Granada CF

El poder del dinero chino sustenta al Lorca FC

Xu Genbao saluda a un jugador de su equipo./LA VERDAD
Xu Genbao saluda a un jugador de su equipo. / LA VERDAD

Xu Genbao ha logrado conducir al club al fútbol profesional, aunque el Lorca Deportiva, que juega en Segunda B, trata de arrebatarle protagonismo

Julio Piñero
JULIO PIÑEROGranada

El Lorca FC, equipo al que se enfrentará el Granada el próximo lunes, es un club peculiar. Como similitud con los rojiblancos, cuenta también con un propietario chino, aunque en este caso de mayor edad. Xu Genbao, de 73 años, es un empresario con amplia experiencia en el mundo del fútbol a todos los niveles. Fue jugador en su día, entrenador de la selección china y técnico de casi la mitad de equipos de su país. Pero no se quedó ahí su trayectoria. Fundó en 2005 el Shanghai Dongya y más adelante recibió por su venta en torno a 26 millones de euros.

Con ese dinero se decidió a invertir en el fútbol español. Esperó su oportunidad y fue en 2015 cuando llegó a Lorca y apostó por La Hoya, un equipo modesto fundado en 2003 y que trataba de sobrevivir económicamente en Segunda B. Logró salvarlo y al año siguiente se hizo con el control accionarial total. Cambió su nombre por el de Lorca FC. A golpe de talonario apostó por una plantilla potente. No le tembló el pulso para destituir entrenadores durante la temporada y en la última fase contrató a David Vidal, que hizo acabar en el primer puesto al equipo en el grupo IV de Segunda B y después lo ascendió de forma directa a Segunda. Pese a ello, no le ofrecieron renovar.

El éxito en tan corto espacio de tiempo no se vio recompensado del todo por parte de los aficionados al fútbol en esta localidad murciana. Allí cuenta con la rivalidad del Lorca Deportiva, club en el que entró la pasada temporada Quique Pina y donde colocó a Pedro Cordero como director deportivo. Este equipo consiguió el ascenso a Segunda B. La competencia es menor este año, porque los aficionados apoyan mucho más al que compite en Segunda.

El empresario chino puso en venta el club el pasado verano, pero esa operación se frustró

El pasado verano Xu Genbao decidió poner en venta la entidad. Llegó a un principio de acuerdo con un grupo inversor, pero al final no se cerró la operación. Apareció Pina también en escena en ese periodo y desde las instituciones públicas se propuso una fusión de los dos clubes, pero el empresario chino se cerró en banda a esa idea y decidió seguir al frente del proyecto.

No tiene fijada su residencia en España. Sigue al frente de una academia de fútbol base que posee en China. Nadie duda de su capacidad económica para dar viabilidad al proyecto, pero está claro que necesita mayor empuje en el apartado social. El hecho de que una ciudad se divida de alguna forma entre dos clubes no resulta un dato positivo a la hora de atraer patrocinios.

Para intentar lograr su objetivo se rodeó de asesores deportivos. Bin Wang y Joaquín Romeu son allí sus hombres de confianza. Para el banquillo se apostó por Curro Torres, que estuvo cerca de lograr la pasada campaña el ascenso con el Valencia Mestalla. No le va bien por el momento, al estar situado el equipo en puestos de descenso después de disputarse las once primeras jornadas. Es un club que ha crecido mucho en un corto espacio de tiempo y que depende del respaldo económico de su mecenas. El alcalde de Lorca recibió al equipo antes de comenzar la competición liguera esta temporada y alabó la gestión de Genbao por la ambición demostrada hasta ahora. Estar en Segunda le ha reportado más aficionados, pero necesita dar más pasos para que no sea un proyecto efímero.

La idea esta temporada es atraer a un mayor número de seguidores y olvidarse de su vecino, que solo está una categoría por debajo. Las reglas que marca el control financiero en el fútbol profesional han conllevado que disponga del presupuesto más bajo, pese al poderío de su propietario. Lograr la permanencia le puede valer como espaldarazo. En caso de bajar, el Lorca Deportiva estaría en condiciones de arrebatarle protagonismo.

Fotos

Vídeos