Granada CF

Ramos sí, Ramos no

Jonh Jiang, presidente del Granada, estuvo en el palco de Los Cármenes en el estreno de la temporada./Ramón L. Pérez
Jonh Jiang, presidente del Granada, estuvo en el palco de Los Cármenes en el estreno de la temporada. / Ramón L. Pérez

El colombiano, en boca de todos, entró en la lista de 19 convocados el sábado pero ayer fue el descarte de Oltra

CAMILO ÁLVAREZGRANADA

Durante toda la semana se ha hablado de las declaraciones de Adrián Ramos en una radio de su país insistiendo en que su meta antes de que acabe el mes de agosto es estar en un equipo de Primera, ya sea en España o en el extranjero. El 2018 es año de Mundial y el colombiano quiere estar con su selección en la cita que se disputará en Rusia. No ha sentado nada bien en el seno del club. Y eso que el futbolista nunca aseguró tajante que se quedaría. Simplemente acudió el primer día de pretemporada a la ciudad deportiva porque un contrato le liga al Granada hasta el próximo mes de diciembre.

No le ha debido convencer lo que ha visto este verano o no le han debido convencer de que en Segunda puede ser una estrella porque su pensamiento sigue estando lejos de aquí. El club, dicen desde él fuentes que saben la situación del caso, no tiene intención de poner su salida fácil. O más bien que la ficha del colombiano es prohibitiva para todos aquellos que dicen pretenderlo, llámese Levante o América de Cali. La gran estrella que firmó el presidente del Granada para su equipo chino (Chongqin Lifan) con parada previa en la ciudad de la Alhambra no puede salir de cualquiera manera. Le costó sacarlo del Borussia Dortmund más de 10 millones de euros. Alguien tiene que responsabilizarse económicamente de ese pasado tan reciente.

El caso es que Oltra y el Granada hablan de Ramos como un jugador más. Por eso entró en la lista de convocados que el técnico rojiblanco confeccionó tras el entrenamiento del pasado sábado. El viernes dijo que aún no tenía el alta aunque ya entrenaba con el grupo. Una adenitis perineal le había dejado en reposo un tiempo tras ser operado. Finalmente ese alta llegó y Ramos estaba entre los 19 elegidos. Sin embargo, también el cafetero fue el escogido como descarte. Seguramente Oltra se pueda agarrar al argumento de que era el que llegaba en peor condición física. Menos entrenamientos grupales en sus piernas. Cierto es.

Sin embargo, con todo ese runrún a su alrededor estos días y su declaración de intenciones, tampoco estaba en las mejores condiciones mentales para afrontar el debut de su equipo en la Segunda división. Un futbolista que no está centrado resta, aunque por su calidad, viendo algunas de las opciones ofensivas que se le plantearon al Granada, quizá con Ramos el marcador se habría posicionado del lado del local.

Quedan diez días para que se cierre el mercado y desde Valencia insisten con el asunto. Ver al aún delantero del Granada fuera de la convocatoria definitiva alimentará las especulaciones en la zona levantinista de la ciudad. Antes de que llegue ese cierre de persiana del mercado habrá que disputar una nueva jornada de Liga contra el Zaragoza en La Romareda. Entonces Ramos llevará suficientes entrenamientos con el grupo como para saber si una nueva ausencia no se sustenta en la condición física. Quien lo quiera que lo pague, pensará John Jiang, ayer en el palco, pero un jugador que deja claro que no quiere seguir es difícil de convencer. Presionará mientras tenga opción.

Fotos

Vídeos