Granada CF

Un 'problema' central para Oltra

Chico Flores./
Chico Flores.

La irrupción de Chico Flores y la cercana vuelta de Germán abren un abanico de posibilidades atrás | De no funcionar, la defensa ha pasado a ser una línea que cada vez concede menos con hasta cinco exponentes para dos únicos puestos

Camilo Álvarez
CAMILO ÁLVAREZGranada

El primer partido de Liga dejó claro que el Granada contaba con una defensa dura y experimentada. La pareja formada por Germán y Menosse dejó muy buenas sensaciones. Mejor que el ataque. Un zaguero como el uruguayo agresivo y expeditivo y uno más ordenado aunque igual que contundente como el gaditano. Pero en Zaragoza, en la segunda jornada del presente curso, Germán se rompió el quinto metatarsiano de uno de sus dedos del pie izquierdo. Fue entonces cuando empezaron a surgir grietas por el centro de la defensa. Hasta ese momento estaba siendo una de las gratas noticias de un arranque liguero que dejaba muchas dudas. Un contratiempo inoportuno.

Oltra optó por dar la alternativa a Charlie Dean por delante de Saunier, el más joven de todos. La prueba no resultó. El Granada comenzó a tener serios problemas defensivos. La pareja que formó el británico con Menosse hizo que salieran a la luz los defectos del charrúa. Errores individuales que costaron puntos y un sistema defensivo que no funcionaba. El propio entrenador valenciano reconoce ahora, después de darle varias oportunidades a la dupla, que no se compenetraban como esperaba. No descarta que en un futuro vuelvan a jugar juntos, no se cierra ninguna puerta, pero señala que necesitará un buen trabajo de preparación previo. Tres partidos jugaron juntos, en los que se obtuvieron tres empates y la primera derrota de la temporada -en Valladolid-, además de seis goles encajados, dos por encuentro.

Fue perder en Pucela y encender las alarmas. El equipo ya no era capaz de sumar siquiera, así que Oltra buscó en su armario a ver qué soluciones encontraba. Dio con la tecla. De entre los retales escogió un central al que no había probado, quizá a modo de castigo por flirtear con 'primeras' en verano y descuidar su preparación física. Saunier era la pieza necesaria para empezar a construir un proyecto más solido empezando desde la defensa.

Llegó la primera victoria del curso. Frente al Córdoba dejó sobre el césped todas las buenas virtudes que convierten al francés en un defensa de lujo para la categoría. Buena colocación, anticipación y una salida de balón infinitamente más aseada que la de sus compañeros en el centro de la zaga.

Con el de Hyères en el campo ha conseguido el conjunto rojiblanco dejar su portería a cero dos veces y sólo ha recibido cuatro goles en otros tantos encuentros. Los números no mienten y Oltra lo sabe. Admite que Saunier «hace mejores a sus compañeros», y eso es un punto a favor que le convierte en pieza clave por el momento.

Le 'baila' todavía el central diestro. Porque hasta hace sólo cuatro días había un único dueño que lo había jugado todo: Hernán Menosse. Sin embargo, estaba dando señales de flaqueza. Su peor actuación, en Tarragona frente al Nástic, le condenó. Contra el Oviedo se quedó en el banquillo. Por detrás, tras varias semanas ultimando su puesta a punto, le adelantó Chico Flores, el último en llegar que ya está al nivel físico necesario para presentar su candidatura a indiscutible.

Su papel frente al Oviedo en su estreno como rojiblanco fue correcto. Dio muestras de lo que puede aportar pero también sumó algún fallo lógico para cualquiera que debuta, por muchos años de experiencia que acumule. Lo más positivo de su estreno fue que parece entenderse con Saunier, un aspecto muy positivo para los intereses granadinistas. Coincidencia o no, el Granada realizó el partido más completo de la campaña.

A Oltra no le gusta cambiar en exceso sus equipos. No es partidario de las rotaciones mientras físicamente anden bien sus futbolistas. Por el momento no ha podido repetir nunca alineación porque en cada jornada se le han presentado contratiempos en forma de lesiones, sanciones o convocatorias internacionales. Por primera vez podría darse esta circunstancia en Soria. Eso significaría que Chico Flores agradó y tendrá una nueva opción de mejorar en su proceso de adaptación al equipo.

En breve

Ahora que el técnico valenciano podría haber encontrado la pareja definitiva vuelve a aparecer en escena Germán Sánchez, que va agotando plazos en su recuperación y ya se le puede ver entrenando sobre el césped de la ciudad deportiva. Se lesionó el 27 de agosto y, tras ser intervenido se le dio un plazo de recuperación de entre dos y tres meses. Las cosas han ido bien y el de San Fernando puede estar de vuelta pronto, aunque aún no tiene fecha definitiva.

Cuando esto se produzca a Oltra se le acumularán los problemas. Bendito contratiempo. Habitualmente cada equipo suele confeccionar su plantilla para contar con dos jugadores por puesto. En el centro de la zaga granadinista existe un excedente. La gestión exprés de Chico Flores respondió a dos claros parámetros: Charlie aún necesita tiempo para asentarse en un equipo que aspira a lo máximo en Segunda división y Saunier tiene propensión a las lesiones musculares y no aguanta una temporada completa.

Las alternativas son amplias y variadas, con perfiles de defensas muy distintos para tener dónde elegir. Por el momento ya ha quedado patente lo que no funciona y lo que sí, pero existen aún algunas variantes que pueden mejorar aún más. Todos es cuestión de comprobar en entrenamientos y partidos qué dos futbolistas se entienden mejor. Porque al final no se trata tanto de que sean mejores o peores jugadores, sino de que se entiendan en una zona del campo muy sensible en la que la comunicación es básica para evitar errores de catastróficas consecuencias.

Fotos

Vídeos