su disparo cruzado tras una jugada personal que recordó a las mejores de Odion Ighalo -ambos con el siete en la espalda- lo acabó escupiendo el poste. No hubo tiempo para mucho más. El Granada se reencuentra con la victoria en casa y da un paso importante en dirección a los primeros puestos. Necesario será que, cuanto antes, camine también en la buena dirección cuando le toque jugar fuera de Los Cármenes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos