Granada CF

El primer día viene caliente

Machís protege la pelota ante Montoro ayer. /PEPE VILLOSLADA / GCF
Machís protege la pelota ante Montoro ayer. / PEPE VILLOSLADA / GCF

Oltra abronca a sus futbolistas por la falta de actitud en una sesión en la que solo se ausentó Pedro por unas molestias leves

Camilo Álvarez
CAMILO ÁLVAREZGRANADA

«No me gusta lo que estoy viendo», dijo José Luis Oltra tras interrumpir uno de los ejercicios del entrenamiento. «Tengo que acostumbrarme a hacerlo aquí y no solo en los partidos», refiriéndose al papel de los jugadores en las sesiones semanales. «Nos pagan por entrenar», prosiguió antes de añadir que «parece que vale todo por haber ganado». Eso, entre otras cosas, fue lo que el valenciano expresó enfadado después de varios minutos de trabajo. Luego, cuando solo quedaban los suplentes, volvió a llamar la atención del grupo. Al final expresó que «ahora sí estamos trabajando bien».

La intensidad del técnico valenciano en los entrenamientos no es una novedad, pero sí el tono más duro que está imprimiendo en las últimas semanas. Aunque su discurso en la sala de prensa es más suave con sus futbolistas y nunca carga contra nadie -aunque algún toque ha dado-, de puertas para adentro eleva el tono porque es consciente de que el equipo anda inmerso en un periodo clave de la temporada y no puede despistarse. El Granada, a pesar de ganar al Tenerife, sigue fuera del 'play off', una circunstancia que incomoda teniendo en cuenta que el objetivo sigue siendo el ascenso directo.

Antes de saltar al campo de entrenamiento hubo charla en las instalaciones interiores de la ciudad deportiva. Allí a buen seguro Oltra puso encima de la mesa todas las cosas que se hicieron bien frente al Tenerife, sobre todo en la primera parte, para mantener la línea, y las que no le gustaron tanto, para corregirlas de cara a un partido que se antoja trascendental frente a un rival directo en crecimiento como el Valladolid.

Luego todos menos Pedro, que se quedó realizando tratamiento fisioterapéutico por unas molestias derivadas del último partido, saltaron al campo a trabajar. Durante una hora titulares, suplentes y no convocados se ejercitaron al mismo ritmo, pero una hora después los que habían jugado de inicio contra el conjunto tinerfeño se marcharon mientras el resto siguieron trabajando durante algo más de media hora. Chico Flores lo hizo con unas «molestias agudas a nivel del tendón de Aquiles y en el soleo» de la pierna derecha, explicó el club.

Los dos últimos fichajes, Andrew Hjulsager y Salvador Agra, llegados el último día del mercado invernal, deben acortar los plazos en su proceso de adaptación para ser alternativas reales para Oltra cuanto antes. Parte con ventaja el danés, que ya ha debutado a pesar de que solo llevaba dos entrenamientos en sus piernas antes del encuentro contra el Tenerife.

Por lo poco que se vislumbró en Los Cármenes y lo que deja entrever en los entrenamientos, el extremo cedido por el Celta tiene buen trato del balón y se maneja con soltura con ambas piernas, por eso puede adaptarse sin problema a cualquiera de las dos bandas. El portugués es un futbolista más eléctrico. Con velocidad con metros para correr. Ante la poca aportación desde el banquillo de los futbolistas de banda, los dos pueden ayudar ahora a elevar el nivel. Licá se marchó y Puertas se ha quedado pero sabiendo que mucho tiene que mejorar para recuperar el terreno perdido. El equipo descansará hoy y volverá a los entrenamientos mañana con la vista puesta en el Valladolid.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos