Granada CF

«El problema con Puertas es que no está jugando en su sitio»

Puertas, ante el Lorca./A. A.
Puertas, ante el Lorca. / A. A.

Joseba Aguado, su entrenador en el 'B', augura que el probable sustituto de Machís encontrará un sitio estable en el 'once'

Rafael Lamelas
RAFAEL LAMELAS

Es práctica habitual que José Luis Oltra no desvele los cambios en su alineación en la rueda de prensa previa a los partidos. El valenciano juega al despiste, a pesar de que suele exponer las variantes que tiene sobre la mesa. Ante la baja asegurada de Darwin Machís, que está con su selección, barajó con varias de ellas, considerando la más «natural» la que acarrea que Antonio Puertas se sitúe en la banda derecha, con el cambio de Pedro al perfil izquierdo. Es el puesto que ha desempeñado el joven almeriense desde que regresó al Granada, pero no es el su demarcación fetén en opinión del que fuera su entrenador en el filial rojiblanco, Joseba Aguado.

«Es posible que le esté costando algo la adaptación tras volver al equipo pero pienso que el problema con Antonio Puertas es que no está jugando en su sitio», considera el entrenador que le dirigió en sus dos campañas en el 'B', que ahora acaba de salir del banquillo del Linares, en Tercera división. «Puertas puede jugar de mediapunta o de segundo delantero. También en la banda izquierda, pero en la derecha no lo veo tan cómodo», prolonga.

Es cierto que la temporada pasada actuó en la zona diestra en muchos partidos en la UD Almería, si bien allí tenía la continuidad de la que no ha gozado como nazarí hasta la fecha. «Cuando estás bien y con confianza, te puedes adaptar hasta al puesto de pivote. Allí se sentía un líder en ataque y formaba una gran pareja con Quique -ahora en el Osasuna-. Ambos son zurdos y se complementaban bien», analiza.

Espinosa en la zurda, dando entrada a Kunde por dentro, es otra posibilidad táctica

Aguado aprecia que la situación actual traslada una imagen equivocada de las posibilidades del futbolista. «Es un jugador muy técnico, que parece frío pero no lo es. Es un llegador y tiene mucho gol. Tiene más sangre de la que parece. Hay que estar encima de él, como con todos, pero en esta Liga tan larga, estoy seguro de que tiene mucho que decir», ahonda.

Entiende que Puertas tiene más competencia en la mediapunta y que la izquierda la tiene directamente vedada, «porque Machís es indiscutible si está». Precisamente fue el primer preparador que le colocó en el perfil zurdo y no como delantero, su rol original. «Aquello inicialmente me costó una conversación con Juan Carlos Cordero -director deportivo del Granada entonces-. Al tiempo, me dio la razón. Era desde donde podía triunfar. Sólo tiene que controlar su potencia», añade.

Volviendo a Puertas, siguió esgrimiendo elogios. «Ha madurado mucho y es muy calculador. Seguro que seguirá teniendo minutos y será importante con el tiempo. Jugar es su pasión y le va a dar mucho al Granada», concede. «Va bien de cabeza y tiene esa mezcla de calidad y eficacia que es importante a este nivel», agrega.

«Encontrar su punto»

«Esto es largo», piensa Aguado, así que apuesta con que Puertas convencerá a Oltra incluso cuando tenga a otros efectivos disponibles. «Los futbolistas tienen que encontrar su punto. Ahí está también Sergio Peña, que en la primera etapa con nosotros parecía que no iba a llegar, pero que en su vuelta empezó a mostrar lo bueno que es», destapa. El técnico recuerda que Puertas firmó buenas actuaciones ante el Sevilla Atlético en su día.

Oltra también tiene otras opciones en mente. Una de las que ha probado durante la semana beneficiaría a Pierre Kunde, al que sí le ha etiquetado como enganche. Conllevaría el desplazamiento de Espinosa a la izquierda para que el camerunés se ubicara por dentro, librando a Pedro de tener que cambiarse de costado.

Si el míster valenciano quisiera otro extremo nato, tendría que rescatar a Licá, cuya titularidad aparece como remota, pero que podría ser un revulsivo, pues su citación sí que es factible. Le conoce bien Isaac Fouto, periodista de la Cope, pie de campo en los partidos del canal Gol y buen conocedor de las evoluciones del Rayo Vallecano, club en el que estuvo el portugués. «Licá llegó al Rayo de Jémez en el verano de 2014 de la mano de Felipe Miñambres, cedido por el Oporto. No empezó teniendo la continuidad necesaria hasta que poco a poco se fue haciendo un hueco. Paco siempre lo utilizaba de extremo, aportó varias asistencias y metió algún gol, no demasiados», aborda. «Jugó más en la segunda vuelta de la Liga. Demostró mucha calidad por entonces, con desborde y rapidez», repasa sobre un integrante del plantel rojiblanco del que se ha visto poco aún.

Por último, a Oltra le queda valorar lo de Espinosa escorado y habilitar a Rey Manaj junto a Joselu.

Fotos

Vídeos