Producto con marcado acento andaluz

La pasada temporada el único representante fue Barral y hubo hasta dieciséis en la campaña 1999/00, con Chaparro como entrenador | Los cinco fichajes del Granada han nacido en la misma comunidad autonóma

Julio Piñero
JULIO PIÑERO

Son cinco los fichajes que el Granada ha realizado hasta el momento para configurar la plantilla que va a competir esta próxima temporada en Segunda y se da la circunstancia de que los cinco son andaluces. Es parte del proceso de nacionalizar el equipo que se ha ideado tras romperse el vínculo con Gino Pozzo de las últimas temporadas y que conllevó la llegada de futbolistas extranjeros de múltiples nacionalidades. Ahora la política que se ha emprendido es bien diferente.

Javi Varas, Joselu, Antonio Puertas, Álex Martínez y Quini tienen en común que han nacido en tierras andaluzas. Al margen de su mayor o menor calidad, conocen bien el terreno por el que se van a mover y no van a tener que pasar por un proceso de adaptación al país ni tampoco a la categoría, en la que ya han competido en años anteriores. Al menos es una ventaja con la que van a partir y que se ha echado de menos en años anteriores.

Es probable que incluso no sean los últimos andaluces en incorporarse. Está cerca Germán Sánchez, central gaditano que ha jugado en el Tenerife esta última temporada y que también se podría sumar en estos días, lo que incrementaría la nómina de jugadores nacidos en la comunidad autónoma más numerosa de España. No ha llegado hasta ahora ningún extranjero entre las primeras cinco incorporaciones, aunque está cerca el uruguayo Menosse, que curiosamente jugó en el Recreativo de Huelva.

La pasada temporada el único representante andaluz en la plantilla fue el gaditano David Barral y ni siquiera completó el curso, al salir en el mercado de invierno. Llegó a haber hasta veinte foráneos de diversas nacionalidades con los cambios que se dieron a mitad de campaña. Solo quedaron cuatro españoles . Fueron Lombán, Samper, Isaac Cuenca y Héctor Hernández. De los que empezaron, causaron baja Oier Olazabal, Tito, Javi Márquez, Toral, Alberto Bueno y Barral.

La búsqueda del producto nacional que se ha emprendido por parte del director deportivo, Manolo Salvador, está convenciendo más a los aficionados rojiblancos, que ya habían mostrado su hartazgo con las incorporaciones de tantos jugadores de fuera, a los que le costaba mucho más identificarse con el club y debían pasar además por una fase de aclimatación a un país distinto y a un tipo de fútbol que en la mayoría de casos no habían experimentado en ejercicios anteriores.

Para encontrar a cinco andaluces en una plantilla del Granada hay que remontarse a la temporada 2010/11, precisamente la del último paso por Segunda que acabó con ascenso a la máxima categoría. En aquella campaña estaban Lucena, Rubén Párraga, Abel Gómez y Collantes en un principio. Para la segunda vuelta se sumó el centrocampista motrileño Juande.

A lo largo de la historia han estado en mayor o menor número futbolistas andaluces en los diversos equipos rojiblancos que se han ido formando. Aún no se sabe cuántos habrá finalmente en esta próxima campaña. Sí hubo una temporada en la que hubo mayoría andaluza en la plantilla, cuando el equipo granadino se encontraba en Segunda B y que acabó con el mazazo ante el Murcia en Los Cármenes, que privó del ascenso a la categoría de plata.

En ese ejercicio de 1999/00 hubo hasta dieciséis andaluces. Con Paco Chaparro en el banquillo desde el principio, se apostó por un producto más cercano. El técnico sevillano intermedió para traer a futbolistas de la cantera bética y sevillista. Fue destituido a mitad de temporada y llegó después Felipe Mesones. Se dieron cambios, pero aún así hubo predominio andaluz. En aquella plantilla estuvieron como andaluces Notario, Garrido, Navarro, Méndez, Capi, Manolo, Ismael, Torres, Arturo, Cantos, Nandi, Cervián, Pedro Curtido, Óscar, De María y Manolo Herrero.

Adrián Castellano, al 'B'

Al margen del primer equipo, también para el Granada B se está apostando por jugadores más cercanos. El sevillano Pedro Morilla, que en unos días será oficializado por el club como el entrenador para esta próxima temporada, se ha encargado de incorporar futbolistas andaluces en su mayor parte. El último nombre que ha trascendido es el de Adrián Castellano, lateral izquierdo cordobés de 23 años, que ha jugado esta última temporada en el Celta B.

Los otros andaluces que ya están atados son los laterales derechos Paco Torres (Betis B) y Eli (Sevilla C), el lateral izquierdo Carlos Neva (Marbella), el central Fran Serrano (Córdoba B), el centrocampista José Antonio González (Córdoba B) y el extremo zurdo Víctor Morillo (Sevilla C). Los únicos que no son nacidos en Andalucía son el portero Alberto Lejárraga y el medio Nacho Buil, ambos procedentes del Navalcarnero. Hay otros fichajes ya cerrados, aunque son estos nombres los que han salido a la luz hasta el momento. De la pasada temporada solo van a seguir Jean Carlos, Migue Cobo y Caio Emerson.

Fotos

Vídeos