Granada CF

Primer simulacro del Granada de Diego Martínez

Vadillo durante el entrenamiento /GCF/ Pepe Villoslada
Vadillo durante el entrenamiento / GCF/ Pepe Villoslada

El entrenamiento consistió en un partido de once contra once a campo completo. Un equipo jugó con dos puntas, el otro no

FRAN RODRÍGUEZGRANADA

El Granada de Diego Martínez va encontrándose en el césped de la ciudad deportiva. El entrenamiento de hoy, quinta sesión ya de los rojiblancos, deparó un interesante partido de once contra once a campo completo. Tras los típicos ejercicios de calentamiento, los 26 jugadores se dividieron en dos equipos, quedándose tres de campo fuera haciendo carrera y un portero entrenando con Juan Carlos Fernández. 26 jugadores porque a los 28 efectivos hay que restar al peruano Peña, que ya es oficialmente jugador del Tondela y al lesionado Rico. Hernán Menosse, que se ausentó ayer, se reincorporó al grupo.

En el partido, Diego Martínez dibujó dos esquemas distintos. Los verdes, sin peto, alinearon en un 4-2-3-1 con: Rui Silva; Quini, Germán, Héctor, Álex Martínez; Nico Aguirre, José Antonio; Jean Carlos, Fede Vico, Puertas; y arriba, Joselu. Por el otro lado, con peto azul encontramos a: Aarón; Víctor Díaz, Saunier, Pablo Vázquez, Adri Castellano; Andrés, Baena, Montoro, Vadillo; y en punta, Rodri y Juancho. Estos dibujaban un 4-4-2 con dos delanteros.

Durante el ejercicio, todo un simulacro de partido, Diego Martínez y su equipo técnico hicieron hincapié en las jugadas a balón parado, ejecutadas todas por Vadillo en el equipo azul. El exbético se mostró muy inspirado y desbordó por su banda para crear todo el daño de los azules. Por su parte, los verdes jugaban algo menos verticales, cuidando la pelota y jugando con Rui Silva cuando era necesario. El portugués destacó en el juego de pies. Sorprendió la intensidad del encuentro, aunque no hubiera ninguna entrada fuera de sitio.

Ambos equipos tenían la tarea de ejecutar una presión muy alta y buscar las bandas para atacar. Con mucha libertad se movió Vico, casi siempre ocupando el rol de enganche. Tras el primer cuarto de hora, los rojiblancos pararon para beber agua y se produjeron cuatro cambios, aunque los esquemas no variaron en ningún equipo. Alberto Martín entro por Puertas (y Aguirre pasó a banda izquierda), Menosse por Héctor, Adrián Ramos por Juancho y Javi Varas entró por Aarón.

El encuentro lo ganaron los azules (2-1), que se adelantaron con un gol de Saunier en un córner. Respondió Germán de la misma manera y Adrián Ramos anotó el segundo tras una gran asistencia de Rodri. El nuevo delantero del Granada estuvo muy incisivo en los desmarques.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos