Granada CF

Ramos y Rubén abandonan la gira de un Granada que pierde munición

Adrián Ramos, en uno de sus últimos entrenamientos con el equipo en Holanda./CÉSAR GUISADO
Adrián Ramos, en uno de sus últimos entrenamientos con el equipo en Holanda. / CÉSAR GUISADO

La mala fortuna viene a punzar al equipo en la faceta que mejor le estaba funcionando: la facilidad para hacer gol

CÉSAR GUISADOWOLFHEZE

Dos hombres abandonan el fuerte de Buunderkamp, en Holanda. Dos jugadores que desempeñaban el mismo rol dentro del esquema de José Luis Oltra, como son los atacantes Adrián Ramos y Rubén Sánchez, quienes se caen de esta gira flamenca antes de lo previsto debido a sendas e inoportunas lesiones. El canterano se fue ayer. Ramos, llamado a ser la estrella, lo hará hoy. Perder a dos delanteros y que uno de ellos fuese un fijo en los planes del entrenador, caso del colombiano, se convierte en un severo varapalo para una gira que pierde munición alcanzado su ecuador.

El caso de Adrián Ramos es especial porque su dolencia no viene derivada de la actividad futbolística. Su lesión no está producida por un golpe con un rival o una acción del juego sino que se debe a un problema de salud. Sin duda el sudamericano no ha tenido suerte durante esta gira ya que si se perdía el encuentro del sábado ante el Groningen aquejado de una gastroenteritis. Más tarde se descubrió un problema de carácter urológico por el que debe viajar a España para que este sea analizado con más detalle y tratado en consecuencia, sin diagnóstico aún.

Por el momento y si no llegan noticias de lo contrario, el cuerpo técnico está tranquilo al respecto y así lo transmitió ayer el entrenador a esta redacción, esperando que el goleador esté de vuelta con el equipo ya en Granada dentro de unos días. Si bien la decisión de su vuelta llama a la coherencia por parte de los servicios técnicos de la entidad, toda vez que ni el jugador iba a poder entrenar con el equipo durante unos días y que, por supuesto, su dolencia necesita tratamiento. Está previsto que Adrián Ramos vuele hoy desde el aeropuerto de Schiphol, en Amsterdam, rumbo a Málaga.

El delantero del filial David Grande se incorporará para volver a sumar 22 efectivos

El mensaje que lanza el club pretende apagar las alarmas. Es cierto que Adrián Ramos está pendiente de pronunciarse sobre su futuro. También que una de las cartas claras que hay sobre la mesa es la de continuar en el Granada, pero hay otras opciones, las cuales todavía está valorando. Tanto la gastroenteritis como el problema urológico no han sido más que contratiempos fortuitos e inevitables.

Es precisamente la lesión de Rubén Sánchez la que más preocupa en el seno del club por el momento, debido a que en las primeras exploraciones diagnósticas realizadas al jugador han permitido observar que su golpe en la rodilla derecha puede revestir más gravedad de la que parecía en un primer vistazo y puede ser baja de mayor duración.

El canterano sólo pudo actuar en los seis primeros minutos del encuentro que el Granada disputó ante el Almere City, ya que fue en ese instante cuando al remachar un balón dentro de la portería, sufrió un choque con el portero del que salió mal parado. El artillero ya está en España y se espera que hoy se someta a una prueba que determine el alcance exacto de su lesión.

Fortuna esquiva

La suerte precisamente parece que no quiere estrechar lazos con el equipo por el momento. La fortuna, mala en este caso, ha venido a punzar en el factor que mejor estaba funcionando el Granada hasta el momento, en el ataque y la facilidad para hacer goles: cinco en dos partidos, uno anotado por Rubén y otro por Ramos. Así, con el objeto de que el técnico vuelva a contar con dos equipos completos, se prevé que se incorpore de inmediato el delantero del filial David Grande, con el que la plantilla sumaría 22 efectivos.

El equipo de José Luis Oltra ha anotado en dos encuentros cinco tantos, repartidos en cinco hombres diferentes. Rubén y Ramos hicieron los dos primeros ante el Almere, encuentro en el que Germán puso el empate de tacón. Con el Groningen fueron Pedro Sánchez, de cabeza, y Darwin Machís, al transformar un lanzamiento de penalti que él mismo provocó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos