La resaca

La puerta hermética

Germán Sánchez despeja un balón en plancha. /BALDOMERO
Germán Sánchez despeja un balón en plancha. / BALDOMERO

El Granada, que sólo lleva siete partidos sin encajar gol, rompió una racha de cinco jornadas recibiendo a balón parado, su gran lastre

Rafael Lamelas
RAFAEL LAMELASGRANADA

1. El secreto de un ascenso a Primera división se suele asentar en tener una puerta hermética, a prueba de balas. La historia reciente así lo dicta, salvo mínimas excepciones. Indemne se quedó el Granada ante el Valladolid siete jornadas después de su última vez, en aquel 0-0 en Reus cuando también formaron como centrales los gaditanos Chico Flores y Germán Sánchez. Un hecho, el de salir sin dianas ajenas, que el equipo sólo ha conseguido siete veces en los 26 partidos de Liga. A distancia de las diez del líder, el Huesca, y las dieciocho del segundo clasificado, el Cádiz.

2. Resulta visible, siguiendo el ejemplo, la importancia de guarecerse para los amarillos. Nadie les ha remontado hasta la derrota. Se adelantaron en doce de sus trece victorias y en tres de sus ocho empates (en los otros cinco acabó sin goles). Hasta ayer, si empezaban perdiendo concluían así, pero la estadística se rompió este sábado al reaccionar ante el Oviedo en Carranza (1-2), en un duelo a cara de perro que les permitió aferrarse a las plazas de ascenso directo.

3. Los números defensivos de los rojiblancos resultan más discretos y se dispersan en la campaña. Varas escapó sin magulladuras en las jornadas 1, 8, 10, 13, 16, 19 y la presente. En cuanto a coincidencias de parejas de centrales, Chico y Saunier festejaron un trabajo intachable tres veces, ante el Oviedo, Osasuna (disputado fuera y solucionado con un empate) y Huesca. Germán Sánchez y Menosse estuvieron en el debut ante el Albacete (0-0). El uruguayo y Saunier lo festejaron frente al Lugo. Chico y Germán, los de la ‘tacita de plata’, en las dos últimas: en Reus y el viernes.

4. Este tramo se ha significado por una debilidad. Salvo ante el Sporting, siguiente choque al de Reus, en el que el tanto de la honra asturiana llegó en jugada, en cada partido posterior al menos soportaron una diana nacida del balón parado. Pasó en Cádiz y Albacete, con derrotas, en sendas faltas luego rematadas; ante el Zaragoza en Los Cármenes, pese a la remontada, bajo la misma suerte estratégica; en el Miniestadi, desde un córner; y con el Tenerife, de nuevo en un libre directo que cabeceó Juan Villar.

5. ¿Qué pasó el viernes para remediar la sangría? Mucho tuvo que ver el empleo de los zagueros. Chico Flores se exigió en el duelo por las alturas con el pichichi Jaime Mata. Admirable esfuerzo pese a estar tocado durante toda la semana. Emergió Germán Sánchez a su vera, inquieto en el juego aéreo. Corrigió situaciones muy peligrosas. Apenas tuvo un despiste, que solucionó Varas en una salida a los pies de Mata.

6. Habrá que ver si José Luis Oltra le da carrete a este plan o si para Córdoba recupera a Saunier, que se perdió la cita por amarillas. Una vez más se comprueba que la profundidad de la plantilla en algunas posiciones subraya su nivel. Es probable que cualquiera de estos tres jugadores discutiera la titularidad de sus homólogos en otros clubes. El entrenador valenciano hasta ahora se ha decantado por dos de ellos, Chico y Saunier si han estado sanos. Ahora Germán ha dignificado su papel y aprieta. Tampoco se puede descartar que la salida al Arcángel le sirva al preparador para ensayar con tres atrás. Ante la visible pegada del Granada, sobre todo ahora que Machís ya se revoluciona bien, quizás medite esta variante ocasional.

7. El patrón que privilegia a los que salen indemnes se hace cada vez más incuestionable con el paso de los años. De los últimos cinco campeones de la categoría, tres se mantuvieron como los menos goleados, uno quedó segundo en este rango y el otro, tercero. Arrancando la serie en la campaña 12/13, el primero fue el Elche, que recibió 27 goles apenas, siendo el undécimo en cuanto a realización. Segundo fue el Villarreal, con el mismo puesto en el registro de protección. Le colaron 38 balones.

8.En la 13/14 el mejor volvió a ser el que menos esféricos sacó de su red. 28 veces para el Eibar, por 36 del que le acompañó, el Deportivo de La Coruña. Los armeros, como el Elche, también fueron undécimos en efectividad ante el contrario. La 14/15 alteró la secuencia. Primero fue el Betis, que fue tercero en seguridad (40 goles, igual que el Valladolid) y primero en remate (73, igual que Las Palmas). El otro pasajero hacia la élite, el Sporting, acabó como el más robusto. Sólo flaqueó en 27 ocasiones.

9. La bendición para aquellos sufrieron pocas grietas retornó en la 15/16, aunque con intercambio de roles. El campeón, el Alavés, se instaló como segundo en esta materia, con 35 goles, mejorado por el segundo, el Leganés, que acusó 34. Los vascos se conformaron con ser octavos en puntería.

10. El curso pasado el Levante se erigió como el mejor de todos y el segundo con menos daños en su arco, apenas 32 tantos. La rareza vino con el otro que subió. El Girona, segundo, lo conquistó pese al lastre de ser octavo en cuanto a blindaje (45). Le adelantaron en esta suerte un sorprendente Reus (29) y los granotas, más el Tenerife (37), Cádiz (40), Getafe (43) y Huesca (43), los cuatro equipos que disputaron la promoción. También le miraron por encima en esto el Alcorcón (43) y el Rayo Vallecano (44).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos