Granada CF | El partido

Una primera parte de 44 minutos y Judit Romano rompe techos de cristal

RAMÓN L. PÉREZ

La asturiana ejerció de asistente durante el partido | El colegiado Areces Franco adelantó el descanso y se vio obligado a pedir el regreso de los futbolistas

RAFAEL LAMELAS

La asturiana Judit Romano García formó parte del cuarteto arbitral que acompañó a su paisano, Víctor Areces Franco, en el partido Granada – Lugo. Romano ejerció de árbitro asistente durante el encuentro y tiene detrás una historia de superación. Ejerce en la categoría desde 2014 y tuvo que superar un cáncer, del que ya está plenamente recuperada.

No es la primera vez que una mujer ejerce este papel en un partido en la 'división de plata' y todo va en consonancia a la ruptura de esos particulares techos de cristal que afectan a la progresión de las mujeres en distintos ámbitos. Con el tiempo, esto se normalizará y quizás se llegue a situaciones como en Alemania, donde Bibiana Steinhaus ya ha ejercido de colegiada principal en partidos de la Bundesliga, la Primera división germana.

Pero la verdadera anécdota estuvo en quien dirigiá el cuarteto asturiano. Areces Franco decretó el final del primer tiempo a los 44 minutos, con todo el mundo estupefacto en el estadio. Cuando verificó su error, tuvo que mandar el regreso de los futbolistas, algunos de los cuales ya se habían ido por el túnel de vestuarios

Fotos

Vídeos